Viernes, 26 Enero 2018 00:00

Una región desigual

Escrito por México Social
Valora este artículo
(3 votos)

De acuerdo con el informe Panorama Social de América Latina, 2017 de la Cepal, en esta región, a pesar de que desde principios de la década de los 2000 se ha logrado una reducción en la desigualdad respecto de la distribución del ingreso, los niveles que se registraron en 2016 son muy similares a los de 2014

El informe revela que el ingreso del quintil más rico (quintil V) acumula 45% del total de los ingresos de los hogares, mientras que el quintil de menos recursos (quintil I) representa 6% de los ingresos totales, lo que refleja una clara desigualdad en estos ingresos.

 

gráfica1panoramasocial

 

Otro indicador que muestra esta desigualdad es el índice de Gini. De acuerdo con el informe, en América Latina este valor alcanza un promedio de 0.467[1]; algunos países como Brasil, Colombia, Guatemala, México y Panamá tienen valores arriba de 0.500, por lo que son más desiguales que otros países de la región como Argentina, Uruguay y Venezuela, los cuales tienen valores por debajo de 0.400. En la región, la reducción de la desigualdad entre 2014 y 2016 fue de apenas un 0.4% anual.

mapa1panoramasocial

 

De acuerdo con estimaciones de la Cepal, la participación del 1% más rico en el ingreso total tiende a ser mayor en los países latinoamericanos que en otros países desarrollados de otras regiones del mundo. En Brasil, por ejemplo, la participación del 1% más rico en el ingreso total de ese país es mayor que la registrada en países como Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia Suiza, entre otros.

gráfica2panoramasocial

Alcanzando las metas

El informe evidencia que, en la región, la variación de los ingresos ha sido consistente con la meta 10 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): “reducir la desigualdad en y entre los países”. De acuerdo con la ONU, eliminar la desigualdad entre los países es fundamental para lograr un desarrollo sostenible y las desigualdades entre países ocasionan desequilibrios económicos y sociales que ponen en riesgo el desarrollo social y la reducción de la pobreza.

En este sentido, la Cepal informa que, durante los últimos años, la desigualdad de ingresos se ha reducido en la región (según la información que obtuvieron de encuestas de gasto en los hogares). El informe sostiene además que entre los años 2002 y 2016 “el crecimiento de los deciles extremos de la distribución del ingreso fue más pronunciada en los países con mayor reducción de los índices de desigualdad”.

Asimismo, destaca que en los países de la región se ha observado una mayor reducción del desempleo, así como una mayor participación femenina, lo que se refleja en una mejoría de los ingresos laborales.

Sin embargo, el problema de la desigualdad en la distribución aún no está resuelto y queda un largo camino por recorrer, por lo que es necesario que nuestras sociedades seas más justas y mucho más equitativas.

 

[1] Cabe señalar que del índice de Gini el 0 significa ausencia de desigualdad y el 1 significa la desigualdad máxima.

Visto 842 veces