Martes, 06 Febrero 2018 12:12

La Constitución / Invitado: Diego Valadés

Escrito por México Social
Valora este artículo
(1 Voto)

VALADÉS1

 

 

 

 

 

 

 A un año de que se cumpliera el Centenario de la Constitución mexicana, sigue siendo un reto para nuestro país comprender que la defensa de nuestra Carta Magna implica también la defensa de la democracia.

Nuestra Constitución debe ser reconocida en términos sociales, pero también en términos democráticos. En este sentido, defender nuestra gobernabilidad democrática implica llevar a cabo las adecuaciones que necesita nuestro texto constitucional en el camino a una nueva configuración democrática del Estado mexicano.

Pese a los grandes avances históricos (pues al momento de la promulgación de nuestra Carta Magna no existían los partidos políticos y no había una ciudadanía informada e interesada en los temas electorales), hoy en día en nuestro país existe una sociedad moderna, pero regida por un Estado arcaico, y esta contradicción ha tenido como consecuencia que millones de mexicanos vivan en contextos de pobreza, injusticia y violencia.

Cabe mencionar que, de los 18 países latinoamericanos que practican el constitucionalismo democrático, 12 de ellos adoptaron entre 1980 y 1999 constituciones completamente nuevas. En el caso de México, pese a que también se ha considerado seriamente la opción de reescribir nuestra Carta Magna, hasta el momento las modificaciones a su texto se han dado únicamente a través de reformas parciales, y la mayoría de ellas han sido consideradas como “de poco alcance y de visión cortoplacista”.

Desde que comenzó la transición democrática en nuestro país, en el año 1977, ha habido una gran cantidad de propuestas de reformas constitucionales, pero algunas de ellas siguen siendo disfuncionales desde la perspectiva de un Estado constitucional.

No obstante, según la opinión de expertos como el doctor Diego Valadés, es posible convertir estas propuestas en un punto de partida para la generación de acuerdos, a fin de mostrar el talante democrático de los legisladores y de los partidos para reorientar los objetivos de las reformas hacia metas democráticas.

De acuerdo con el doctor Valadés, hemos avanzado en algunos aspectos de la democracia nacional, sobre todo en lo que se refiere a la cuestión electoral, pero aún nos queda un largo camino por recorrer.

De cara al escenario de incertidumbre que enfrentamos en este año electoral, los mexicanos estamos obligados a recobrar nuestra Constitución, apropiarnos de ella y convertirla en el instrumento privilegiado para exigir la construcción de una nueva vida democrática para el país.

 

Mira el programa en: 

VALADÉS

Visto 616 veces