Seleccionar página

México hoy: Cuauhtémoc Cárdenas

México enfrenta problemas de enorme calado y una profunda crisis en diversos ámbitos de la vida nacional. Muchas agendas son urgentes, y con el paso del tiempo, ante la inacción e ineficacia de los gobiernos, en todos sus órdenes y niveles, se complejizan y adquieren dimensiones mayores. En este contexto, el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas expone en México Social su visión y perspectivas sobre la realidad nacional.

En efecto, a los graves problemas nacionales se añade el déficit de estatalidad que priva en el país, es decir, la incapacidad sistémica del Estado para cumplir con el mandato que le da la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Las cifras son contundentes, más de 53 millones de personas viviendo en pobreza; 32.9 millones con vulnerabilidad por carencias sociales; 1.9 millones sin empleo y otros 30.6 millones laborando en la informalidad; todo ello en un contexto en el que el avance de la violencia es inédito con poco más de 33 mil homicidios dolosos en 2018 (15% más que los registrados en 2017) y en el que el crecimiento de la economía muestra un desempeño mediocre desde hace al menos 30 años.

Frente a este panorama, el actual gobierno federal de México ha propuesto una serie de cambios en el modelo de desarrollo implantado en nuestro país desde hace varias décadas, ofreciendo acabar con la corrupción y la impunidad que han corroído a nuestras instituciones y conducir al país hacia lo que se ha denominado como la Cuarta Transformación.

Lo anterior implicaría refundar al Estado mexicano, y eso significa no sólo acabar con la corrupción, sino construir un auténtico Estado democrático de derecho.

Nuestro país requiere de respuestas inmediatas para encontrar soluciones en el corto plazo, pero también de transformaciones estructurales.

Por ello, si algo debe impulsar con urgencia el nuevo gobierno, es nueva fiscalidad que no puede darse sin una profunda reforma hacendaria y una reforma fiscal integral.

Asimismo, la consolidación democrática de nuestro país requiere también la democratización de todas las estructuras de la administración pública, flexibilizar los procesos de toma de decisiones, y garantizar que en el ejercicio del gobierno, la participación ciudadana sea un elemento central.

De fallar en el intento, las condiciones de vida de la población mexicana seguirán siendo insuficientes y la prosperidad generalizada y la justicia distributiva proyectos de nación inacabados y siempre pospuestos.

¿Cuál es el diagnóstico del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas ante la nueva realidad nacional?

Programa_10


Ve también el programa: 100 propuestas para el Plan Nacional de Desarrollo, con Rolando Cordera y Enrique Provencio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...