Lunes, 12 Junio 2017 14:08

Monitor de la inflación

Escrito por Saúl Arellano / México Social
Valora este artículo
(2 votos)

En mayo de 2017 se rompió el récord inflacionario de los últimos 10 años. A pesar de haberse registrado una disminución entre los meses de mayo y abril de este año, el incremento anualizado en el Índice de Precios al Consumidor (IPC), es decir, en el periodo de mayo de 2016 y mayo de 2017, fue de 6.16%.

 

 

 Twitter logo blue@MexicoSocial_

Los mayores incrementos se registraron en los precios de los energéticos (los que, en consecuencia, tienen un mayor peso en la determinación de la inflación en el país), con un aumento anualizado de 17%, así como el capítulo de las mercancías, y particularmente el de los alimentos, en el que la inflación anualizada fue de 6.78%.

 

Las mercancías no alimentarias, aunque con un indicador menor, también registran un alza bastante importante, pues entre mayo de 2016 y mayo de 2017 la inflación registrada fue de 5.87%. Como puede verse, se trata de los capítulos que en mayor medida afectan a las familias de ingresos medios y, evidentemente, a las más empobrecidas.

 

En ese sentido, debe destacarse que, respecto a la inflación no subyacente, el capítulo de frutas y verduras es el que tiene un mayor incremento, con un indicador de 10.35% mayor al registrado en el mes de mayo de 2016, y de 4.76% en el periodo que va de diciembre del año pasado a mayo de este 2017.

 

Estos indicadores deberán ser tomados en cuenta al momento de dar a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto en los Hogares (ENIGH), y de la medición de la pobreza. 

 

Dado que la fecha en la que se realizó el levantamiento de la ENIGH es la que determinará el resultado de la medición multidimensional de la pobreza, no sería ético omitir que las condiciones existentes al momento de hacer públicos los resultados serán muy diferentes, en términos de ingreso y de gasto, respecto de las que había cuando se llevó a cabo el levantamiento del INEGI.

El comentario es pertinente, pues ya el CONEVAL dio a conocer cifras preliminares a través del Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza, mediante las cuales puede observarse una caída importante en el poder adquisitivo del ingreso laboral per cápita.

Los que más suben 

Respecto de la inflación subyacente, en el capítulo de mercancías, el INEGI identifica que los productos que más se han encarecido entre los meses de mayo de 2016 y mayo de 2017 son: a) azúcar, con 22.1%; b) atún y sardina en lata, 15%; c) alimento para mascotas, 12.1%; d) pasta dental y cremas para la piel, 6.9%; y e) escobas, fibras y estropajos, 6.7%.

 

mercancias.JPG

Los servicios con mayor incremento en la inflación subyacente fueron: a) corte de cabello, 6.62%; b) servicio de tintorería, 6.09%; c) reparación de automóviles, 6.01%; d) restaurantes y similares, 5.89%; y e) loncherías, fondas, torterías y taquerías, 5.88%.

 

servicios.JPG

Por otro lado, en el capítulo de frutas y verduras, se registran incrementos por arriba de 10% en los siguientes productos: a) aguacate, 94.56%; b) chile serrano, 44.4%; c) jitomate, 43.3%; d) otros chiles frescos, 16%; e) guayaba, 15%; f) lechuga y col, 14%; y g) chile poblano, 10.6%.

 

frutas_y_verduras.JPG

Entre los productos pecuarios que más se han encarecido entre los meses de mayo de 2016 y mayo de 2017 se encuentran: a) mariscos distintos al camarón, con un incremento de 30.2%; b) camarón, con 11.5%; c) pescado, 10.2%; d) carne de cerdo 7.4%; e) vísceras de res, 6%; f) pollo, 3.3%; y g) carne de res, con 3.18%.

 

pecuarios.JPG

 

En el capítulo de los energéticos, los incrementos registrados por el INEGI muestran que la gasolina de alto octanaje incrementó sus precios en 22.74% durante el periodo considerado; la gasolina de bajo octanaje lo hizo en 22.44%; el gas doméstico natural en 21.3%; el gas doméstico LP en 5.64%; y la electricidad en 5.5%.

 

energéticos.JPG

 

Comentarios

Hay una frase común entre economistas: “la inflación es el impuesto más caro”, y lo es en dos sentidos: el primero, porque es un fenómeno que reduce significativamente el poder adquisitivo de los ingresos, encarece las transacciones comerciales y genera efectos adversos en las capacidades de crecimiento económico; y el segundo, porque es un fenómeno que afecta principalmente a los más pobres.

En el caso mexicano, entre los años 2006 y 2012, el incremento en los niveles de pobreza se explicó fundamentalmente por la crisis de 2008-2009, pero también por el alza sostenida que tuvieron los precios de los alimentos tanto a nivel internacional, como nacional.

Desde esta perspectiva, lo más preocupante del comportamiento del Índice de Precios al Consumidor (IPC) es que se percibe un incremento generalizado de precios, mayoritariamente de productos que forman parte de la canasta alimentaria y no alimentaria. Es decir, las precarias condiciones de subsistencia de millones de personas podrían recrudecerse aún más ante esta escalada de precios, cuyo fin y proceso de estabilización no se percibe en el corto plazo.

 

Al ritmo que se tiene hasta ahora, la inflación anual de este 2017 podría ubicarse por arriba de 6%, cifra que no se había tenido desde hace más de 15 años en nuestro país, y que terminará teniendo importantes efectos también en las clases medias, no sólo en lo que se refiere al poder adquisitivo, sino también a su capacidad de pago de créditos que están indexados a la inflación.

FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

Twitter logo blue@MexicoSocial_

El viernes pasado de dio a conocer el Informe Anual sobre Pobreza y Rezago Social, 2015, con el propósito de orientar la inversión para la infraestructura social en los Estados. La información oficial muestra, sin embargo, que a pesar de los recursos aplicados en los últimos años las desigualdades y la pobreza persisten, sobre todo ahí, en donde más se invierte. La evidencia sugiere que el problema no son los programas, sino el modelo de desarrollo; y ese es el debate pendiente.

Visto 2895 veces