Así llegan… Nayarit

En Nayarit, en el 7.2% de los hogares con niños, alguno de ellos se va a dormir con hambre; el 32% de quienes tienen más de 15 años son analfabetas; el 16% de la población carece de afiliación a servicios de salud; el 33.4% de la población infantil tiene sobrepeso u obesidad; el 25.4% de las viviendas no tiene agua entubada en su construcción; mientras que en el 12% de ellas se carece de refrigerador.


 Twitter logo blue@MexicoSocial_

El nuevo gobierno que habrá de iniciar el próximo mes de septiembre en Nayarit, deberá integrar rápidamente una visión de desarrollo a la altura de las necesidades y rezagos de la entidad. Durante la campaña electoral, las propuestas que se presentaron no pasaron de ser, en el mejor de los casos, vaguedades, por lo que el reto en las próximas semanas será presentar las líneas de política que, en lo económico y lo social, se pondrán en marcha para cumplir el mandato constitucional de garantizar los derechos humanos de su población.

En ese sentido es pertinente destacar que en Nayarit habitan un millón 181,050 personas, las cuales se integran en un total de 332,553 hogares, de los cuales, 12.38% son hogares no familiares. Debe destacarse además que el 28% de los hogares de la entidad son jefaturados por mujeres.

EL RETO EN EDUCACIÓN

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), presentados a través de la Encuesta Intercensal 2015, en el estado de Nayarit hay una prevalencia de 5% de analfabetismo entre las personas mayores de 15 años. Esta cifra es casi igual al promedio nacional (5.48%) y presenta sus peores valores entre la población adulta mayor.

En efecto, entre quienes tienen de 45 a 54 años de edad, el porcentaje de analfabetismo es de 4.91%; entre el grupo de población de 55 a 64 años es de 8%, mientras que entre la población mayor de 65 años el indicador se ubica en 20%; es decir, una de cada cinco personas adultas mayores es analfabeta.

Asimismo, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), en Nayarit 32% de las personas mayores de 15 años no han concluido la educación básica; porcentaje que implica, en números absolutos, la existencia de 42 mil personas analfabetas; 106,406 mayores de 15 años sin haber concluido la primaria, así como 139,218 personas en el rango de edad que no han concluido la educación secundaria. En total, había en el año 2015 un total de 287,796 personas en condición de rezago educativo.

MALA SALUD

De acuerdo con la Encuesta Intercensal, en Nayarit hay un 16% de la población que no cuenta con afiliación a servicios de salud, mientras que, de la población usuaria de servicios de salud, tanto públicos como privados, el 19% lo hace en consultorios o farmacias.

Asimismo, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud de Medio Camino, 2016, Nayarit forma parte de las entidades consideradas como parte de la Región Centro, en donde la prevalencia de diabetes es de 9.8%, pero en la cual se presenta la mayor prevalencia en mujeres en el país, alcanzando un porcentaje de 11.7%.

También es importante señalar que en la Región Centro se presentó un importante incremento en la prevalencia de sobrepeso y obesidad entre la población escolar; pues mientras que en 2012 fue de 33.4%, en el año 2016 la medición de la Ensanut arrojó un indicador de 38.1%.

EL CONTRASTE: EL HAMBRE

De acuerdo con los datos de la Encuesta Intercensal (Inegi, 2015), en Nayarit 32% de los adultos han tenido poca variedad en sus alimentos; en 22% de los casos algún adulto ha comido menos de lo que debería comer; mientras que en 9.65% dejó de comer todo el día o comió sólo una vez al día.

Asimismo, en el caso de los hogares en donde hay menores de 18 años, en el 20% de ellos algún menor tuvo poca variedad en sus alimentos; 15.1% comió menos de lo que debió comer; al 15.39% se le tuvo que servir menos comida; el 8.1% sintió hambre, pero no comió; mientras que el 7.27% se tuvo que acostar con hambre. 

hambrientos.jpg

OTRAS CARENCIAS

Según cifras del Inegi, en Nayarit había, en el año 2015, un total de 39,580 viviendas en donde se utiliza leña para cocinar; de ellas, el 71.9% no disponía de estufa o fogón con chimenea; asimismo, 25.9%, es decir, una de cada cuatro viviendas, hay agua entubada dentro del terreno, pero no dentro de la construcción, mientras que en 5% del total se dispone de agua sólo por acarreo.

Por otro lado, sólo 67.4% de las viviendas dispone de drenaje conectado a la red pública; 39.1% desecha en alguna fosa séptica, mientras que 5.7% no dispone definitivamente de drenaje.

Dado que los servicios de recolección de basura son deficientes, 14.28% de las viviendas quema sus desechos sólidos, mientras que otro 1.21% los entierra o tira en lugares no especificados.

En 28% de los hogares se carece además de lavadora; en 12% no se cuenta con refrigerador; en 68.8% no se tiene computadora ni internet; mientras que en el 12% se carece de estufas de gas, por lo que el combustible principal para cocinar es la leña.

sin_clase_media.jpg

*Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 20-junio-2017, p.17.

FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

Twitter logo blue@MexicoSocial_

MÉXICO SOCIAL EN CANAL ONCE

Watch the video