Seleccionar página

Boicotear a las empresas «malas»

por Redacción CCS/ Ibercampus

 En una conferencia dada en la Complutense de Madrid, el economista Jeffrey Sachs invitó a las universidades y empresas españolas a respaldar la Agenda 2030 de la ONU para el desarrollo sostenible (plasmada en esos objetivos a 15 años) investigando soluciones para los problemas que afronta. 


Abogó por “soluciones integrales” las tensiones derivadas de las crisis y problemas actuales, como la desigualdad, el cambio climático y el desempleo.

El economista Jeffrey Sachs, director de la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN, en sus siglas en inglés) y asesor del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, impartió en directo desde la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid la conferencia La Agenda 2030 y la Universidad, sobre los desafíos globales para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible. “Los ODS pueden ser la respuesta, pues promueven que el crecimiento económico sea justo, inclusivo y compatible con el medio ambiente”, dijo.

Sachs dijo que “los Objetivos de Desarrollo Sostenible son el viaje a la luna de nuestra generación”, tras recordar la anécdota con la que presenta los cursos masivos a distancia (MOODs) de la ONU sobre esos objetivos: en 1961, cuando el presidente estadounidense John F. Kennedy daba un discurso para explicar por qué se debía asumir el riesgo de ir a la luna, advertía que sería difícil y caro, por lo que debían estar dispuestos a pagar lo que buscaban. “Ocho años después, se consiguió”.  Ahora hay 15 años desde que se aprobaron los ODS en 2015 para erradicar la pobreza extrema y el hambre, universalizar la educación de calidad, completar la transición a energías limpias, reducir la desigualdad o acabar con la brecha de género.

Su apelación a las universidades la explicó en que “si esperamos a que un Gobierno sea el que resuelva los problemas, mal vamos” y en que tampoco se debe esperar a que las grandes corporaciones lideren el cambio de rumbo hacia la “prosperidad y mayor felicidad para todos” antes de acabar por destruir el planeta. Es necesaria una economía inteligente baja en emisiones de carbono, justa por luchar contra la desigualdad, y sostenible de la biodiversidad”, ha detallado.

Tras recordar que los anteriores objetivos de los años noventa hasta el 2015 Objetivos del Milenio lograron grandes avances en la lucha contra la pobreza extrema y el hambre, dijo que aún hoy la comunidad internacional padece parte de esas lacras, a las que ha añadido otras muy urgentes: frenar el cambio climático y preservar el medio ambiente. “Llevamos tres años con los mayores niveles de temperatura, según los registros que tenemos desde el siglo XIX. Y esto no es más que una primicia de lo que puede ocurrir. La otra crisis es que la humanidad, al alcanzar los 7.500 millones de habitantes y siendo tan productiva, está amenazando al resto de la biosfera. Una especie, la humana, se está apropiando de la mitad del planeta. El resto no encuentra donde vivir, les estamos empujando a la extinción”, afirmó.

Sachs criticó a Trump como el presidente más inestable y de discurso pesimista, derrotista, egoísta y peligroso. “Tiene malas ideas y está rodeado de mentirosos. Es un problema, pero no creo que llegue muy lejos, porque sus ideas no son las de la mayoría. Es un demagogo que tiene poder, pero no el apoyo público”. Agregó que el progreso del mundo no depende solo de Estados Unidos. China e India, cada uno con 1.400 millones de habitantes, están creciendo y realizando grandes progresos tecnológicos, además de tener otras ideas, alineadas con los ODS 2030, más fuertes que los discursos del odio y las presiones de las empresas malas. Pero hace falta que todo el mundo los conozca y reivindique.

Por ello, propuso crear una lista de compañías dañinas para la humanidad y el medio ambiente y boicotearlas., no comprar sus productos. Y también explicar desde ahora a todo el mundo los ODS para que se puedan cumplir con ese apoyo ciudadano.

Texto publicado con autorización del Centro de Colaboraciones Solidarias.

Texto publicado con autorización del Centro de Colaboraciones Solidarias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...