Martes, 15 Octubre 2013 00:00

Lluvias y riesgos sanitarios

Escrito por Mario Luis Fuentes / CEIDAS
Valora este artículo
(4 votos)

Entre los años 2012 y 2013, el número de casos de dengue clásico se incrementó en 44%, mientras que los de dengue hemorrágico crecieron en 54%; los casos de cólera pasaron de sólo 2 en el  año pasado, a más de 145 en lo que va del 2013; los casos de personas infectadas por tuberculosis han crecido en casi 20%; y los de personas contagiadas por hepatitis infecciosas lo han hecho en casi 15%.

La temporada de huracanes, que aún no concluye, ha dejado secuelas materiales y económicas, pero sobre todo, pérdidas de vidas humanas, así como incremento en la vulnerabilidad de miles de localidades ante la posibilidad de ver afectada su salud debido a las infecciones que surgen después de eventos como los ocurridos el pasado mes de septiembre.

En efecto, nuestro país ha vivido históricamente severos eventos climáticos y meteorológicos, los cuales, debido a las condiciones de marginación, pobreza, rezago social y desigualdad, generan efectos paralelos como el incremento de la presencia de enfermedades transmisibles, tales como las infecciones intestinales, las respiratorias o    el cólera, así como de las que son transmitidas por vector, como el paludismo y el dengue, en sus dos modalidades: el clásico y el hemorrágico.

Los datos de la Secretaría de Salud que existen sobre estas materias, muestran que hay importantes incrementos tanto en los casos de cólera como de dengue, mientras que las infecciones intestinales y respiratorias han logrado mantenerse, hasta ahora, bajo control.

15102013-1

El dengue: un foco rojo

De acuerdo con el documento Panorama Epidemiológico de Fiebre por Dengue, de la Dirección General de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud, en este 2013 hay un incremento de 47.3% en el número de casos de dengue, en las dos modalidades mencionadas.

En efecto, al 7 de octubre de este año, la información oficial confirma que hay 26,276 casos de dengue en el país, una cifra mucho mayor a la que se registró en la misma fecha en el año 2012, en la cual se habían acumulado un total de 19,660 casos.

Debe decirse que de los casos que se han confirmado en este 2013 hay una suma de 11,614 de fiebre hemorrágica por dengue; así como 37,980 casos de dengue clásico; en contraste, en el 2012 las cifras fueron de 10,514 y 30,174 de dengue hemorrágico y clásico, respectivamente.

Quizá la única buena noticia en este tema es que ha disminuido significativamente la letalidad de la enfermedad, pues se ha logrado contener el número de defunciones generadas por esta causa; en efecto, al cierre de la semana 40 del 2012, la Secretaría de Salud había confirmado 118 defunciones, mientras que para la misma fecha, a pesar de haber miles de casos más, las muertes se redujeron a 40 casos.

15102013-2

Lo anterior significa que la letalidad de la enfermedad se redujo de 1.12 decesos por cada 100 mil personas que se contagiaron en el 2012, a una tasa de 0.34 casos en el 2013; si la tendencia continúa como hasta ahora, la tasa de letalidad por dengue se reduciría casi en una tercera parte al finalizar el año.

El cólera, motivo de preocupación

Otro de los temas de preocupación que deben generar medidas inmediatas de prevención, sobre todo en los estados y en los municipios, es el incremento acelerado en el número de casos de cólera confirmados en los últimos días. De acuerdo con el Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud, a la semana 39 de este año, es decir, al cierre del mes de septiembre, había 46 casos confirmados de personas enfermas de cólera.

El dato es relevante porque sólo en la semana de referencia se confirmaron 36 de los 46 casos que van en el año; sin embargo, de acuerdo con información periodística publicada el sábado 12 de octubre, la cifra había crecido a 145 casos confirmados por las autoridades sanitarias.

La cuestión es mayor, pues en el 2012 sólo se registraron dos casos en todo el país, dato que muestra la preocupación que existe en diferentes sectores, respecto de que este brote pueda tomar dimensiones mayores; por lo que sin duda, es urgente redoblar los esfuerzos para frenar su expansión.

CS15102013-3Debe destacarse que hasta ahora la infección se había concentrado en el estado de Hidalgo, en donde se habían presentado 45 de los 46 casos confirmados; sin embargo, según los últimos reportes, se han encontrado ya varios casos que requerirán confirmación en los estados de México y Veracruz.

El paludismo bajo control (hasta ahora)

Al igual que el dengue, el paludismo, también conocido como malaria, se transmite por la picadura de mosquitos que son transmisores del virus que causa la enfermedad. Al igual que ocurre con el cólera y el dengue hemorrágico, si la persona infectada no recibe atención médica adecuada, puede morir.

A lo largo del año 2012, la Secretaría de Salud reporta que fueron confirmados 510 casos en todo el país, mientras que, en lo que va del 2013, se han contabilizado 344 eventos nuevos, de los cuales, 13 se confirmaron en la semana 39 del año. Estos datos permiten sostener que, de continuar la tendencia, al cierre del año tendríamos una suma similar a la registrada en el 2012, por lo que deben mantenerse e incluso intensificarse las acciones preventivas en el nivel de lo local.

Tuberculosis: a la alza

La tuberculosis es una enfermedad contagiosa, la cual se transmite fundamentalmente a través de la saliva de las personas infectadas. Es un padecimiento que puede prevenirse, pero que en últimas fechas está siendo monitoreado por la OMS, al grado que se ha emitido una alerta mundial para evitar que se convierta, una vez más, en una de las principales causas de muerte.

En nuestro país hay un aumento considerable en el número de casos confirmados entre los años 2012 y 2013; en efecto, según los datos de la Secretaría de Salud, el año pasado se contabilizaron 12,155 casos totales; mientras que al cierre de la semana 39 de este año habíamos llegado a la cifra de 11,617.

Considerando que la media semanal de contagios de esta enfermedad es de aproximadamente 255 casos, la cifra esperable al cierre de la semana 52 de este 2013 sería de aproximadamente 15 mil casos de tuberculosis respiratoria, es decir, un incremento de casi 19%, un dato que debe llamar a la preocupación de las autoridades sanitarias, tanto a nivel federal como en los estados y los municipios del país.

Hepatitis virales: datos a observar

Otro de los padecimientos contagiosos que deben ponerse en la mira es el de las hepatitis virales, de las cuales, la Secretaría de Salud ha contabilizado 15,967 casos acumulados hasta el cierre de la semana 38 de este año.

Así, considerando que la media semanal registrada del 2008 al 2012 es de 560 casos, la cifra esperable al terminar este 2013 sería de aproximadamente 23,750 casos, frente a 20,194 confirmados al finalizar el 2012; esto implicaría, de confirmarse los datos, un incremento de 15% en sólo un año, dato que, una vez más, debe llamar a reforzar las acciones de prevención que se llevan a cabo en todas las dependencias del Sector Salud.

*Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 15- Octubre-2013, p.18

Facebook: /mexicosocial

Twitter: @mexicosocialorg

Visto 2549 veces