Seleccionar página

Crecimiento económico podría ser inferior al 1%: BANXICO

Crecimiento económico podría ser inferior al 1%: BANXICO

En el Informe Trimestral enero – marzo de 2019 el Banco de México (BANXICO) revisó a la baja las previsiones de crecimiento económico para 2019.

Por Jonathan Rubio

Mientras que en el último informe (el Informe Trimestral octubre – diciembre de 2018) el banco central pronosticó que durante 2019 México crecería entre 1.1 y 2.1%, en el informe más reciente se ajustaron estas previsiones a un rango de entre 0.8 y 1.8 por ciento.

En cuanto a la previsión de crecimiento para 2020, se mantuvo el pronóstico de crecimiento que se había establecido en informe anterior, el cual se espera que se ubique entre 1.7 y 2.7 por ciento.

También fueron ajustadas al alza las perspectivas de inflación, por lo que se prevé que el incremento en el nivel de precios se ubicará por arriba de la meta de 3% de BANXICO. Se espera que para el cuarto trimestre de 2019 la inflación se llegue a 3.7%, estimado superior al de 3.4% que se publicó en el informe anterior.

Las razones del poco crecimiento económico

Este ajuste está motivado principalmente por la contracción de 0.2% que sufrió el PIB mexicano durante el primer trimestre de 2019, comparado con el último trimestre de 2018.

De acuerdo con el Banco de México, el desempeño de la economía durante los primeros tres meses de 2019 fue menor a lo previsto, y estuvo motivado por factores que tienen un carácter transitorio internos e internacionales.

Entre los factores internacionales se encuentra la guerra comercial entre Estados Unidos y China que implica la persistencia de tensiones comerciales y bloqueos regionales, situación está relacionada con la desaceleración que tuvieron las exportaciones manufactureras de México. Adicionalmente, diversos organismos internacionales han ajustado a la baja las perspectivas de crecimiento del PIB mundial.

Entre los factores internos, BANXICO reconoció el débil desempeño de la inversión y la pérdida del dinamismo del consumo privado: se observó una debilidad en el consumo de bienes y una desaceleración en el consumo de servicios, este último, debilitado por factores temporales como la escasez de gasolina provocada por la estrategia que en meses pasados el gobierno federal implementó contra el robo de combustible, los bloqueos a las vías férreas en Michoacán, así como los conflictos laborales en Matamoros.

Si bien se estima que durante los próximos trimestres se recupere el crecimiento económico por el fortalecimiento de la demanda interna, se prevé que la demanda de bienes mexicanos desde el exterior pierda dinamismo por el mencionado crecimiento mundial bajo y especialmente, porque los pronósticos para el crecimiento industrial de Estados Unidos fueron ajustados a la baja por medio punto porcentual comparado con el reporte anterior de BNXICO, por lo que para este 2019 se espera que esta última variable crezca 2.8 por ciento.

Riesgos para el crecimiento

Existen múltiples riesgos para el crecimiento económico que de materializarse podrían afectar seriamente. Esta serie de riesgos están relacionados con el ambiente político, la situación al interior del país, así como por factores internacionales.

Las tensiones comerciales que se han generado en el entorno internacional y las medidas proteccionistas generan incertidumbre sobre la posibilidad de que etas disputas se agudicen y de que se generen otras además de las que ya existen entre Estados Unidos y China. Este ambiente también abre la posibilidad de que se generen episodios de volatilidad en los mercados financieros.

Otra situación del contexto internacional que afecta directamente a México es que se pueda retrasar la ratificación, y con ello la implementación del TMEC, lo cual generaría incertidumbre y podrí afectar la inversión.

En cuanto a los factores internos, se encuentra la situación financiera de PEMEX, sin embargo, resultan más relevantes los relacionados con la gobernanza. El Banco de México también consulta a expertos en economía y a representantes de empresas para que emitan su opinión sobre los factores que podrían representar un obstáculo para el crecimiento económico durante los próximos meses.

De acuerdo con ello, los encuestados consideraron que las situaciones relacionadas con la gobernanza podrían ser el principal obstáculo para el crecimiento nacional.

La posibilidad de que se deteriore el ambiente político al interior del país genera incertidumbre, derivado de que esta situación se relaciona con la pérdida de dinamismo en la inversión que se ha observado en lo que va de 2019: esto se traduce en que las empresas aplacen o suspendan sus planes de inversión y que los consumidores eviten gastar, esto último como una medida precautoria.

Dentro de los problemas de gobernanza, además de la incertidumbre política, el factor que más preocupó a los especialistas en economía y a los representantes de las empresas, es la inseguridad. Adicionalmente, también mencionaron que los incremento en el nivel de precios también podría obstaculizar el crecimiento económico.

¿Qué implica crecer menos?

En línea con la contracción de que registró la economía mexicana durante el primer trimestre de 2019, el ajuste a las perspectivas de crecimiento que ello implicó y la pérdida en el dinamismo en número de puestos de trabajo registrados en el IMSS, han generado que también se espere el registro de menos puestos en este Instituto.

De acuerdo con el último informe de Banxico, el número de puestos de trabajo que se prevé que se registren en el IMSS durante 2019 también se redujo: se esperaba el registro de entre 620 y 720 mil nuevos puestos en el informe anterior.

Con los últimos ajustes, esta expectativa se redujo a un rango de entre 530 y 630 mil nuevos registros, una revisión a la baja que podría implicar cerca de 100 mil nuevos puestos de trabajo menos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...