Seleccionar página

La educación superior es indispensable para el desarrollo

La educación superior es indispensable para el desarrollo

Inicio esta serie de escritos, donde se pretende analizar lo relacionado con la Ciencia y tecnología y su impacto en las sociedades, comentando sobre avances tecnológicos y científicos de actualidad, así como la importancia de fomentar las vocaciones de nuestros jóvenes hacia carreras relacionadas con estos campos como una búsqueda de mejora social y su impacto en el desarrollo económico de las naciones en desarrollo. En esta ocasión comenzaré con un análisis en torno a cómo la educación superior es indispensable para el desarrollo.

Sigue a la autora en Twitter: @PcTecGlobal

LA OEI en su documento “Diagnóstico de la educación superior en Iberoamérica 2019” señala que los estudiantes universitarios de Iberoamérica ya cruzaron la barrera de los 30 millones de estudiantes. Señala también que cada vez son más los estudiantes de ambientes desfavorecidos los que están pudiendo acceder a la educación superior.

Esto permite también la movilidad social, y es que los estudiantes al acceder a la educación superior también están en posibilidades de participar en estudios ofertados por instituciones de otros países, al respecto la OEI señala que en los últimos 5 años a aumentado a nivel global de un 2.05% a un 2.30% que en números absolutos representaría un incremento de 4 a 5 millones en tan sólo 5 años.

No obstante, estos datos, en América Latina y el Caribe, el crecimiento ha sido mucho menor pasando de un 1.09% a 1.14% lo que representaría en números absolutos de 258 mil estudiantes a 312 mil.

El ranking de Shanghái de 2019 indica que 26 universidades de Iberoamérica se encuentran entre las 500 mejores del mundo. Estas universidades corresponden a ocho países distintos por lo que podríamos afirmar que ha sido homogénea la mejora en toda la región.

También se puede observar que las universidades iberoamericanas son lideres mundiales en las áreas de conocimiento como las matemáticas, la ingeniería o las ciencias sociales.

También te puede interesar: Urge inundar de cultura al país

Si bien en la región tenemos universidades de buena calidad nos falta dar el paso a la excelencia. En México solamente la Universidad Nacional Autónoma de México se encuentra entre esas 500 mejores universidades a nivel mundial. Lo que es claro es que la educación superior es indispensable para el desarrollo, pues en ella se crea la investigación y el conocimiento necesarios para la innovación en ciencia y tecnología.

Esa excelencia se lograría, según el mismo documento de la OEI, a través de aspectos como la creación de redes, la movilidad del profesorado, el desarrollo conjunto de programas de doctorado o la mejora de la calidad de las titulaciones para que los egresados puedan aportar verdaderamente a la transformación y crecimiento de los distintos países, ya que una gran cantidad de universidades sigue dando a la sociedad egresados que carecen de las competencias necesarias para producir un verdadero cambio acorde a las exigencias actuales.

Ahora analicemos un punto muy importante, la participación de la mujer en la educación superior, que cada vez tienen un papel más activo, así podemos notar que dentro de la educación superior en América Latina, existe un mayor porcentaje de alumnas que de alumnos, este porcentaje se mantiene, desde 2010, en el cual más del 50% de los estudiantes universitarios son mujeres y el único país que no supera el 50% de participación femenina es México. En cuanto alumnos graduados también es mayor el porcentaje de mujeres las que se gradúan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...