Miércoles, 25 Abril 2018 13:00

Rimisp presenta Informe Latinoamericano sobre Pobreza y Desigualdad 2017 “Ningún territorio atrás”

Escrito por Rimisp
Valora este artículo
(1 Voto)

PORTADA INFORME RIMISP      PORTADA SÍNTESIS RIMISP.png

flecha.png

 

 

                                   DA CLIC EN LAS IMÁGENES PARA LEER EL INFORME Y LA SÍNTESIS DEL DOCUMENTO

 

En esta cuarta entrega, el documento pone en discusión la desigualdad territorial desde la mirada de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), considerando indicadores a nivel subnacional para algunos de estos objetivos, e indagando en la articulación de actores.

América Latina ha realizado considerables avances económicos y sociales en las últimas décadas. Sin embargo, estas mejoras no han alcanzado a todos los territorios por igual. Como consecuencia, aún persisten grandes brechas al interior de los países de la región en prácticamente todos los aspectos centrales del desarrollo humano y social.

Para ello, se realiza un análisis territorializado de una serie de 27 indicadores que dan cuenta de 20 metas vinculadas a nueve de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), establecidos por la ONU en su Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Los ODS tienen en su base un enfoque holístico que busca la integración de las tres dimensiones del desarrollo –económico, social y ambiental– y la participación de todos los actores –públicos, privados y de la sociedad civil– en los niveles micro, meso y macro, bajo la premisa de no dejar a nadie atrás.

Las ediciones anteriores a este Informe Latinoamericano sobre Pobreza y Desigualdad han demostrado que tanto la pobreza como el acceso a servicios o la actividad económica, se distribuyen desigualmente entre los territorios, con lo cual, a la ya compleja desigualdad social que aqueja a las sociedades latinoamericanas, se agrega una persistente inequidad territorial, una de cuyas expresiones más claras es la peor situación relativa en que se encuentran los pobres rurales respecto de sus pares en zonas urbanas.

Los territorios rezagados tienden a tener características comunes: son más pequeños en términos de población, son más rurales, tienen una mayor proporción de población perteneciente a pueblos originarios o afrodescendientes y, en menor medida, tienen mayor proporción de población menor de 15 años.

En la Parte 1 de este Informe veremos que las mayores brechas territoriales se concentran, justamente, en aquellas metas de desarrollo sostenible que reflejan objetivos más exigentes, como la reducción del embarazo adolescente, las mejoras en la calidad de la educación, la disminución de la desigualdad económica o el logro de una mayor equidad de género.

Entre los indicadores analizados se encuentran:

  • Personas en situación de pobreza e indigencia
  • Brecha hombre-mujer en porcentaje de personas en situación de pobreza e indigencia
  • Tasa de malnutrición infantil
  • Tasa de mortalidad materna
  • Tasa de malnutrición infantil
  • Tasa de embarazo adolescente
  • Indicador de Calidad de la Educación
  • Población analfabeta de 15 y más años de edad
  • Porcentaje de mujeres electas autoridades locales
  • Brecha hombre-mujer en la población sin ingresos propios
  • Empleo en rubro no primarios
  • Tasa de desempleo
  • Proporción de niños que realizan trabajo infantil

 

La Parte 2 profundiza en el análisis de experiencias de articulación y coordinación de actores en territorios específicos de Colombia (Capítulo 3) y Ecuador (Capítulo 4). Estas experiencias muestran cómo en ámbitos tan diversos como la construcción de la paz o la producción de café, es posible avanzar en calidad e intensidad de la articulación para el logro de propósitos compartidos. Ambas experiencias exhiben esfuerzos consistentes de articulación de instituciones y actores, en el caso de Ecuador se aborda el caso de la Mesa Técnica del Café del noroccidente de Quito, como un ejemplo de la sinergia entre los pequeños productores y los gobiernos locales, logrando un ejemplo exitoso de vinculación entre lo público y lo privado.

El desafío de la articulación no es un tema nuevo para los gobiernos de la región y representa un ámbito de creciente preocupación para los organismos internacionales, consistente con la invitación a una mirada integral de los ODS que realiza la Agenda 2030.

Con este Informe, Rimisp se suma a dicho debate, postulando que, desde un enfoque territorial, la articulación entre distintos niveles de gobierno y distintos actores resulta un imperativo. Hemos visto que la desigualdad en América Latina tiene un componente territorial diferente y adicional a las desigualdades que se manifiestan entre personas, hogares y grupos, donde los territorios rurales han sido sistemáticamente los más rezagados de las dinámicas de desarrollo.