Sábado, 25 Noviembre 2017 00:00

#NiUnaMenos

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

66.1% de las mujeres mexicanas ha enfrentado violencia de (cualquier tipo y de cualquier agresor) alguna vez en su vida, 43.9% ha enfrentado agresiones del esposo o pareja actual o la última a lo largo de su relación y 53.1% sufrió violencia por parte de algún agresor distinto a la pareja. Las entidades que presentan las tasas más altas en homicidios de mujeres (2014-2016)  son Baja California, Colima, Chihuahua, Guerrero, estado de México, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Sinaloa, Tamaulipas y Zacatecas.

  

INDEFENSAS

Casi 7 de cada 10 mujeres en México ha vivido violencia, pero en entidades como Jalisco, Aguascalientes y Colima la cifra rebasa el 70% (Mapa: INEGI)

Captura de pantalla 2017 11 25 a las 2.16.44 p

 

De acuerdo con el INEGI, 43.9% de las mujeres que tienen o tuvieron al menos una relación de pareja – vivieran o no juntos- ha sufrido agresiones por parte del esposo o de la pareja actual o la última a lo largo de su relación. Asimismo, 53.1% de las mexicanas han vivido violencia por parte de algún agresor distinto a la pareja, ya sea en el trabajo, la escuela, algún lugar público, compañeros de la escuela o del trabajo, maestros, autoridades o patrones, familiares, conocidos, o extraños en diferentes espacios, tanto públicos como privados. 

Según datos de la ENDIREH, entre octubre de 2015 y octubre de 2016, 45 de cada 100 mujeres fue víctima de algún acto violento en sus centros de trabajo, principalmente de tipo emocional, sexual y discriminación. La violencia emocional es infligida principalmente por la pareja o la última expareja, y en el caso de la violencia sexual, ésta reciben de diversos agresores distintos a la pareja.

Mujeres jóvenes: las más expuestas a la violencia

Las mujeres de entre 20 y 39 años son las que viven mayor violencia; 70 de cada 100 mujeres de entre 20 y 34 años ha enfrentado al menos un episodio de violencia o abuso. Dos datos particularmente alarmantes son que la mitad de las mujeres jóvenes entre 18 y 29 años ha sido agredida sexualmente y que las adolescentes de 15 a 17 años presentan niveles altos de violencia sexual, emocional y física. Asimismo, del total de defunciones por homicidio de mujeres ocurridas en 2016, 42.4% de ellas corresponde a mujeres menores de 30 años

De acuerdo con los datos del INEGI, 34.7% de las mujeres mexicanas que han sido víctimas de violencia han recibido agresiones solo de su pareja (13 de cada 100) o solo de otro agresor (20 de cada 100) o fue discriminada en el trabajo (1.7%), mientras que el otro 31.4% ha sido agredida por distintos agresores, incluyendo a su pareja o expareja. Esto significa que, del total de mujeres que han vivido violencia al menos una vez en su vida en cualquier ámbito, 52.5% fue agredida por un tipo de agresor y 47.5% por diferentes tipos de agresores.

Asimismo, la violencia por parte de la pareja es más frecuente en mujeres que se casaron o unieron antes de los 18 años que entre aquellas que se casaron por primera vez cuando tenían 25 años o más. Cerca de la mitad de quienes se casaron antes de llegar a la mayoría de edad (48.0%) han enfrentado violencia por parte de su pareja, mientras que entre aquellas que lo hicieron a una edad más avanzada, la proporción de quienes han experimentado violencia por parte de su pareja es de 37.7%. Además, la violencia de pareja es mayor entre las mujeres que se han unido dos o más veces (52.1%), que entre aquellas que solo han tenido una unión o matrimonio (42.9%).

IMG 0463 copia

 

En 2016 se registró el asesinato de 2,813 mujeres

El año pasado se registró la mayor cantidad de mujeres asesinadas en el país en los últimos 27 años (2,813), que comparado con 2015 (2,383) representa un incremento de 18.4%. En 2015 hubo 2,383 homicidios de mujeres, lo que implicó un aumento en 2016 de 430 mujeres asesinadas, y esto representa un promedio de siete mujeres asesinadas diariamente durante 2015, a ocho por día durante 2016.

De 1990 a 2016 se registraron 428,574 muertes por homicidio en el país y 11% de ellos fueron de mujeres. El número de mujeres asesinadas durante 2016 es el más alto registrado en los últimos 27 años, pues la cifra es incluso superior a la de los registrados en 2011 (2,693) y 2012 (2,764), que fueron los años donde se presentaron la mayor cantidad de muertes por homicidio en el país (27,213 en 2011 y 25,967 en 2012).

 

De acuerdo con el INEGI «las mujeres son asesinadas con mayor violencia y saña, utilizan medios que producen mayor dolor, prolongan su sufrimiento antes de morir y sobre todo conlleva la aplicación de la fuerza corporal para someterlas. De acuerdo con la información disponible sobre el medio o arma utilizada para causar la muerte de la persona, se aprecia que el medio más utilizado son las armas de fuego. Sin embargo, existe una diferencia relevante por sexo, ya que mientras los homicidios contra los hombres han sido perpetrados en su mayoría con arma de fuego, en el orden de 67 de cada 100 de ellos en 2016; entre las mujeres fue menor al 50 por ciento. En cambio, 36 de cada 100 mujeres fue estrangulada, ahorcada o sofocada, ahogada, quemada, golpeada con algún objeto o herida con un arma punzocortante; es tres veces mayor que entre los hombres. Asimismo, existe una mayor proporción de ellas que fue ultimada con objetos punzocortantes. En tanto entre los hombres estas agresiones se presentaron en el 21.8% de los casos».

arma utilizada

De 2007 a 2016 ocurrieron alrededor de la mitad de los homicidios tanto de hombres como de mujeres, acumulados a lo largo de los últimos 26 años. En 2008, tuvieron un leve incrementos en sus tasas de defunciones de mujeres por homicidio 10 entidades, destacando Chihuahua, que pasó de 3.1 en 2007 a 10.4 defunciones por cada 100 mil mujeres en 2008.

En los últimos tres años (2014-2016), las entidades que presentan las tasas más altas en homicidios de mujeres fueron Baja California, Colima, Chihuahua, Guerrero, estado de México, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Sinaloa, Tamaulipas y Zacatecas. Las entidades que presentaron el mayor aumento en la tasa de homicidios de 2014 a 2016 son Colima, Guerrero, Zacatecas, Morelos y Baja California. La tasa de homicidios de mujeres incrementó en tres entidades: Chiapas, Nayarit y Oaxaca.

Durante 2016, ocho entidades registraron su tasa más alta de los últimos 27 años –Colima, Guerrero, Zacatecas, Morelos, Michoacán, Guanajuato, Tabasco y Ciudad de México- y cinco de ellas se ubican con los niveles más altos del país: Colima, Guerrero, Zacatecas, Morelos y Michoacán; mientras que en el caso de las otras tres entidades –Ciudad de México, Guanajuato y Tabasco- si bien registraron las tasas más altas de su historia reciente, estas se ubican por debajo de la media nacional.

De acuerdo con el INEGI, la situación de las 11 entidades con las tasas más altas en 2016 (ubicadas por encima de la media nacional de 4.59 es la siguiente:

  • Colima alcanzó su nivel más alto de los últimos 27 años y es la entidad con la tasa más alta del país en 2016, al pasar de 7.1 en 2015 a 16.9 homicidios de mujeres por cada 100 mil y cuyo registro anterior más alto se ubica en el año 2012, con 7.2.
  • Guerrero pasó de una tasa de 12 en 2015 a 13.4 en 2016. Su tasa más alta alcanzada se registró en 2012, con 13.2 homicidios de mujeres por cada 100 mil mujeres. En el caso de esta entidad se observa que después de una ligera disminución en 2013 y 2014, en 2015 y 2016 hay un repunte en su tasa de homicidios de mujeres.
  • Zacatecas pasó de una tasa de 3.0 en 2015 a 9.8 defunciones de mujeres por homicidio por cada 100 mil en 2016, más del triple. Su anterior tasa más alta se había registrado en 2013, con 7.8.
  • Chihuahua había presentado una baja constante después de que en 2010 alcanzó la tasa más alta en la historia del país con 32.8 mujeres asesinadas por cada 100 mil, llegando en 2015 a 7.1, en 2016 se observa un repunte al llegar a 9.8, nivel muy cercano al que registró en 2013, con 10.1. Cabe recordar que, en dos años (2010 y 2011), se registraron 992 homicidios de mujeres en esa entidad
  • Morelos pasó de una tasa de 4.9 en 2015 a 8.6 en 2016, la más alta registrada en su historia ya que el nivel más alto alcanzado se registró en 2012 con 6.6 defunciones de mujeres por homicidio por cada mil. Esta entidad había presentado tasas superiores a 5.0 en 1993 (6.0) y 1999 (5.6), posteriormente durante la primera década del siglo XXI su nivel estuvo por debajo de los cuatro homicidios de mujeres por cada 100 mil, y a partir del año 2010 inició un proceso de aumento que llegó en 2012 a 6.6 y en los tres años siguientes disminuyó hasta llegar a 4.9 en 2015, para volver a repuntar en 2016.
  • Baja California, después de que en 2009 alcanzó su tasa más alta de 9.7, con 153 homicidios de mujeres, inició un descenso hasta 2014, y en 2015 se observa un aumentó que llegó a 2016 con una tasa de 7.4 homicidios de mujeres por cada 100 mil.
  • Tamaulipas llegó a su tasa de homicidios de mujeres más alta en 2012 con 9.9 por cada 100 mil, una disminución en 2013 (5.5), un nuevo repunte en 2014 (7.9), disminución en 2015 y nuevo repunte en 2016 que llegó a 7.3 defunciones de mujeres por cada 100 mil en este año.
  • Sinaloa, hasta antes de 2009 sus tasas de defunciones de homicidios de mujeres se ubicaban en niveles por debajo de 4.0, y a partir de ese año se observa un aumento al llegar a 5.6 y en 2011 alcanza su nivel máximo con 7.9 defunciones de mujeres por cada 100 mil. Posterior a ese año, se observa una tendencia a la baja durante 2012 y 2013 para volver a aumentar en 2014 llegando a 6.2 y aunque en 2015 vuelve a disminuir a 3.5, en 2016 vuelve a registrarse un aumento al llegar a 5.6 defunciones de mujeres por cada 100 mil.
  • Michoacán había presentado tasas por debajo de 5.0 y solo en 1996 registró una tasa de 5.5 defunciones de mujeres por homicidio por cada cien mil, pero en 2016 alcanzó las 5.6, que representa la tasa más alta en su historia reciente.
  • Oaxaca había registrado durante cinco años tasas de defunciones de homicidios de mujeres por encima de 5, llegando en 1995 a 6.1, y a partir de 1997 y hasta 2012 se mantuvo en niveles inferiores a 5.0. Sin embargo, en 2014 registró su nivel más alto, llegando a 6.5 defunciones de mujeres por cada 100 mil. Si bien en 2015 presentó una disminución, en 2016 se observa un aumento que la coloca en 5.1 por cada 100 mil.

 

Visto 747 veces