Viernes, 28 Septiembre 2018 12:00

La promesa fallida de un México en Paz

Escrito por Jonathan Rubio
Valora este artículo
(2 votos)

Una de las cinco metas nacionales de la administración pública que está punto de concluir fue un “México en Paz”, sin embargo, el número de delitos cometidos (y, por lo tanto, también de víctimas) ha incrementado a lo largo del sexenio y, para este 2018, la inseguridad se mantiene como el principal problema que aqueja a los mexicanos

Así lo confirma la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2018, la cual recabó información sobre la percepción de la seguridad pública durante marzo y abril de este año.

De acuerdo con sus principales resultados, a nivel nacional, 55.1 millones de personas declararon que la inseguridad es el tema que les genera mayor preocupación, equivalente al 65% de quienes tienen 18 años y más. Lo anterior significa que el incremento de la violencia en todo el país entre 2017 y 2018 llevó a que 3.8 millones de personas más consideren a la inseguridad como su principal problema.

Para conocer la percepción de seguridad personal y en el entorno, en el cuestionario de la Envipe se enlistan temas de interés nacional, tales como pobreza, desempleo, narcotráfico, inseguridad y desastres naturales y se da a elegir a las personas encuestadas las tres opciones que le preocupan más. En 2018, en la Ciudad de México la percepción de que la inseguridad es el mayor problema fue de 77%, que es la cifra más alta que se registró en todo el país, y le sigue el Estado de México, con 74 por ciento. En Nuevo León, Baja California, Guanajuato y Tamaulipas esa proporción osciló entre 71% y 73% de la población.

La inseguridad se consolidó como la mayor preocupación en 30 entidades federativas; únicamente hay dos excepciones:

  • Chiapas, donde el 45% de la población considera que principal problema al que se enfrenta la población de ese estado es la pobreza. Y no es para menos, pues 78% de los habitantes chiapanecos se encuentran situación de pobreza y 30% en pobreza extrema.
  • Campeche, donde el desempleo es el problema más importante, ya que 52% de la población mayor de edad así lo expresó. Reflejo de ello es que, entre 2003 y 2016 el porcentaje promedio del producto interno bruto estatal se contrajo 4.1 por ciento.

 

Destaca que el segundo mayor problema más importante para los mexicanos es el aumento de precios, motivado por el impacto inflacionario que se generó desde inicios de 2017 frente a la liberación de precios de las gasolinas.

Inseguros en su estado 

Otro cuestionamiento que se realiza para la Envipe es si en términos de delincuencia las personas consideran que vivir en su estado es seguro o inseguro. En este rubro, la percepción de inseguridad en las entidades federativas presentó un incremento 8% entre 2017 y 2018, mismo que, en términos estadísticos es significativo.

La tendencia de la percepción de inseguridad en las entidades federativas se mantuvo cercana al 72% y 73% entre 2013 y 2016. Para 2017 este indicador se situó en 74%, mientras que, para este año fue superior al 76 por ciento.

Las mujeres son quienes tienen una peor percepción de la seguridad en los estados donde habitan: así lo expresó 82% de ellas en 2018. En contraste, la percepción de inseguridad de los hombres en sus entidades federativas fue de 76%, es decir, existe una brecha de género de cinco puntos porcentuales.

Destaca que, en Tabasco y en el Estado México la percepción de inseguridad ascendió a 92%, y en Zacatecas y en Veracruz fue de 89 por ciento. Por el contrario, en Yucatán se registró la percepción de inseguridad más baja de todo el país, con 32%, seguido de Campeche, con 58 por ciento.

A nivel nacional, el espacio donde la población se sintió más insegura fue en los cajeros automáticos y en las sucursales bancarias, ya que así lo afirmó el 83% y 73% de la población, respectivamente. El segundo lugar donde los mexicanos se sienten más inseguros es en el transporte público, con una percepción de 71 por ciento.

En cuanto a las conductas delictivas o antisociales, resultó que, 66% de la población identificó al consumo de alcohol en la calle como la primera de ellas. Le siguen los asaltos frecuentes y el consumo de drogas, ya que para cada una de estas conductas, 51% de la población así las identificó.

Otro 51% de la población identificó que en las cercanías de su vivienda se consumen de drogas, mientras que 34% identificó que se venden drogas. Estas situaciones ocupan el tercero y cuarto lugar respectivamente dentro las conductas delictivas o antisociales que los mexicanos identifican en las cercanías de sus viviendas.

En 2013, solo 40% de los mexicanos identificaban que se consumían de drogas cerca de su domicilio y 23% que se vendían. Un incremento de 11 puntos porcentuales para cada situación.

En ese sentido, la meta "México en Paz", con la cual la administración que gobernó de 2012 a 2018 buscaba que “ninguna persona en México se enfrente a la falta de seguridad”[1], quedó como una asignatura pendiente, ya que, lejos de cumplir con su cometido, se agudizó la situación violenta de nuestro país y en vísperas de que concluya el presente sexenio, los mexicanos se quedan con una peor percepción sobre la seguridad.

 

[1] Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018. Cinco metas nacionales, I. México en Paz.

Visto 118 veces