Seleccionar página

Cinco elementos clave que AMLO no mencionó en la celebración del 1 de julio

Cinco elementos clave que AMLO no mencionó en la celebración del 1 de julio

A un año de haber logrado una victoria histórica en la contienda electoral, el presidente Andrés Manuel López Obrador festejó en Zócalo de la Ciudad de México con un “bailongo” y un discurso que, como es costumbre, se compuso de frases célebres, así como de una serie de datos que son motivo de escrutinio por la conocida y reiterada afirmación: “yo tengo otros datos”.

Por Jonathan Rubio.

La información del discurso del presidente, en su mayoría, es correcta, pero hay algunas excepciones. Por ejemplo, mencionó que la inflación se redujo, de 5.4 a 4.3% comparado con el mismo mes del año anterior, lo cual es cierto de manera parcial: en mayo de 2016 la inflación ascendió a 4.3%, sin embargo, en mayo del año pasado el nivel de precios incrementó 4.5 por ciento.

Otro ejemplo es la afirmación de que se detuvo la caída en la producción de petróleo, sin embargo, con las cifras de Pemex actualizadas hasta mayo de 2019, la paraestatal reportó una producción de mil 904 barriles diarios en promedio, la cual representó una disminución de 0.5% comparado con el mes inmediato anterior. Adicionalmente, entre marzo y mayo la producción promedio se mantuvo disminuyendo entre 0.5 y 1 por ciento.

Asimismo, es importante mencionar que hubo datos que no formaron parte del discurso de celebración que también reflejan una parte importante del estado económico y social del país. Aquí presentamos cinco de ellos:

Violencia

Desde que inició la llamada “guerra contra el narcotráfico”, hace más de una década”, México atraviesa por una crisis de violencia; durante este conflicto, los registros de diversos delitos se han mantenido incrementado. En este sentido, la situación de inseguridad es una herencia de las anteriores administrativas, y lograr la pacificación del país representa uno de los mayores retos para el actual presidente.

Un delito que es ampliamente utilizado para reflejar la situación de inseguridad y de violencia que se vive en una determinada zona es el nivel de homicidios dolosos. Desde hace varios años, el número de víctimas de este delito se ha mantenido incrementado a tal medida que, los reportes de incidencia delictiva del SESNSP han reportado que, mes tras mes, la cifra de homicidios dolosos alcanza cifras nuca antes registrada en la historia reciente del país.

En lo que va de 2019, la situación no ha cambiado: en mayo este año se registraron 2 mil 903 homicidios y 76 feminicidios, es decir, en total se registraron 2 mil 979 homicidios intencionales, lo cual hizo de este mes el mayo más violento del que se tenga registro.

Además, al tomar en cuenta el número de homicidios intencionales acumulado durante los primeros cinco meses de 2019, la cifra asciende a 14 mil 522 víctimas (14 mil 133 homicidios y 383 feminicidios), cifra que es 5.4% superior a la que se registró durante el mismo periodo de 2018.

De seguir con esta tendencia en lo que resta del año, 2019 se consolidará como el más violento de la historia reciente del país.

Gasto público

La llamada “austeridad republicana” es una de las principales características de la actual administración. Si bien esta política apela a eliminar gastos públicos suntuosos e innecesarios que hasta el año pasado formaban parte de la cotidianeidad de un gran número de servidores públicos, también ha implicado la cancelación de diversos programas y proyectos de alta productividad, así como el despido de personal en algunas instituciones.

Las reducciones en el gasto público tienen gran relevancia: de acuerdo con el Informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública correspondiente al primer trimestre de 2019 de la SHCP, el Gobierno Federal tuvo un subejercicio presupuestario que supera los 195 mil millones de pesos.

Para los primeros tres meses de 2019, se había programado un gasto de 2.9 billones de pesos, sin embargo, el monto ejercido fue inferior por un equivalente al 6.6%. Durante estos tres primeros meses, el subejercicio de recursos más grande se registró en febrero, ya que fue de 7.8 por ciento.

Bajo crecimiento económico

Otro indicador que no formó parte del discurso del presidente fue el bajo crecimiento económico que se registró durante el primer trimestre de 2019, ya que, comparado con el último trimestre de 2018, el PIB se contrajo 0.2%, mientras que, en su comparativo anual, el avance fue apenas 0.1 por ciento.

El sector más afectado fue el de las actividades secundarias, ya que presentó una caída de 2.1% en su comparativo anual; por su parte, el sector terciario avanzó un 1%, mientras que, el sector primario creció 5.6%, el cual fue el más pequeño que el sector ha tenido durante últimos nueve años.

Adicionalmente, los pronósticos de crecimiento de la economía mexicana para 2019 se ha ido reduciendo su estimación.

El ajuste más reciente fue el de la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, en la cual, los expertos en economía ajustaron a la baja su perspectiva de crecimiento a 1.1% para este año.

Otra postura relevante al respecto, es la que presentó el Banco de México en su Informe Trimestral enero – marzo de 2019 en el cual, pronosticó que, en el peor de los casos México podría crecer 0.8%: muy lejos del objetivo anual de 2% que el jefe del ejecutivo ha mencionado varias veces.

Empleo

Algo no ha ido bien con la generación de empleo en México; diversos indicadores así lo refieren. En su discurso, el presidente López Obrador mencionó que, durante los primeros cinco meses de este año, se han generado más de 300 mil empleos, lo cual es cierto, pero hay que complementar esta aseveración.

En efecto, entre enero y mayo de 2019 se registraron 300 mil 545 nuevos empleos ante el IMSS lo cual representa la generación de empleos formales en el sector no gubernamental. Sin embargo, esta cifra es 38% inferior a la que se generó en 2018 durante el mismo periodo.

Adicionalmente, el número de nuevos empleos registrados en el IMSS han ido creciendo cada vez menos desde hace 13 meses (a partir de mayo de 2018). Muestra de ello es que, en mayo de este 2019 el número de puestos de trabajo registrados ante este Instituto creció 2.4%, el cual es el crecimiento más pequeño registrado desde 2010, cuando la economía se comenzaba a recuperar del impacto económico de la crisis financiera registrada dos años antes.

Adicionalmente, el bajo crecimiento económico que se observó durante el primer trimestre de 2019, junto con las expectativas de crecimiento a la baja, también implica una caída significativa en la generación de empleos.

El informe trimestral del primer trimestre de 2019 de Banco de México, también recortó las perspectivas del número de nuevos empleos registrados ante el IMSS: se espera que durante 2019 se generen entre 530 y 630 mil nuevos empleos, lo que implica hasta 100 mil puestos de trabajo menos, comparado con los que se generaron en 2018.

Confianza empresarial

La confianza empresarial frecuentemente genera mayor inversión, y con ello, más empleo y a su vez, mayor dinamismo económico. Sin embargo, algunos elementos de la confianza empresarial no han mejorado.

Si bien los la expectativas futuras para la economía y para las empresas no se han deteriorado, los empresarios no se muestran optimistas respecto de la situación actual de la economía y tampoco consideran que es el momento adecuado para invertir.

De acuerdo con datos de la Encuesta Mensual de Opinión Empresarial (EMOE) de Inegi, en mayo, aunque la confianza está en terreno optimista, esta perspectiva se contrajo en todos los sectores económicos para los que esta encuesta recaba información.

A saber: el indicador de confianza empresarial del sector manufacturero se contrajo 1.1 puntos comparado con el mes inmediato anterior; el de los servicios privados no financieros se contrajo 1.3 puntos; el de la construcción perdió medio punto, y el indicador del sector manufacturero perdió 0.2 puntos.

Adicionalmente, en el sector manufacturero, en el comercial y en el de la construcción, con los resultados de mayo de 2019 se hilaron al menos 69 meses consecutivos en los cuales, los empresarios dedicados a estos sectores se mostraron pesimistas cuando consideran si el momento actual es el adecuado para invertir.

Asimismo, suman hasta 84 meses en los que los empresarios de los mencionados se muestran pesimistas sobre la situación económica actual.

Si bien estas tendencias vienen desde mucho antes de que iniciara el gobierno del actual presidente, durante los primeros meses de esta administración no se han registrado mejoras significativas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...