Seleccionar página

El abuso y el maltrato a los adultos mayores es un problema de salud pública y social: CNDH

El abuso y el maltrato a los adultos mayores es un problema de salud pública y social: CNDH

El abuso y el maltrato a los adultos mayores es un problema de salud pública y social que disminuye la calidad de vida y socaba la dignidad de las víctimas. Así lo consignó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) mediante un comunicado de prensa.

En México hay 12.96 millones de personas mayores, mismas que se encuentran expuestas a que sus derechos fundamentales sean vulnerados derivado del abuso y el maltrato.

Este número de personas representan el 10.5% de la población mexicana, los cales enfrentan obstáculos para acceder a los mercados laborales, financieros, de bienes y servicios, así como para integrarse a los cambios de las estructuras familiares.

Delitos que no se ven: el abuso y el maltrato a los adultos mayores no se denuncia

Asimismo, el organismo defensor de los derechos humanos consignó que el abuso y el maltrato a los adultos mayores son delitos que no se denuncian debido a diversos factores como el vínculo que existe entre la víctima y el agresor, la dependencia económica y física y por la falta de acceso a la justicia.

Cifras de la propia CNDH refieren que, entre enero de 2014 y febrero de 2016 se registraron 34 mil 200 denuncias relacionadas con delitos contra personas mayores:

  • En más de la mitad de estos casos (el 57%) la carpeta de investigación se inició por delitos patrimoniales.
  • El 16% por violencia familiar.
  • Otro 8% por lesiones.
  • El 5% por amenazas.
  • El 4% por homicidios.

Además, también se presentaron casos de violencia sexual, privación ilegal de la libertad, abandono, trata de personas, discriminación y explotación y omisión de cuidados.

El enemigo en casa

Para la CNDH, la mayor parte de los agresores forman parte del círculo más cercano de las personas mayores, por ejemplo, los hijos, nietos, el o la cónyuge, cuidadores, entre otros.

De ahí que este organismo nacional enfatice la necesidad de que se profesionalice y se fortalezca la supervisión de los centros de asistencia social, de los albergues públicos y privados a fin de que se garantice la seguridad de los usuarios.

También se destacó que las personas adultas mayores que son miembros de la comunidad LBGTTTI enfrentan fuertes prejuicios y estigmas que se encuentran indebidamente asociados a su edad: se trata de personas que durante toda su vida fueron objeto discriminación, por lo que durante su vejez, enfrentan un alto riesgo de exclusión social, de violencia, pobreza, enfermedades crónicas, e incluso, se enfrentan también a la muerte prematura.

Sin marco internacional para la defensa de los derechos de los adultos mayores

En el mismo comunicado de prensa, la CNDH señaló que México no ha adoptado la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos de las Personas Mayores, por lo cual, este organismo reiteró la urgencia de que se firme y se ratifique.

Si se adoptan las medidas que señala esta Convención, México estaría obligado a armonizar todas las normas vigentes con su contenido, y también a adoptar las medidas necesarias que garanticen su complimiento, incluidos los requerimientos presupuestarios que estas acciones requieran.

1 comentario

  1. AVELINO HERNÁNDEZ CORICHI

    MUY INTERESANTE Y URGENTE DE ATENDER

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...