Miércoles, 31 Enero 2018 12:00

Desarrollo en América Latina / Invitado: Hugo Beteta

Escrito por México Social
Valora este artículo
(1 Voto)

Hugo Beteta

 

 

 

 

A diez años de la crisis económica de 2008 y 2009, existe un vivo debate sobre la desigualdad y sus consecuencias económicas y sociales. La desigualdad en nuestra región ha sido estudiada por organismos como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, una de las cinco comisiones regionales de la Organización de las Naciones Unidas.

El trabajo de la CEPAL tiene como objetivo contribuir al desarrollo de América Latina y el Caribe, pues dicha institución ha argumentado que una de las principales características económicas de la región es la de los altos niveles de desigualdad en la distribución del ingreso de los hogares en los países, así como la alta concentración de la riqueza en pocas familias.

De acuerdo con el informe Panorama Social de América Latina de la CEPAL, México es uno de los países donde la riqueza está muy mal distribuida, pues 80% de los activos financieros son propiedad de sólo el 10% de las familias. Además, sólo 1% de estas familias concentran más de una tercera parte de éstos.

Otro dato que brinda un claro ejemplo de la desigualdad en la distribución de la riqueza es que, si ésta se distribuyera de manera uniforme entre todos los habitantes de México, cada uno recibiría 640 mil pesos anuales, o más de 53 mil mensualmente.

Por el contrario, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto en los Hogares del INEGI, publicada en 2017, el salario per cápita o por persona en México es sólo de 4 mil 233 pesos al mes.

El Coeficiente de Gini, indicador que mide la desigualdad, es de 0.491 en América Latina; muy alto. No obstante, en 2017 la CEPAL otorgó a México la calificación de 0.93 en el Coeficiente. Nos acercamos mucho a 1, el cual es el mayor indicador de la desigualdad en esta medida.

Asimismo, la CEPAL también ha expresado que es inquietante que el crecimiento económico de nuestro país. Sólo hemos crecido alrededor de 2% desde hace 30 años. El panorama a futuro no muestra una posible recuperación próxima. La CEPAL estima que, en 2016, la inversión extranjera directa en América Latina cayó 7.9% y que para 2017 las economías de la región crecerán un promedio de 1.2%.

Ante los datos en materia de desarrollo en Latinoamérica, la CEPAL ha insistido en la necesidad de impulsar un cambio estructural y progresivo, el cual genere empleos de calidad, protección social y mejor distribución del ingreso a los trabajadores. Asimismo, para construir bienestar es prioritario incorporar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 (veinte treinta) de las Naciones Unidas a todas las políticas públicas.

 

Mira el programa en: 

Desarrollo en America Latina

Visto 1690 veces