Seleccionar página

Ignoradas y sin protección

De acuerdo con el último informe de Amnistía Internacional México: ignoradas y sin protección: la mortal devolución de personas centroamericanas solicitantes de asilo desde México, el gobierno mexicano “incumple de manera habitual la obligación que le impone el derecho internacional de proteger a quienes necesitan protección internacional”[1]   


Asimismo, el Estado ha violado reiteradamente el principio de no devolución (non-refoulement), el cual impide que los países devuelvan a personas que se encuentran en una situación que amenace su vida. 

Las violaciones a este principio por parte de las autoridades mexicanas, de acuerdo con Amnistía Internacional, afectan directamente las vidas humanas, al negar protección a quienes más las necesitan. Desde hace varios años, ciudadanos y ciudadanas de países como Guatemala, Honduras, y el Salvador (el llamado «triángulo norte») han atravesado nuestro país, anteriormente por motivos económicos y en la actualidad por temor a perder la vida o la libertad personal, ante lo que el informe asegura que México ha sido testigo de una crisis oculta de refugiados que está teniendo lugar a las puertas del país.

De acuerdo con la organización, el informe analiza los resultados de una encuesta realizada por Amnistía Internacional a partir de 500 respuestas de personas migrantes y solicitantes de asilo que fueron entrevistadas en su viaje por México. El informe destaca que el 75% de las personas detenidas por el Instituto Nacional de Migración (INM) no fueron informadas de su derecho de solicitar asilo en México, a pesar de que de acuerdo con la legislación mexicana se dispone expresamente que se haga.

Cabe señalar que, de acuerdo con esta organización, las personas que atraviesan México y que vienen de países del triángulo norte viven en una situación de violencia generalizada en donde la tasa de homicidios es entre “4 y 8 veces más alta de lo que la OMS considera niveles epidémicos de homicidio”[2]. En algunos de los testimonios se evidencia tortura y malos tratos por parte de las autoridades policiales: “me golpearon y me dieron choques eléctricos y me quitaron el dinero… me estuvieron aplicando choques por 10 minutos”.

Entre la serie de recomendaciones que la organización hace al gobierno mexicano, destaca la que se hace al presidente de la República, respecto de ordenar con urgencia una revisión de los procedimientos que en materia de identificación lleva a cabo el INM, para que estos garanticen que las personas migrantes en situación irregular y que son aprehendidas sean informadas que tienen derechos a solicitar asilo en el país.

Para más información consulta el informe completo en: www.amnesty.org

[1] “México: ignoradas y sin protección: la mortal devolución de personas centroamericanas solicitantes de asilo desde México”. Amnistía Internacional. Disponible en: https://www.amnesty.org/es/documents/AMR41/7602/2018/es/

[2] Ídem.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...