Seleccionar página

Censos económicos: información fundamental para la toma de decisiones

por Arturo Blancas / Susana Pérez

Cintillo-01

Desde 1930 los Censos Económicos de México constituyen la fuente de información económica básica más completa y detallada del país. La información que generan es necesaria para la toma de decisiones, el análisis y la investigación, tanto en el sector público como en el privado y el académico


Así pues, sus resultados hacen posible la planeación, elaboración y evaluación de políticas orientadas a la promoción de la competitividad, la productividad y el empleo, toda vez que los investigadores y estudiosos de la economía del país tienen en los datos censales un insumo invaluable para observar la estructura económica nacional.

Cabe destacar que los Censos Económicos, asimismo, brindan múltiples elementos para la toma de decisiones que contribuyen a fortalecer la productividad tanto de las empresas ya constituidas como las de los nuevos emprendedores.

2-1

Estos censos se realizan cada cinco años y son un pilar fundamental del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica (SNIEG). Su objetivo es obtener información estadística básica, referida a un año específico, sobre todos los establecimientos productores de bienes, comercializadores de mercancías y prestadores de servicios, para generar indicadores económicos de México a un gran nivel de detalle geográfico, sectorial y temático. Cubren la totalidad del territorio nacional y recaban información de los establecimientos y empresas de todos los sectores económicos, excepto de las unidades de producción del sector agropecuario y forestal, en virtud de que éstas son cubiertas por los Censos Agropecuarios.

Los Censos Económicos 2014, cuya información está referida a 2013, se levantaron del 4 de febrero al 31 de julio de 2014, proporcionaron los primeros resultados en diciembre del año pasado y sus resultados definitivos se publicaron el pasado 28 de julio de 2015, a un año de haber concluido el levantamiento censal, lo que posiciona a México como uno de los países con mayor oportunidad en la materia.

La unidad de observación básica en los Censos Económicos es el establecimiento, esto es, sólo se incluyen unidades económicas fijas o semifijas; no se consideran, por tanto, carritos o vendedores ambulantes, ni tampoco puestos que diariamente son armados y desarmados, dado que no están sujetos permanentemente al suelo.

La empresa es otra unidad de observación fundamental que se emplea con el fin de dar cuenta de la actividad de todos los establecimientos (matriz, sucursales, etcétera) que pertenecen a una misma razón social y que están dispersos en una región, en una entidad federativa o por todo el territorio nacional.

Los Censos Económicos obtienen los datos de identificación y ubicación de los establecimientos; el tipo de organización; el año en que iniciaron operaciones –con lo que se puede conocer la edad de los establecimientos–; el personal ocupado por categorías y por sexo; las remuneraciones pagadas al personal ocupado (salarios, sueldos, prestaciones y utilidades repartidas); los gastos; los ingresos; la producción; los inventarios; los activos fijos; las tecnologías de la información y comunicaciones; el acceso al financiamiento; entre muchas otras variables económicas.

2-2

En este sentido, los resultados censales pueden emplearse en investigaciones y en estudios demográficos para analizar la estructura, evolución y características generales de una o más poblaciones determinadas. Así, por ejemplo, al ser factible compararlos con la población total proyectada (I) para los años coincidentes con los Censos Económicos 2004, 2009 y 2014, es posible conocer y comparar las tasas de crecimiento poblacionales y las tasas de crecimiento del personal ocupado en establecimientos, así como el porcentaje que representan las personas ocupadas en establecimientos respecto a la población total, entre otras posibilidades de análisis.

Tasa de crecimiento de la población y del personal ocupado

El ritmo de crecimiento de las personas ocupadas en los establecimientos y las empresas, a nivel nacional, ha tenido un comportamiento similar al incremento de la población total de nuestro país en los últimos cinco años, pues mientras que la población aumentó a una tasa media anual del 1.2%, el incremento en el número de personas ocupadas fue de 1.3%. Sin embargo, este crecimiento no fue uniforme por sexo, ya que mientras el crecimiento de hombres y de mujeres en la población total fue el mismo, en el personal ocupado se observa un aumento extraordinario de las mujeres: 2% anual durante el último quinquenio.

Si observamos las cifras de las entidades federativas, el crecimiento entre la población y el personal ocupado no siempre es homogéneo, puesto que, en estados como Coahuila, Querétaro y Baja California, se ha incrementado el personal ocupado en más de tres puntos porcentuales, mientras que la población aumenta entre uno y dos por ciento.

2-T1

Por el contrario, existen estados como Baja California Sur en donde el ritmo de crecimiento de la población es superior en 2.1% al crecimiento del personal ocupado, lo que se traduce en menos empleos en establecimientos y empresas para la población.

Población que trabaja en establecimientos y empresas

La información censal constituye una ventana a través de la cual se pueden visualizar ciertos aspectos sobre la articulación del empleo en las actividades económicas, lo que, en combinación con la información disponible de otras fuentes, fortalece el diagnóstico de la situación que prevalece en el país sobre este tema.

Los Censos Económicos 2014 dan cuenta de que en nuestro país existen 5,654,014 establecimientos y que en ellos trabajan 29,624,421 personas. Por otra parte, el total de población proyectada para el año 2014 es de 119.7 millones.

2-T2

Si comparamos los datos de ambas fuentes, en el año 2014 el 24.8% de la población trabajó en algún establecimiento o empresa, lo que refleja un ligero crecimiento con respecto al año 2009 (dos décimas de punto porcentual). Ahora bien, si hacemos la misma comparación por sexo, el 28.5% de la población de hombres y el 21% de la población de mujeres trabajó en un establecimiento o empresa.

En el Distrito Federal, las personas ocupadas en establecimientos y empresas representan 48% de la población total: 56.9% de los hombres y 39.8% de las mujeres. Le siguen, por su importancia en la ocupación de la población en actividades económicas objeto de los Censos Económicos 2014, los estados de Nuevo León y Campeche, con 32.8 y 32.2%, respectivamente.

Situación opuesta a la que se observa en el estado de Chiapas, en donde, durante el año 2014, solamente el 16.5% de la población se ocupa en establecimientos y empresas.

2-3

El tamaño de los establecimientos

Existen muy diversas formas y criterios para catalogar el tamaño de los establecimientos, por ejemplo, con base en el monto de sus ventas, de sus ingresos, de sus gastos o el valor de sus activos fijos; sin embargo, el criterio más aceptado es medir las unidades económicas por el número de personas que éstas ocupan.

2-T3

Aun cuando en nuestro país existen establecimientos de gran tamaño en las industrias manufactureras, la construcción, el sector eléctrico, los transportes y en la minería, la prevalencia de los micronegocios en el comercio y en los servicios los lleva a reportar un promedio de cinco personas ocupadas por establecimiento.

Desde 2004 cada establecimiento en promedio ocupa a cinco personas, aunque los resultados por entidad federativa muestran una amplia variación, que va, según los resultados de 2014, desde las 10 personas por unidad económica –en Nuevo León– o las nueve personas en promedio –en el Distrito Federal–, hasta un promedio estatal de cuatro personas, como se observa en Chiapas, Guerrero, Hidalgo, México, Michoacán, Puebla, Tlaxcala y Veracruz, y tres personas, en el caso de Oaxaca.

Los hombres y las mujeres

Otro tema relevante derivado de los Censos Económicos es el referente a las estadísticas por sexo, ya que si bien el objetivo de los Censos Económicos 2014 no pretende de manera específica conocer las características sociodemográficas de quienes laboran en las unidades económicas, se considera de mucha importancia obtener información del personal ocupado y su desagregación por sexo.

2-G1

Los resultados del censo del año 2014 muestran que la mano de obra femenina se lleva a cabo principalmente en los servicios financieros, en el comercio y en los servicios privados no financieros, con mayor participación en los establecimientos micro, esto es, en aquellos que ocupan a 10 personas o menos.

Por entidad federativa, los estados con mayor participación en la mano de obra masculina son Nuevo León (62.3%); Campeche (61.7%); y Chiapas (61.7%); mientras que Tlaxcala (49.2%); Guerrero (49.0%); Oaxaca (48.1%); Morelos (47.5%); y Michoacán (47%) obtienen las mayores participaciones de mujeres en el ámbito laboral.

Los resultados de los Censos Económicos 2014 pueden consultarse en el sitio del INEGI en internet en http://www.inegi.org.mx/est/contenidos/proyectos/ce/ce2014/default.aspx.

Nota:

I. CONAPO, “Datos de proyecciones”. Secretaría de Gobernación, 2015. Recuperado de http://www.conapo.gob.mx/es/CONAPO/Proyecciones_Datos

Arturo Blancas
Director General de Estadísticas Económicas del INEGI. Es actuario por la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), misma institución en la que cursó estudios de posgrado en Planeación y en Estadística e Investigación de Operaciones.

Susana Pérez
Directora General Adjunta de Censos Económicos y Agropecuarios. INEGI. En la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) estudió la licenciatura en Actuaria y dos años de la maestría en Estadística e Investigación de Operaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...