De acuerdo con el boletín Estadísticas a propósito del Día Internacional de los voluntarios, del INEGI, en 2015, más de 2 millones de voluntarios realizaron actividades en favor de la sociedad a través de las Instituciones Sin Fines de Lucro (ISFL) de México, participando de forma organizada en tareas relacionadas a la educación, servicios médicos, servicios sociales, derechos civiles, cuidado del medio ambiente, desarrollo y vivienda, entre otras. De 2008 a 2015, el número de voluntarios organizados en ISFL se incrementó en 54.3%

Con información de Newsweek Guanajuato / @NW_Guanajuato  CONSULTA LA PUBLICACIÓN AQUÍ 

Un derecho humano es aquél del que toda persona es portadora por su condición de humanidad. Por ello es tan relevante que en nuestra Constitución Política se haya establecido con mayor claridad, a partir de la reforma al artículo 1º del mes de junio de 2011, cuáles son estos derechos, cuál es su alcance y cuáles son los criterios para su interpretación.

Sábado, 25 Noviembre 2017 00:00

#NiUnaMenos

Escrito por

66.1% de las mujeres mexicanas ha enfrentado violencia de (cualquier tipo y de cualquier agresor) alguna vez en su vida, 43.9% ha enfrentado agresiones del esposo o pareja actual o la última a lo largo de su relación y 53.1% sufrió violencia por parte de algún agresor distinto a la pareja. Las entidades que presentan las tasas más altas en homicidios de mujeres (2014-2016)  son Baja California, Colima, Chihuahua, Guerrero, estado de México, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Sinaloa, Tamaulipas y Zacatecas.

El Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de los Accidentes de Tráfico, conmemorado cada 19 de noviembre, es un recordatorio de los 1.25 millones de vidas que se pierden cada año a nivel mundial como consecuencia de accidentes de tránsito y de los 20 y 50 millones de personas que sufren traumatismos no mortales o tienen alguna discapacidad como resultado de éstos

Viernes, 22 Septiembre 2017 10:58

Jugar con la tragedia

Escrito por

Minutos después de las 13:14 horas del 19 de septiembre del 2017, cuando ocurrió el fuerte sismo de 7.1 que sacudió a México, la gente que salió de los edificios laborales o habitacionales en la Ciudad de México, tras pasar los primeros instantes de pánico, ayudaron a otras que cayeron al piso, que estaban en crisis. Fueron esas mismas personas las que iniciaron la remoción de escombros con las manos y lo que tuvieron a su alcance: cubetas, botes, palas. Rescataron a quienes pudieron con las manos.