Martes, 03 Febrero 2015 00:00

Cáncer: letalidad creciente

Escrito por Mario Luis Fuentes / CEIDAS
Valora este artículo
(2 votos)

De acuerdo con el INEGI, en el 2013 fallecieron 78,582 personas a causa del padecimiento de alguno de los 100 tipos de cáncer que se conocen. Entre ellos, los más numerosos son aquellos considerados como de mayor oportunidad de prevención, detección y cura, es decir, son muertes en exceso evitables: en primer lugar el cáncer del pulmón, bronquios y tráquea con 6,607 defunciones; le siguen el cáncer de próstata y del hígado, con 5,889 casos cada uno; el cáncer de mama con 5,475 casos; y el tumor de colon y recto, con 5,070 casos.

El cáncer es un padecimiento de alta incidencia en nuestro país y se ubica como la tercera causa de muerte, sólo después de la diabetes y de las enfermedades hipertensivas.

En efecto, de acuerdo con la información de la Secretaría de Salud, desde 1990 se considera a la morbilidad y a la mortalidad por cáncer como un problema de salud pública. En ese sentido, hay dos cuestiones que deben destacarse.

En primer lugar, que hay algunos tipos de cáncer que podrían detectarse y curarse, por lo que las defunciones que ocurren por estos tipos son consideradas en el marco de la mortalidad en exceso evitable. Ejemplos de ello son el cáncer de mama, el cáncer de cérvix, el cáncer de bronquios, tráquea, garganta y lengua, así como el cáncer  de próstata. En efecto, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, citada en el Boletín del INEGI, fechado el 30 de enero de 2015, alrededor del 30% de los casos de cáncer pueden ser prevenidos; y en el caso de los cánceres asociados al sistema respiratorio, el porcentaje podría llegar hasta el 70%.

En segundo término, es importante decir que estos tipos de cáncer están en su mayoría asociados a estilos de vida, pero también a condiciones de pobreza, marginación y deficiente equipamiento de unidades médicas, así como a la insuficiencia de personal capacitado para la adecuada interpretación de resultados, o bien para generar diagnósticos y tratamientos oportunos; en el mismo nivel se encuentra la falta de cobertura de servicios de salud, o la insuficiente calidad de los mismos para el seguimiento de las y los pacientes.

CS03022015-1

Ante la conmemoración del día de mañana, relativa al Día mundial de la lucha contra el cáncer, debe hacerse énfasis en la necesaria reforma al sector salud, en el sentido de garantizar cobertura universal y gratuita, en el que se privilegien los siguientes aspectos: a) énfasis en la prevención y generación de estilos saludables; b) mejoramiento acelerado de la calidad de los servicios (lo que implica incremento en el número de médicos y enfermeras por cada mil habitantes, y programas de profesionalización y formación continua del personal de salud), así como: c) incremento en la inversión en equipamiento y mantenimiento de la infraestructura de salud.

La magnitud del problema

De acuerdo con las estadísticas de mortalidad del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), el número absoluto de defunciones por cáncer se incrementó, entre los años 2004 y 2013, en casi 20%, al haber pasado de 64,333 en el primer año de referencia, a una suma de 78,582 en el 2013, en el que se llegó al récord histórico en el número absoluto de defunciones anuales por tumores (neoplasias).

De acuerdo con los registros del INEGI, en el periodo de los 10 años señalados, han fallecido 718,424 personas a causa del cáncer, de las cuales en 351,923 casos se trató de personas del sexo masculino; mientras que en 366,458 se trató de casos de mujeres.

En términos relativos las defunciones por cáncer representaron en promedio, en los diez años considerados, el 13.1% del total; desagregado por sexo, del total de defunciones de hombres en el periodo considerado, el 11.5% fueron causadas por el cáncer; mientras que entre las mujeres, el porcentaje es de 15.1%.

CS03022015-2

Esta “sobre-mortalidad” femenina se debe en parte a que las mujeres son mayoría demográfica en el país, pero también a la carga de la mortalidad que tienen en particular dos tipos de cáncer: en primer lugar el cáncer de mama, el cual en más del 95% de los casos de defunciones corresponde a mujeres; y el cáncer de cérvix; ambos, como ya se señaló, causas de mortalidad en exceso evitable.

El más letal

Los datos del INEGI muestran que el tipo de tumores malignos que generan la mayor mortalidad en el país son los que se ubican en los pulmones, bronquios y tráquea. En los últimos 10 años para los que INEGI cuenta con información, el promedio anual de casos es de 6,742 defunciones anuales, siendo el año 2005 el que presenta el récord en números absolutos, con 7,048 casos.

Respecto de este tipo de tumores es importante destacar que la carga de mortalidad femenina se ha ido incrementando de manera importante en los últimos años; y el único factor que permite explicar esta tendencia es, por un lado, el incremento en el número de mujeres que fuman; y en segundo lugar, asociado a lo anterior, en la disminución registrada por la Encuesta Nacional de Adicciones, en la edad de inicio en el consumo de cigarros que se ha registrado entre las mujeres.

CS03022015-3En efecto, aun cuando la mortalidad de hombres por este tipo de cáncer es marcadamente superior, es pertinente destacar que, de acuerdo con los datos del INEGI, mientras que en el año 2004 la mortalidad de hombres por este tipo de cáncer representó el 67.3% del total de las defunciones por tumores, en el año de 2013 representó 63.4% A la inversa, entre las mujeres en el 2004 fue de 32.7%, mientras que para el 2013 había ascendido a 36.5%.

Al respecto es fundamental señalar que este dato ha mostrado un incremento sostenido a lo largo de los últimos años, por lo que es posible sostener que se trata de una tendencia creciente.

Otras amenazas crecientes

El segundo tipo de tumor maligno que por sí solo genera mayor moralidad es el cáncer de próstata. Entre 2004  y 2013 ha generado 52,343 defunciones, y en el periodo ha crecido en números absolutos en casi 25%. Le sigue en ese orden el cáncer del hígado y de las vías biliares intra-hepáticas: en el mismo periodo ha provocado 52,346 defunciones; y si se le ubica después del cáncer de próstata es porque aquél afecta –de manera obvia- a la población masculina; y porque su crecimiento relativo en el periodo señalado es de alrededor del 19%.

Otro de los tumores altamente letales es el relativo al cáncer de la mama; causa por la cual han fallecido, en el periodo señalado un total de 48,918 personas; empero lo preocupante es que, frente al cáncer de cérvix, este tipo de tumores muestra una tendencia a la alza: en efecto, según los datos del INEGI, en el periodo de análisis el número absoluto de defunciones por esta causa muestra un crecimiento aproximado del 23%.

Debe hacerse notar el acelerado incremento en la mortalidad por cáncer de colon, recto y ano, pues se pasó de 3,154 defunciones en el año 2003, a 5,077 casos en el 2013, con un acumulado de 39,623 casos en el periodo considerado, suma que rebasa a las defunciones por leucemia. Quizá lo más preocupante es que esta causa de mortalidad presenta un incremento de 38% entre los años considerados.

Otro caso a destacarse es el de la Leucemia; un tipo de cáncer que afecta en más del 50% a niñas, niños y adolescentes menores de 20 años. Se trata en efecto de uno de los padecimientos más agresivos que pueden afectar a la niñez, y que también muestra una tendencia creciente, aunque en menor medida que los otros casos señalados, en los últimos 10 años.

Así, entre 2004 y 2012, han fallecido en el país 38,598 personas por este tipo de cáncer, con un crecimiento de casi 14% entre el número de casos registrados en el 2004 respecto de los contabilizados en el 2013.

*Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 03- Febrero- 2015, p.21

Facebook: /mexicosocial

Twitter: @mexicosocialorg

Visto 2174 veces