Seleccionar página

Aumenta la pobreza en América Latina: Cepal

Aumenta la pobreza en América Latina: Cepal

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) dio a conocer su informe Panorama Social de América Latina 2019. Este documento contiene sus nuevas estimaciones de pobreza monetaria, gasto social y desigualdad de ingresos para los países de la región.


En la edición de este año, Cepal incluye también un análisis sobre el fenómeno migratorio, debido a su importante y enorme impacto político y social. Entre los principales resultados, destaca que desde el año 2015 se ha registrado un incremento en el promedio de pobreza regional. 

Así, durante 2018, hubo 185 millones de habitantes de la región que vivían bajo el umbral de la pobreza. De ellos, 66 millones de personas vivían en pobreza extrema. Y el panorama para 2019 es desalentador: en este año, el número de personas en pobreza habrá aumentado a 191 millones, de los cuales. De esta cantidad, 72 millones estarían en pobreza extrema.

Pobreza y desigualdad, desafíos centrales

En este contexto, Cepal postula que “la erradicación de la pobreza y de la pobreza extrema y la reducción de la desigualdad en todas sus dimensiones continúan siendo desafíos centrales para los países de América Latina y uno de los principales nudos críticos que enfrenta la región para avanzar hacia el desarrollo sostenible”. 

“Esto es muy preocupante y enciende fuertes señales de alerta, en especial en un contexto regional de bajo crecimiento económico, crecientes desafíos vinculados a los desastres cada vez más frecuentes y la emergencia climática, aumento y mayor complejidad de la migración, profundas transformaciones demográficas (envejecimiento de la población y feminización de ese envejecimiento) y transformaciones en el mercado de trabajo”.

Los datos de la pobreza

Y, aunque los sectores de ingresos medios han crecido, siguen siendo sumamente vulnerables. Estos son algunos de los puntos clave que contiene al respecto el documento: 

  • El 76.8% de la población de América Latina pertenece a estratos de ingresos bajos o medios-bajos. 
  • La población de ingresos altos pasó de 2.2% a 3% entre 2002 y 2017.
  • Del total de la población adulta perteneciente a los estratos de ingresos medios, más de la mitad no había completado la enseñanza secundaria en 2017.
  • El 36.6% de la población de ingresos medios labora en ocupaciones con alto riesgo de informalidad y precariedad (trabajadores por cuenta propia no profesionales, asalariados no profesionales en la microempresa y en el servicio doméstico).
  • Para 2017, únicamente la mitad de las personas económicamente activas estaba afiliada o cotizaba en un sistema de pensiones. 
  • En la población de ingresos medios, el perceptor principal de ingresos laborales percibe en promedio 664 dólares mensuales.
  • Asimismo, en los estratos bajos, el ingreso promedio es de 256 dólares.

CONSULTA EL DOCUMENTO COMPLETO AQUÍ

Te puede interesar también: «HAMBRE, POBREZA Y VIOLENCIA, UNA PELIGROSA COMBINACIÓN»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...