Jueves, 27 Diciembre 2018 13:00

La fuerza del voluntariado

Escrito por Vicente Amador / @VicenteAmador
Valora este artículo
(2 votos)

Esta columna busca analizar, desde la estadística, los más importantes problemas sociales contra los que nuestro país debe luchar: desde trabajo infantil, migración, violencia contra la mujer, inseguridad, pobreza, educación, hasta tráfico de drogas, animales y más.

Tal vez por lo escalofriantes que resultan muchas de las cifras expuestas ─frías como números que son, pero calientes como la rabia de las injusticias que representan─, existe el riesgo de quedarse solo con una imagen desalentadora. Y esa no es la intención. Al contrario, confiamos en que podemos construir un mundo mejor.

volunteer 2055010 1280Sabemos que hay una realidad más positiva, alcanzable gracias a las personas que no se quedan con “lo que hay”. Ciudadanos organizados que, con trabajo, sacan adelante infinidad de proyectos.

Así es el voluntariado, tema que ahora refiero. Personas sin remuneración económica cuya participación sobre los proyectos es tal que le permite a las organizaciones generar un programa de trabajo considerando estas horas donadas.

En nuestro país, poco más de dos millones de personas realizaron trabajo voluntario en las asociaciones no lucrativas durante 2017. Aproximadamente 33 mil voluntarios menos respecto al 2016 (Cfr. INEGI, SCNM, 2018).

No obstante la reducción, que sería muy bueno revertirla en adelante, el voluntariado se ha incrementado en más de un 50% en los últimos ocho años. En otras palabras, dos de cada 100 mexicanos de 15 años y más son voluntarios (Cfr. Ídem).

Respecto al panorama internacional, la ONU estima que en el mundo existen mil millones de voluntarios, quienes dedican parte de su tiempo libre a mejorar su entorno. A veces, con proyectos que se sacan adelante contra viento y marea.

¿En qué sectores se desempeñan los voluntarios en México?

Poco más del 40% se desempeña al interior de organizaciones religiosas, lo cual no quiere decir que sean labores de formación espiritual: aquí se encuentran causas de todo tipo, principalmente avocadas a mitigar la pobreza, propiciar la salud y la educación.

Las actividades que se ven menos favorecidas en términos de las preferencias de los voluntarios son la promoción de la cultura y el deporte, así como la defensa de derechos civiles y política (Cfr. Ídem).

Naciones Unidas también calcula que la fuerza de trabajo voluntaria mundial equivale a la de 109 millones de trabajadores de tiempo completo.

El trabajo aportado por los voluntarios en México ascendió a 117 mil 660 millones de pesos, lo que implica que cada voluntario aporta en promedio a su organización no lucrativa el equivalente a 56 mil pesos (Cfr. Idem).

El voluntariado, además de los problemas que soluciona, o al menos mitiga, genera conexiones humanas y mayor confianza en la sociedad; relaciones colaborativas, de solidaridad, innovación y, como lo vimos con los sismos del 16 de septiembre del 2017, una velocidad de respuesta que difícilmente consiguen los gobiernos (Cfr. ONU, 2018).

Decía Henry Melvill: «No podemos vivir aislados. Nuestras vidas están conectadas por mil hilos invisibles y, a lo largo de estas fibras solidarias, nuestras acciones se desarrollan como causas y vuelven como resultados».

Visto 254 veces