Seleccionar página

Desarrollo y bienestar durante la primera infancia

por Laura Vargas

Cintillo PI-01

La infancia es la etapa más importante del desarrollo de los seres humanos. Estudios recientes en psicología, neurociencia y economía confirman que la formación en los primeros años de vida es determinante para el desarrollo futuro de los niños. Diversas investigaciones realizadas en las últimas décadas han revelado la centralidad que tiene la estimulación temprana y oportuna en los niños para su desarrollo físico, social, afectivo, emocional e intelectual.


La evidencia señala que las niñas y los niños que pasen su primera infancia en un entorno menos estimulante, emocional y físicamente, verán afectado su desarrollo cerebral y sufrirán retrasos cognitivos, sociales y de comportamiento. Por lo tanto, se vuelve imprescindible la inversión en políticas públicas para la primera infancia, a fin de asegurar la protección y los elementos necesarios desde el nacimiento para lograr un buen desarrollo.

La inversión durante los primeros años de vida tiene un mayor retorno económico que intervenir en etapas de mayor adultez (I). El retorno de la inversión representa para la niñez mejores oportunidades profesionales, sociales y emocionales que podrán verse reflejadas en la sociedad y en su productividad.

El interés superior del niño que promueve la Convención sobre los Derechos del Niño es un principio de relevancia universal, que se aplica a todas las medidas que afecten a los niños e impera medidas activas, tanto para proteger sus derechos y promover su supervivencia, crecimiento y bienestar, al momento que exige que las niñas y los niños sean considerados miembros activos de las familias, comunidades y sociedades, con sus propias inquietudes, intereses y puntos de vista.

Estableciendo la importancia de la familia en la atención del niño pequeño, surge otro tema esencial: los fundamentos y la compatibilidad entre la atención de la familia y la labor que desempeñan diferentes agentes extrafamiliares y la participación de las instituciones. De ahí que es importante destacar que el cuidado y la educación de calidad que realice la familia en esta etapa es insustituible. La misma Convención establece la necesidad de apoyar y asistir a los padres y a otras personas que tengan la responsabilidad cotidiana del ejercicio de los derechos del niño (II).

Cualquier programa de atención integral para la primera infancia debe estar sustentado por fundamentos teóricos y empíricos con una clara orientación al desarrollo integral, social, psico-biológico y educativo dirigidos al fortalecimiento de habilidades y preparación para su educación básica.

En México, para dar respuesta a una población de 12,693,101 niñas y niños menores de 5 años de edad (INEGI 2010) se han diseñado esquemas y modelos para la atención a la primera infancia, en las instituciones que trabajamos a favor del desarrollo y la educación de los niños en nuestro país. Cabe subrayar que, tanto el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF Nacional) como todas las demás instituciones debemos cumplir, en primer lugar, con lo que señala la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y el Plan Nacional de Desarrollo (2013-2018).

p.8

El quehacer del DIF Nacional tiene como una prioridad la protección de la infancia, sobre todo la de niñas y niños que integran familias en situación de vulnerabilidad ya que son quienes enfrentan mayores desafíos y no sólo tiene un impacto económico, sino que también promueven adversidades en su desarrollo.

Es por ello que, en el marco de sus atribuciones, promueve acciones y presta diversos servicios de atención a la primera infancia, entre los que cabe destacar:

> La implementación de estrategias que permiten a la niñez y a sus familias mejorar las condiciones en las que se desarrollan, ofreciendo servicios bajo un programa integral que proporciona cuidado, atención en salud, nutrición, educación y prevención de riesgos psicosociales.

> Es importante señalar la labor que realizan los Centros Asistenciales de Desarrollo Infantil (CADI) y Centros de Asistencia Infantil Comunitarios (CAIC) del Sistema Nacional para el Desa-rrollo Integral de la Familia (DIF Nacional). Su programa educativo asistencial tiene como finalidad proporcionar una atención integral e integrada a las niñas y los niños menores de seis años en situación de vulnerabilidad mediante acciones educativas que desarrollen las competencias básicas para la convivencia, familiar y personal, así como brindar asistencia social para facilitar la construcción de un Estado de bienestar de los infantes, sus familias y la comunidad donde viven. También se busca propiciar una transformación de las relaciones entre padre, madre e hijos en el entorno familiar con la finalidad de fortalecer las competencias para la convivencia.

> En el mismo sentido, aplicamos una metodología y herramientas para el fomento de la Cultura del Buen Trato en las Familias, a fin de prevenir las conductas de riesgo asociadas a la violencia familiar, social y los malos tratos a la infancia y adolescencia. El Buen Trato se refiere a prácticas, relaciones de amor y respeto que se tienen consigo mismo y con los demás integrantes de la familia, para ser niñas y niños más felices y creativos, lo que contribuye a su bienestar y mejor desarrollo, trayendo consigo una mejor relación con los demás.

> Asimismo, se implementan programas con esquemas de calidad nutricia y acciones de orientación para promover una correcta alimentación, en los que se prevé específicamente la atención a menores de cinco años en riesgo no escolarizados.

> Con el Subprograma de apoyo a familias con menores de seis años, para contribuir a su acceso a la alimen-tación se mejoran las condiciones de vida de la población en situación de marginación mediante la formación de grupos de desarrollo que implementan proyectos comunitarios, la mejora de espacios alimentarios y el apoyo en especie que actualmente beneficia a cerca de 60,000 familias en el país.

> En un marco de coordinación interinstitucional, el 16 de mayo de 2013 fue instalado el Consejo Nacional de Prestación de Servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral Infantil, que tiene como objetivo primordial velar por el cumplimiento de la “Ley General de Prestación de Servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral Infantil” (LGPSACDII), publicada el 24 de octubre de 2011. Es una instancia normativa, de consulta y coordinación, que tiene por objeto promover mecanismos interinstitucionales que permitan establecer políticas públicas y estrategias de atención en los lugares destinados al cuidado infantil, comúnmente conocidas como guarderías.

p.9

De acuerdo con el artículo 29 de la Ley en cita, el Consejo cuenta con una Secretaría Técnica y atendiendo al artículo 24 del Reglamento de la propia Ley, está a cargo del servidor público del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia designado por su Titular.

Dichos ordenamientos también disponen que el DIF Nacional es la instancia encargada de operar, mantener y actualizar el Registro Nacional (RENCAI), que es el catálogo público de los Centros de Atención Infantil, bajo cualquier modalidad y tipo que operan en el territorio nacional, entre sus objetivos se encuentran:

• Identificar a los prestadores de servicios para la atención, cuidado y desarrollo integral infantil en cualquiera de sus Modalidades y Tipos, así como mantener actualizada la información que lo conforma.

• Contar con un control estadístico que contribuya a la definición de políticas públicas.

• Facilitar la supervisión de los Centros de Atención Infantil

Los estados y el Distrito Federal son los responsables de alimentar dicha base de datos.

Para finalizar, y con el objeto de fortalecer el marco jurídico que garantice y proteja el ejercicio de los derechos de la infancia de nuestro país, de acuerdo con lo dispuesto en la Convención sobre los Derechos del Niño y la normativa jurídica internacional aplicable, hemos participado en la elaboración de una Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, que significa la contribución del Estado Mexicano para propiciar un mejor entorno para la infancia desde su primera etapa.

Notas:

I. Carneiro y Heckman, Universidad de Chile (2010) Encuesta Longitudinal de la Primera Infancia: aspectos metodológicos y Primeros Resultados, Departamento de Economía, Santiago, Chile.

II. Observación General No. 7, Realización de los Derechos del Niño en la Primera Infancia. CRC/C/ GC/7. Comité de los Derechos del Niño.

Referencias:

I. Carneiro y Heckman, Universidad de Chile (2010) Encuesta Longitudinal de la Primera Infancia: aspectos metodológicos y Primeros Resultados, Departamento de Economía, Santiago, Chile

II. Fujimoto Gómez, G., & Peralta Espinoza, M. V. (Julio de 1998). http://www.saludcapital.gov.co/DSP/Anlisis%20de%20Condiciones%20y%20Calidad%20de%20Vida/Atenci%C3%B3n%20a%20la%20Primera%20Infancia/atencion_primera_infancia.pdf.

III. IIN. Lineamientos para la implementación y gestión de políticas públicas de protección integral dirigidas a la primera infancia. México, Julio de 2012.

IV. UNICEF, Observaciones Generales del Comité de los Derechos del Niño, 2006.

Laura Vargas
Titular del Sistema Nacional DIF. Es Licenciada en Derecho con Especialidad en Derecho Penal por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Ha cursado diplomados en materia de administración de justicia, electoral, población y desarrollo, y cuenta con amplia experiencia en el sector público en los órdenes municipal, estatal y nacional, entre otros, en el Sistema DIF Hidalgo, primero como Directora General y posteriormente como Presidenta del Patronato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...