Seleccionar página

10 años de recesión / Invitado: Dr. Jaime Ros

recesión economía comercio Jaime Ros

Han pasado diez años de la Gran Recesión que de acuerdo con los expertos es equiparable a la Gran Depresión de 1929


A finales del año 2008, los efectos de la crisis financiera y económica que se originó en Estados Unidos se dejaron sentir en todo el mundo. La economía de nuestro país, como el resto de las economías del planeta, sufrió una significativa contracción.

De acuerdo con el economista Jaime Ros, “la recesión de 2009 en México fue la de mayor profundidad en el contexto latinoamericano”. Al respecto, cifras del Inegi informaron que de enero a marzo de 2009, el PIB a precios corrientes, se ubicó en 11.196 billones de pesos, lo que significó una caída de 3.3% a tasa anual, como resultado de la contracción de 8.2% del PIB real en dicho periodo.

El comercio exterior también se contrajo, pues en los primeros cuatro meses de 2009 el valor total de las exportaciones de mercancías se registró en 67 mil 480 millones de dólares, lo que implicó un decremento de 30.5% a tasa anual. En tanto, el valor total de las importaciones fue de 69 mil 161 millones de dólares, lo que se tradujo en una disminución de 30.7% a tasa anual.

Así, aunque hubo una recuperación importante en 2010, la economía mexicana “se instaló nuevamente en la trayectoria de lento crecimiento que la caracteriza desde hace ya más de 30 años”.

En efecto, tan solo entre 2010 y 2015, la tasa de crecimiento económico en nuestro país, mantuvo un promedio de 2.8% al año, con una tendencia a la desaceleración; en 2017 la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto de México pasó de 2.9% registrado en 2016 a 2%, el valor más bajo de los últimos cuatro años.

A diez años de la Gran Recesión, México sigue requiriendo con urgencia recuperar un crecimiento económico más dinámico y a largo plazo.

Al respecto, Jaime Ros asegura que los componentes necesarios para ello están puestos y que para lograrlo se requiere “la recuperación de las políticas macroeconómicas que vayan más allá de preservar una baja inflación baja y la orientación de la política económica hacia el combate simultáneo del estancamiento y la desigualdad a través de la priorización de las inversiones en infraestructura en las regiones más rezagadas del país, la realización de una reforma fiscal redistributiva que relaje las actuales restricciones fiscales y promueva el bienestar de los estratos más pobres de la población, y una política de recuperación de los salarios reales”.

Mira el programa en: 

Jaime Ros economia recesión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...