Miércoles, 13 Diciembre 2017 15:45

Economía y Psicología / Invitado: Raymundo Campos

Escrito por México Social
Valora este artículo
(1 Voto)

raymundo1

 

 

 

 

Diálogo de Mario Luis Fuentes con Raymundo Campos sobre la importante relación que existe entre la Economía y la Psicología, y cómo es posible construir políticas públicas que permitan modificar conductas individuales desde el ámbito económico

De acuerdo con académicos galardonados con el Premio Nobel de Economía, como Richard Thaler y Daniel Kanheman, la Psicología y la Economía mantienen una relación muy importante en nuestra sociedad y en materia de administración pública. Así, de la economía tradicional se ha desprendido la rama de la Economía Conductual, la cual ha estudiado los procesos a través de los cuales se toman decisiones económicas y el comportamiento humano.

La Universidad de Princeton ha expresado que, además de implementar los métodos y modelos científicos de la Psicología, en la economía conductual se recurre a otras ciencias sociales como la Sociología y la Antropología para estudiar las implicaciones de la interacción humana y de la habilidad cognitiva en la conducta económica de las personas.

A diferencia de la corriente de la Economía Neoclásica, en la cual se da por hecho que todos los individuos actúan con base en una estricta racionalidad y ello determina sus decisiones económicas, la economía conductual estudia las anomalías e irracionalidad que son naturales del comportamiento humano y sus efectos en las acciones económicas. La economía del comportamiento considera que las personas no siempre toman decisiones acertadas en un complejo sistema económico.

Bajo estas consideraciones, múltiples gobiernos han adoptado este enfoque para articular políticas públicas que mejoren la vida de la población. Para economistas como Thaler, reconocido con el Premio Nobel en 2017, la aplicación de la economía del comportamiento en la vida social consiste en impulsar situaciones que ayuden a que las personas tomen mejores decisiones en su vida cotidiana.

Por ejemplo, en países como Singapur se ha implementado un sistema de “ahorro obligatorio”, a través del cual parte de las ganancias laborales de las personas son retenidas automáticamente. Los resultados han mostrado que 80% de los ciudadanos de dicho país no cancelan el sistema de ahorro.

Otro caso de política pública, en Estados Unidos, demostró que, si en los comercios la comida poco saludable se coloca más lejos de la vista de las personas, éstas consumen alimentos sanos hasta 25% más que antes.

El análisis de la conducta en los hechos económicos, los cuales ineludiblemente están construidos por las personas, es una herramienta muy útil, no sólo para entender cómo funciona la economía sino principalmente para proponer soluciones a grandes problemas sociales como la educación, la desigualdad, la salud pública, las adicciones, los accidentes, los índices de criminalidad, el pago de impuestos y la corrupción.

Mira el programa en: 

raymundo2

Visto 73 veces