Miércoles, 13 Junio 2018 00:00

El Fondo India para la Cooperación Sur-Sur: abriendo caminos renovadores

Escrito por Jorge Chediek / Bernardo Kliksberg
Valora este artículo
(2 votos)

La vasta agenda conformada por las  17 metas de desarrollo sostenible 2015/2030 aprobadas por la Asamblea Mundial de la ONU requiere grandes esfuerzos mancomunados a nivel mundial y una renovación de fondo en las prácticas tradicionales de cooperación

coopsursurLa Cooperación Sur-Sur impulsada desde la ONU a través de la Oficina especial creada en el ámbito del PNUD es reconocida hoy como uno de esos instrumentos renovadores, y su evolución y resultados están excediendo a las expectativas.

Un ejemplo de su enorme potencial lo constituye el nuevo Fondo creado en 2017 por la India para apoyarla, cuya gestión ha confiado a la Oficina Sur-Sur de la ONU.

Tiene una serie de características singulares y en poco tiempo ya está en activa operación.    La India lo dotó de un considerable aporte de recursos: se comprometió a un aporte multianual de 100 millones de dólares, con un desembolso en el primer año de 11.5 millones y creó una ventana adicional en este Fondo con otros  50 millones de dólares para proyectos con los países del Commonwealth.

En un acto especial por el primer aniversario del Fondo, el secretario general de la ONU, António Guterres, destacó que se trata de “una fuente de inspiración y un estímulo para reforzar la cooperación Norte-Sur para crear un mundo mejor”.   

Asimismo, Achim Steiner, administrador del PNUD, subrayó el rol clave del Fondo y la Cooperación Sur-Sur en un desarrollo efectivo y la agenda 2030.

El Fondo arrancó con un ritmo de ejecución que muestra el nivel de efectividad que puede alcanzar el apoyo al desarrollo. En sus primeros siete meses, ya la India había aportado seis millones de dólares.  Lleva, en corto tiempo, 22 proyectos, con 25 países socios, y ha contribuido al progreso de 17 metas de desarrollo sostenible.

Sus prioridades comprenden la reducción de la pobreza y el hambre, el fortalecimiento de la salud y la educación, la mejora de la igualdad y la expansión del acceso a agua potable, sanidad y energía.

Una particularidad del Fondo que hace honor al objetivo fijado por el Secretario General de la ONU de “no dejar a nadie atrás”, es el énfasis que está poniendo en ayudar a dos de los grupos de países con más dificultades del planeta: los de menor desarrollo relativo y las pequeñas islas Estados.

Viven en los países de menor desarrollo 800 millones de personas, el 12 % de la población mundial, y significan solo el 2% del Producto Bruto Mundial. Han sido, entre otros aspectos, muy golpeados por el cambio climático.

Las pequeñas Islas Estado, están en el epicentro de algunas de las peores consecuencias del cambio climático, desde la intensificación de la frecuencia y la magnitud de los huracanes, que las pone en alto riesgo, hasta la contaminación creciente del mar.     

Los desequilibrios climáticos llegan a múltiples lugares del planeta, pero el nivel de vulnerabilidad de ambos grupos de países es mucho mas alto. Ejemplificando su virulencia actual en 2018: las olas de frío llevaron la temperatura a 100 bajo cero en New Hampshire, USA, y, por otro lado, regiones de Australia tuvieron que enfrentar la mayor catástrofe de olas de calor en 80 años. En un suburbio de Sidney, la temperatura alcanzó los 117 grados Farenheit.

El  envenenamiento del mar se profundiza aceleradamente. Se estima que se están tirando a los océanos 19 billones de toneladas de plástico cada año, y que las cifras se duplicarán para el año 2025. Este plástico se está infiltrando y mata la vida natural, contaminando corales y aniquilando a los pescados y a toda la cadena alimentaria.

La ministra de Relaciones Exteriores de la India, MJ Akbar señaló, en uno de los lanzamientos del  Fondo, que “la salud de los océanos determinará la salud de nuestro planeta”.

Son muy inspiradores muchos de los proyectos que el Fondo India Oficina Sur-Sur. Ya ha puesto en operación, o está por hacerlo, ayudando a los países mas desfavorecidos del planeta, temas que tienen que ver con su indefensión climática y la intoxicación de los mares.

Entre los primeros proyectos aprobados se hallaron la entrega a siete islas del Pacífico de un sistema de alertas climáticas tempranas y la ayuda a la reconstrucción posthuracán Irma de Islas como Antigua-Barbuda y Dominicana.

Su foco en pequeños países lo ha llevado, entre otras iniciativas innovadoras, a fortalecer la resiliencia en el Chad, a apoyar en múltiples aspectos a Grenada, reducir mortalidad materna en Mauritania, aumentar resiliencia en las comunidades indígenas de San Vicente y las Granadinas, incrementar la participación popular en la lucha contra la pobreza en Suazilandia, propulsar la energía solar en Tuvalu, cooperar con el diseño de un plan nacional de desarrollo sostenible en Vanuatu  y apoyar al Uruguay a impulsar un gobierno de proximidad y rendición de cuentas.

En todos estos proyectos, el Fondo está aplicando estrictamente los principios rectores de la Cooperación Sur-sur que maximizan su impacto. Así, los proyectos están centrados en la gente, hay ownership (soberanía nacional) sobre los proyectos, están orientados al desarrollo de las capacidades locales, refuerzan la sostenibilidad, y  su objetivo final es hacer progresar las metas 2030.

Los mitos respecto a que los esfuerzos de apoyo al desarrollo son muy difíciles de avanzar en países pobres, que son, por naturaleza, lentos y tardíos, y tienen marcados  desajustes con las necesidades reales de los países, se caen ante los hechos que han caracterizado el nuevo Fondo India Oficina Sur-Sur.

Puede ser una estimulante referencia de lo que puede hacer la Cooperación Sur Sur en el terreno. Está mostrando cómo se puede con rapidez identificar prioridades críticas, gestar alianzas, ejecutar eficientemente y hacer todo ello dentro de un marco de principios, que asegure que se está trabajando por lo que el Fondo denomina con propiedad “proyectos transformacionales para un desarrollo sostenible”.

 

Jorge Chediek es director de la Oficina Sur-Sur de la ONU y enviado especial del secretario general para la CSS

Bernardo Kliksberg es asesor estratégico de la Dirección de la Oficina Sur-Sur

Visto 57 veces