Martes, 12 Noviembre 2013 00:00

Sector Salud: dimensiones y retos

Escrito por Mario Luis Fuentes / CEIDAS
Valora este artículo
(2 votos)

El sector salud en México genera alrededor del 5.6% del PIB nacional; un indicador lejos del promedio de la OECD, el cual se sitúa en 9.3%; en números absolutos, se estima que se generan más de 808 mil millones de pesos anuales, de los cuales, alrededor de 200 mil millones son aportados por los hogares; ahí la distribución de tareas es injusta, pues de cada 100 pesos que se aportan para la atención y cuidado de la salud, 73 son generados por las mujeres.

El Sistema de Cuentas Nacionales de México, es el instrumento mediante el cual, por mandato de Ley, el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), lleva a cabo la medición en torno a la magnitud que tiene cada uno de los sectores del país, y desde el cual se estiman las llamadas “Cuentas Satélite”, retomando las metodologías recomendadas por Naciones Unidas, y adaptándolas a la realidad y necesidades de información que existen en el país.

La dimensión del Sector Salud

De acuerdo con el INEGI, el Sector Salud en su conjunto representa en nuestro país el 5.6% del PIB nacional. Una cifra baja, si se compara con los países que integran a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), cuyo “Índice para una Vida Mejor” señala que el promedio en la organización es de 9.5%, y hasta del 12% en países con Nueva Zelandia, en donde la esperanza de vida promedio es de 81 años, con el mayor promedio de vida saludable de los países que integran al organismo señalado.

En términos monetarios, el PIB del Sector Salud ascendió en el año 2011 a un total de 808 mil  575 millones de pesos; 37.9% de estos recursos son generados por el sector público; el 41.6% por el sector privado, y el restante 20.5% es generado por los hogares en el cuidado de sus enfermos a través de trabajo no remunerado.

Es de destacarse que la participación de los hogares en la atención y cuidado de la salud de sus familiares ha crecido gradualmente entre el 2008 y el 2011, pasando del 17.8% en el primer año de referencia, al ya citado 20.5% contabilizado al cierre del 2011.

CS12112013-1

A fin de dimensionar la magnitud de estos recursos, habría que considerar que el valor total del PIB de los estados de Nayarit, Durango, Chiapas y Sinaloa, es aún menor por 6 mil millones de pesos, a la cifra señalada del valor total del PIB del sector salud.

¿Cuánto aporta cada rama del sector?

Es importante destacar que la mayor parte del PIB generado por el sector salud proviene de los servicios de atención médica, la administración de la salud pública, el gasto en laboratorios de estudios médicos y de diagnóstico, así como los denominados como “otros servicios típicos” del sector. En estos rubros se genera el 57% del total del PIB señalado arriba.

En segundo lugar está el ya mencionado aporte de los hogares a través del trabajo no remunerado; le sigue el rubro de servicios de apoyo, con el 10.7% del total; en tercer lugar se encuentran los “bienes característicos”, en el que se incluyen equipos, camas, etc., con el 7.9%; y finalmente están los llamados “bienes de apoyo”, en los cuales se concentra el 3.8%.

La gran carga para los hogares

Los hogares son los principales usuarios de los servicios de salud; desde esta afirmación, es pertinente señalar que consumen de manera directa el 44.8% de los bienes y servicios que se producen en el sector; asimismo, los servicios públicos de salud y de seguridad social realizan, también a nombre de los hogares, consumos por el 33.7% del total de las erogaciones que se llevan a cabo en este rubro.

CS12112013-2

Destaca también que del monto total de los consumos que llevan a cabo los hogares, la mayor parte se dedica a la compra de medicinas, con un 39.4% del total de las erogaciones en este concepto. Casi en el mismo nivel se encuentran los gastos dirigidos al pago por concepto de materiales de curación, pues a ellos se destina el 38.7% del gasto de los hogares en el marco del sector salud; así, como puede verse, ambos rubros concentran el 78.1% del total de sus erogaciones.

El 21.9% restante es destinado al pago de servicios hospitalarios, la inmensa mayoría de ellos generados por necesidades de atención vinculadas a enfermedades crónico-degenerativas, tales como la diabetes y la hipertensión; así como para la atención de emergencias, la gran mayoría de ellas vinculadas a accidentes o eventos violentos.

Por otra parte, debe decirse que de cada 100 pesos que se dirigen al pago de servicios médicos, 50 de ellos están dirigidos al pago de consultas a médicos generales o especialistas; mientras que 48 de cada 100 pesos están dirigidos al pago de especialistas en atención dental.

El desigual reparto de responsabilidades

CS12112013-3De la cantidad de recursos que destinan los hogares a través del trabajo no remunerado a la atención de la salud de sus familiares, debe destacarse que, de cada 100 pesos, que hubieran tenido que erogar para el pago de personal profesional, 65 estarían dedicados a la contratación de personas para el cuidado de pacientes con enfermedades crónicas, o personas con algún tipo de discapacidad.

Asimismo, hay padecimientos temporales o pasajeros, cuya atención y cuidado requeriría la inversión de 31 de cada 100 pesos que tendrían que erogarse si se contratasen servicios profesionales para prestar los servicios requeridos por los miembros del hogar que enferman por periodos cortos.

En la dinámica de los hogares, la responsabilidad del cuidado de los familiares, cuando éstos enferman, sigue asignándosele mayoritariamente a las mujeres; en efecto, de acuerdo con los datos del Sistema de Cuentas Nacionales, el 73% de las aportaciones de trabajo no remunerado para la atención de la salud es aportada por las mujeres.

Un rubro adicional que debe considerarse cuando se habla del gasto en los hogares para la atención médica, es el relativo al pago o adquisición de servicios o productos medicinales tradicionales. En este ámbito se erogaron en el año 2011, un total aproximado de 1,267 millones de pesos, fundamentalmente aplicados al pago de parteras, curanderos, chamanes, y otros servicios no clasificados.

El aporte a la generación de empleos

Otro aspecto relevante en este tema es la cantidad de empleos que se generan en un sector tan relevante; desde esa óptica, 4 de cada 100 empleos que se generan en el país están ubicados en alguna de las ramas pertenecientes al sector salud. Debe agregarse que éste es un sector dinámico pues si entre los años 2008 y 2011 en general el crecimiento anual promedio de generación de empleos fue de 0.3% en el país; en el sector salud el ritmo de crecimiento fue de 1.4% como promedio anual.

Así, de cada 100 empleos generados en el sector salud, 35 se ubican directamente en instituciones hospitalarias; 25 de cada 100 se ubican en centros de atención ambulatoria (consultorios médicos, odontológicos, oftalmológicos, etc.); mientras que los restantes 40 de cada 100 puestos de trabajo se ubican en la elaboración y comercialización de medicamentos, la administración de la salud pública, etc.

*Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 12- Noviembre- 2013, p.26

Facebook: /mexicosocial

Twitter: @mexicosocialorg

 

Visto 2975 veces
Más en esta categoría: « Hogares, ingresos precarios El éxodo »