Martes, 23 Junio 2015 00:00

Nuestros rezagos en seguridad vial

Escrito por Mario Luis Fuentes / CEIDAS
Valora este artículo
(1 Voto)

 La Asociación Mundial de las carreteras estima que cada año 25 mil personas o más enfrentan secuelas discapacitantes a causa de los accidentes de tránsito; las pérdidas económicas son cercanas a los 300 mil millones de pesos; mientras que el INEGI estima en casi 140 mil el número anual de heridos en accidentes, así como casi 6 mil defunciones anuales por esta causa.

México enfrenta severos retos en materia de seguridad vial, que imponen nuevas tareas y asignaturas a todo el sistema de diseño, implementación y evaluación de políticas públicas en la materia. Se trata de un tema en el que los tres órdenes del gobierno tienen una responsabilidad ineludible, pues de las medidas que tomen en materia de construcción, mantenimiento y equipamiento de las vialidades, así como en materia de otorgamiento de licencias y racionalidad en los reglamentos de tránsito, depende en buena medida la vida y patrimonio de millones de personas.

Óscar de Buen, presidente de la Asociación Mundial de las Carreteras, alertó recientemente en la revista México Social que: “en el año 2010 los accidentes de tránsito provocaron 1.24 millones de muertos y de 20 a 50 millones de heridos en todo el mundo, y que su costo representó entre el 1% y 3% del PIB mundial. Los países más afectados son los de ingresos medios y bajos, en los que ocurrió el 90% de las defunciones debidas a accidentes viales, y de las cuales más de la tercera parte correspondió a peatones y ciclistas”.

CS23062015-1

Para el caso mexicano las magnitudes económicas, sociales y para la salud de las personas vinculadas a los accidentes de vehículos de motor son igualmente importantes; de acuerdo con De Buen: “México está soportando un costo económico, social y humano cada vez mayor por los bajos niveles de seguridad vial en sus calles y carreteras. Cada año se registran entre 20 y 25 mil muertes por accidentes viales, alrededor de 25 a 40 mil discapacitados y un total de 10 millones de afectados. Los accidentes viales son la principal causa de mortalidad entre los jóvenes de 15 a 29 años y en muchos casos están relacionados con el consumo inmoderado de alcohol. Las pérdidas asociadas a los accidentes viales son de alrededor de 1.7% del PIB, y los sistemas de salud están sujetos a enormes presiones por la necesidad de hospitalizar a más de 750,000 personas accidentadas cada año”.

La magnitud del reto

De acuerdo con las Estadísticas sobre accidentes de tránsito terrestre en zonas urbanas y semi-urbanas del país, elaboradas y presentadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el país han ocurrido, entre los años 2000 y 2013 un total de 5,829,227 accidentes, lo que arroja un promedio anual de aproximadamente 416 mil accidentes anuales. Al respecto es pertinente dimensionar que este promedio es equivalente a un total de 1,139 accidentes terrestres diarios, o bien, un registro de casi 50 accidentes terrestres por hora en todo el país.

Los accidentes más comunes son en todos los años, los catalogados por el INEGI como “colisión con vehículo automotor”. Por ejemplo, en el año 2013, el Instituto contabilizó 385,772 accidentes de tránsito; de ellos, 264,199 corresponden a la categoría señalada; 44,537 casos más corresponden a “colisión con objetos fijos”; en 28,939 casos se registró “colisión con motocicleta”; mientras que en 15,610 casos se trató de “atropellamientos”. Este último dato es enorme, pues implica un promedio diario de 43 personas atropelladas, en la mayoría de los casos debido a la imprudencia de las o los conductores.

CS23062015-2

Heridos por miles

Una de las dimensiones sobre las que es pertinente hacer énfasis en lo relativo a los accidentes de tránsito es en lo que respecta al número de heridos en los accidentes. De acuerdo con el INEGI, entre los años 2000 y 2013, ha habido un total de 1.94 millones de personas heridas en accidentes de tránsito terrestre, lo cual implica un promedio anual de 138,662 casos; es decir, 380 personas heridas por día.

Llama la atención que los años con mayor número de casos son 2007, 2008 y 2009, pues en ellos se contabilizaron las siguientes cifras: 159,210 casos para el primer año referido; 155,173 casos en el segundo y; 153, 890 casos en el tercero; cifras que rebasan con mucho el señalado promedio anual, pues al día implicaron un promedio de 428 casos.

Una gran mortandad

A pesar de la discusión que existe en torno a las cifras relativas a la mortalidad generada por los accidentes de tránsito, los datos del INEGI constituyen en sí mismo un signo de real alarma que debe llevar al fortalecimiento de medidas para prevenir y evitar los accidentes terrestres de vehículos de motor.

En efecto, entre los años 2000 y 2013 han fallecido por accidentes de tránsito un total de 83,442 personas, es decir, CS23062015-3un promedio anual de 5,960 casos, o bien, un indicador de 16 defunciones por accidentes de vehículos de motor cada día.

La influencia del alcohol

Uno de los temas en los que mayor énfasis debe continuar haciéndose es en la necesidad de evitar a toda costa que las personas que ingieren alcohol, manejen vehículos de motor. En ese sentido, medidas como el alcoholímetro han permitido reducir significativamente el número y la proporción de accidentes en los que se logró acreditar el consumo de alcohol de las y los conductores involucrados en los accidentes.

Las cifras son relevantes: entre los años 2000 y 2013, se ha logrado un descenso al 50% en la proporción de accidentes en los que los conductores habían ingerido alcohol; en efecto, mientras que en el año 2000 en el 14% de los accidentes la o el conductor había ingerido alcohol; del año 2010 al 2013 el promedio es de 7.42%, siendo el último año referido el de la proporción más baja con 7% del total.

*Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 23- Junio- 2015, p.22

Facebook: /mexicosocial

Twitter: @mexicosocialorg

Visto 1637 veces