Más empleos, menos salarios

De acuerdo con el INEGI, al segundo semestre de 2017 estaban ocupadas 52.19 millones de personas. De ellas, 47.9% percibe ingresos por debajo de los dos salarios mínimos (160 pesos o menos al día), 21% percibe de dos a tres salarios mínimos (240 pesos diarios), 12.55% percibe entre tres y cinco salarios mínimos (entre 240 y 400 pesos diarios) y únicamente 5.3% gana 400 pesos al día o más.


 Twitter logo blue@MexicoSocial_

La tasa de desocupación reportada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) al cierre del segundo semestre de este año es una de las más bajas en la historia reciente de este indicador en el país. En efecto, al ubicarse en 3.5% respecto de la Población Económicamente Activa (PEA), se tiene un indicador menor al de los Estados Unidos de América, país en el que en mayo fue de 4.3%, mientras que en Alemania se ubicó en 3.9%.

A pesar de lo anterior, es importante matizar la estadística con tres indicadores: 1) México carece de un robusto sistema de seguridad social que dé acceso al seguro de desempleo, 2) las tasas de subocupación y de ocupación en el empleo informal son mucho más elevadas que en aquellos países y 3) los niveles salariales son totalmente incomparables respecto de aquellos países.

 

Los que trabajan

 

De acuerdo con el INEGI, al cierre del mes de junio de 2017 había en el país 91,119,098 personas mayores de 15 años. De ellos, 54,068,791 forman parte de la PEA, y entre estas personas, 27,451,853 viven en localidades con 100 mil habitantes o más y 26,616,938 habitan en localidades de menos de 100 mil habitantes.

Del total de la PEA, hay 52,198,611 personas ocupadas y 1,870,180 se encuentran en condiciones de desocupación. Asimismo, es importante destacar que, del total de las personas desocupadas, 1,082,331 viven en localidades de 100 mil habitantes o más y el resto en localidades de menor dimensión.

Por otra parte, destaca que, del total de la PEA, 32.33 millones son hombres, y que entre la población masculina hay 1.17 millones de personas desocupadas. Por su parte, hay 20.62 millones de mujeres que forman parte de la PEA, de las cuales 19.86 millones se encuentran ocupadas y 752,458 están desocupadas. Como puede verse, entre las mujeres se registra una tasa de desocupación ligeramente superior, pues para los hombres se ubica en 3.3%, mientras que para las mujeres es de 3.6%.

Pobreza salarial

 

Si algo caracteriza al mercado laboral mexicano es el paupérrimo nivel de los salarios que se obtienen por el trabajo desempeñado. Al respecto, el primer dato que es importante destacar es el relativo al número de personas que trabajan y que no reciben remuneraciones por su actividad, circunstancia en la que se encuentran 3.33 millones de personas, de las cuales 664,934 habitan en localidades de 100 mil habitantes o más y 2.67 millones en localidades con menor población. Lo anterior refleja las condiciones de vulnerabilidad laboral que hay en ciudades medias y pequeñas, y más todavía en los ámbitos rurales e indígenas.

De manera adicional, hay 7,566,408 personas que perciben ingresos de un salario mínimo o menos, y de ellas, 2.47 millones viven en localidades de más de 100 mil habitantes, mientras que 5.09 millones lo hacen en ciudades o localidades de menor tamaño.

Hay, además, 14.11 millones de personas que ganan entre uno y dos salarios mínimos mensuales. De ellos, 6.49 millones trabajan en las localidades más urbanizadas (más de 100 mil habitantes) y 7.62 millones, en las localidades con menor población. Quienes perciben entre dos y hasta tres salarios mínimos son 10,939,869 de personas, de las cuales 6.16 millones habitan en las localidades más urbanizadas, mientras que el resto, 4.77 millones, lo hacen en las menos urbanizadas.

Asimismo, sólo hay 6,555,065 millones de personas que perciben entre tres y cinco salarios mínimos. Entre ellos, 4.10 millones viven en localidades de 100 mil habitantes o más y el resto, 2.45 millones, lo hace en las localidades menos urbanizadas. 

 

Finalmente se encuentra el grupo de personas que perciben más de cinco salarios mínimos al mes, quienes son únicamente 2,776,570 personas, de las cuales, 1.98 millones vive en las localidades más urbanizadas, mientras que 796,141 viven en las áreas menos urbanizadas.

Lo anterior significa que: 6.4% de la población ocupada no percibe ingresos, 14.5% de quienes tienen alguna actividad productiva perciben un salario mínimo o menos por su trabajo, 27% de quienes trabajan (uno de cada cuatro) percibe ingresos de entre uno y hasta dos salarios mínimos mensuales y que 21% percibe ingresos de más de dos y hasta tres salarios mínimos al mes.

Asimismo, es importante destacar que solamente 12.55% recibe entre tres y cinco salarios mínimos al mes, y que nada más 5.3% de la población ocupada percibe ingresos por arriba de los cinco salarios mínimos al mes.

En resumen: 47.9% de la PEA ocupada percibe ingresos por debajo de los dos salarios mínimos (160 pesos o menos al día), 21% percibe de dos a tres salarios mínimos (240 pesos diarios), 12.55% percibe entre tres y cinco salarios mínimos (entre 240 y 400 pesos diarios) y únicamente 5.3% gana 400 pesos o más al día.

 

trabajar.png

Informales

El INEGI estima que del total de la PEA que se encuentra ocupada, 27% lo está en el sector informal de la economía, es decir, 14.07 millones de personas y que 57% (32.35 millones de personas) trabaja en condiciones de informalidad laboral, es decir, sin acceso a prestaciones.

 

vulnerabilidad.png

 *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 15-agosto-2017, p.22.

FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

Twitter logo blue@MexicoSocial_

MÉXICO SOCIAL EN CANAL ONCE

Watch the video