Tabaquismo, un freno al desarrollo

De acuerdo con los datos oficiales, en México fallecen alrededor de 105 personas al día por el consumo directo del cigarro. Cada mes, las personas destinan alrededor de 290 pesos a la compra de tabaco, lo cual equivale al 17.3% del salario laboral per capita real. Más del 50% de los consumidores de tabaco fallecen por consumirlo; mientras que los costos en salud son cada vez más elevados.


 Twitter logo blue@MexicoSocial_

La Organización Mundial de la Salud (OMS) propone que este 31 de mayo, en el Día Mundial del Tabaco, se ponga énfasis en el hecho de que el tabaquismo representa una amenaza al desarrollo; de hecho, la organización sostiene que la industria del tabaco compromete el desarrollo sostenible, además de que existe una crisis mundial de salud debido a las altas tasas de prevalencia de tabaquismo en todo el mundo.

De acuerdo con los datos de la OMS, la industria del tabaco podría ser considerada como una de las de más alta letalidad en el planeta, pues su consumo mata a poco más de la mitad de sus consumidores.

En las estimaciones de la OMS, se afirma que al año mueren alrededor de siete millones de personas en todo el mundo a causa del tabaco, y que entre ellas, casi un millón sin haber sido fumadoras, estuvieron expuestas por periodos prolongados al humo del cigarro.

Finalmente es importante destacar que hay alrededor de mil millones de personas fumadoras en el mundo; dentro de esa suma de personas, alrededor del 80% viven en países de ingresos medios y bajos.

1684264

El nivel de consumo en México

De acuerdo con los datos de la Encuesta Global de Tabaquismo en Adultos – México, 2015, el 16.4% de la población de 15 años o más en el país son personas fumadoras activas; entre ellas, 10.6 millones son hombres y 3.8 millones son mujeres.

La encuesta destaca además que, entre el 16.4% de las personas fumadoras, el 7.6% son fumadores diarios y el 8.8% ocasionales. Entre quienes declaran fumar a diario, el promedio de consumo es de 7.7 cigarrillos al día; mientras que la edad de inicio al fumar es de 16.5 años.

Esta encuesta revela que entre el 2009, año del levantamiento previo, y el 2015, sí hay una disminución estadísticamente significativa en la edad de inicio al consumo; al haberse reducido de 17.6 años a 16.5 años de edad.

Un último dato a destacar en este tema es que hay 3.9 millones de personas que, sin ser fumadoras, están constantemente expuestas al humo del tabaco; de ellas, 72.2% ha estado expuesta en bares y discotecas; 42.4% en universidades; 24.6% en restaurantes; 24.7% en el transporte público; 14% en edificios de gobierno; 13.7% en escuelas y 5.2% en instituciones que prestan servicios de salud.

Difícil adiós

De acuerdo con la encuesta citada, el 56.9% de quienes declararon ser personas fumadoras, intentaron dejar de fumar en los últimos 12 meses previos al levantamiento de la encuesta.

Asimismo, en general, el 73.8% de quienes fuman declaran que planean o están pensando dejar de fumar. A pesar de ello, el consumo no se ha reducido.

Una muerte costosa

Como ya se dijo, el consumo de tabaco provoca una alta letalidad; la cual, además, tiene un alto costo económico para los consumidores. En efecto, el gasto mensual de las personas fumadoras en la compra de tabaco es de 297 pesos; si se considera que el salario laboral per capita real en el país, estimado para el primer trimestre de 2017, por el Consejo Nacional para la Evaluación de la política de Desarrollo Social, se ubicó en mil 711 pesos mensuales.

Desde esta perspectiva, el gasto promedio en cigarros equivale en el país al 17.35% del salario laboral mensual per cápita registrado en el primer trimestre de este 2017.

Vidas "es-fumadas"

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), entre los años de 2010 y 2015, se han registrado en el país un total de 117,749 defunciones a causa de las “Enfermedades pulmonares obstructivo crónicas”, las cuales son atribuidas en su inmensa mayoría, directamente al consumo del tabaco.

Esa cifra implica un promedio de 19,624 defunciones anuales, es decir, 53.7 defunciones al día, o bien, un promedio de dos defunciones por hora atribuibles al consumo del cigarro.

Adicionalmente, el INEGI estima que entre los años 2005 y 2015, han fallecido un total de 83,014 por cáncer de tráquea, bronquios y pulmón; asimismo, hay una suma de 60,694 defunciones por cáncer de próstata; 57,178 por tumor maligno de la mama; así como 11,345 por tumores en la cavidad bucal, la faringe y el labio.

1684265

Esta cifra acumula un total de 212,231 muertes, es decir, un promedio anual de 21,223 casos anuales; o bien, un promedio diario de 58 defunciones al día.

Si se suman ambas cifras, lo que se tiene es un promedio de aproximadamente 105 defunciones diarias atribuibles al consumo del tabaco; esto sin considerar otras defunciones en las que el consumo del tabaco es un factor de riesgo.

Urge mayor prevención

De acuerdo con la Encuesta Global de Tabaquismo 2015, el 32% de los adultos ha observado, en los últimos 30 días anteriores a la encuesta, publicidad o han recibido promociones o regalos para invitarles a consumir cigarros.

Asimismo, 93.4% vio advertencias sobre las consecuencias de fumar, lo cual muestra que la prevención debe ir mucho más allá de la difusión de mensajes y diseñarse una estrategia integral que incida de manera efectiva en la reducción de la incidencia.

*Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 30-mayo-2017, p.16.

FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

Twitter logo blue@MexicoSocial_

MÉXICO SOCIAL EN CANAL ONCE

Watch the video