Del derecho a no ser pobre

De acuerdo con el Coneval, en 75% de los municipios del país y las delegaciones de la Ciudad de México 50% o más de sus habitantes es pobre. Asimismo, en 2 mil 47 municipios (83% del total) el porcentaje de personas en pobreza supera la media nacional, equivalente a 43.6% de la población


 Twitter logo blue@MexicoSocial_

El pasado domingo 10 de diciembre se conmemoró el Día Internacional de los Derechos Humanos. Al respecto es necesario ser tajante: vivir en condiciones de pobreza representa una grave violación a los derechos humanos, y es urgente que tal realidad se asuma a cabalidad, tanto en el diseño de políticas y programas públicos, como en la construcción de marcos jurídicos y presupuestos en los tres órdenes de gobierno.

Se sostiene lo anterior no sólo con base en los contenidos del Artículo 1º Constitucional, sino también en la interpretación que ha hecho el Poder Judicial respecto del “derecho al mínimo vital”; en efecto, la Suprema Corte ha establecido que: “El derecho constitucional al mínimo vital cobra plena vigencia a partir de la interpretación sistemática de los derechos fundamentales consagrados en la Constitución General y particularmente de los artículos 1o., 3o., 4o., 6o., 13, 25, 27, 31, fracción IV, y 123. Un presupuesto del Estado Democrático de Derecho es el que requiere que los individuos tengan como punto de partida condiciones tales que les permitan desarrollar un plan de vida autónomo, a fin de facilitar que los gobernados participen activamente en la vida democrática. De esta forma, el goce del mínimo vital es un presupuesto sin el cual las coordenadas centrales de nuestro orden constitucional carecen de sentido…”.

Desde esta perspectiva es que puede hablarse con toda propiedad que toda persona que habita en el territorio nacional tiene el derecho a no ser pobre, en tanto que esta condición implica disponer de recursos por debajo de la llamada “línea de bienestar”, la cual, de acuerdo con el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), equivale a una suma de 2 mil 924 pesos mensuales por persona, en los ámbitos urbanos, y de mil 891.5 pesos en el ámbito rural; ambos estimados para el mes de octubre de 2017.

El olvido de los municipios

En México hay 2 mil 457 municipios, más las 16 delegaciones de la Ciudad de México. En total se trata de 2 mil 463 demarcaciones con gobiernos propios. De ellas, de acuerdo con los datos del Coneval, hay mil 840, en las cuales 50% de la población o más, se encontraba en condiciones de pobreza en 2015. Y dado que el crecimiento económico ha mantenido una tendencia inercial; que la inflación ha sido creciente y que no se ha elevado el ingreso laboral, puede asumirse que en 2017 las condiciones son similares, y en algunos casos, incluso peores, debido también a los efectos de la violencia, la corrupción y la impunidad.

Debe destacarse además que entre ese grupo de municipios hay 366 en donde 90% o más de su población es pobre. Mayoritariamente, esos municipios pertenecen a los estados de Chiapas, Guerrero y Oaxaca, las tres entidades con mayor pobreza en el país. Pero también hay varios de los estados de Puebla, Yucatán, Veracruz y San Luis Potosí, todos mayoritariamente habitados por pueblos indígenas.

Adicionalmente, hay 345 municipios en donde hay entre 80 y 89.9% de su población en pobreza; en este grupo, su ubicación regional es mucho más amplia; y a pesar de que también la mayoría se encuentra en Chiapas, Guerrero y Oaxaca, en este grupo hay presencia de otros 15 estados; es decir, en 18 de las 32 entidades del país hay al menos un municipio en el cual 80% de su población o más es pobre.

SEGREGADOS.png

Hay otro grupo conformado por 434 municipios, en donde entre 70% y 79.9% de la población es pobre. En esta lista también se diversifica la de su ubicación territorial, pues se localizan en 24 distintas entidades del país, incluidas algunas consideradas como de “alto desarrollo humano”, como lo son Nuevo León, Sonora o Tamaulipas.

A lo anterior deben sumarse 355 municipios más en donde entre 60% y 69.9% de su población es pobre, y cuya presencia se extiende a 26 de las 32 entidades del país.

Hay otro grupo en el que la pobreza alcanza entre 50 y 59.9% de la población municipal, y cuya presencia territorial es aún más vasta, pues se encuentran distribuidos en 29 de las 32 entidades del país; es decir, sólo en tres entidades, todas sus demarcaciones tienen 49.9% de población en pobreza o menos: Baja California, Baja California Sur y Ciudad de México.

Finalmente, hay 207 municipios en donde el porcentaje de pobreza de sus poblaciones es menor a 50%, pero cuyo indicador se ubica por arriba de la media nacional, que es de 43.6% como promedio registrado en 2016.

Los pobres entre los pobres

En el extremo se encuentran los estados más pobres. Así, en Guerrero, en donde hay 81 municipios, todos tienen porcentajes de pobreza por arriba de la media nacional. El más bajo, Benito Juárez, tiene un indicador de 48.2%; en Chiapas, de los 118 municipios que lo integran, sólo 1, su capital, Tuxtla Gutiérrez, tiene un indicador por debajo de la media nacional, de 41.2%. Finalmente, en Oaxaca, de los 566 municipios que lo integran, en 549 el porcentaje de pobreza es superior a la media nacional.

EXTREMOS.png

 *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 12-diciembre-2017, p.16.

FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

Twitter logo blue@MexicoSocial_

DESTACADOS

¿Quién ha hecho hasta ahora la mejor precampaña política en redes sociales? La pregunta en sí misma es problemática. Qué debería entenderse por...

MÉXICO SOCIAL EN CANAL ONCE

Watch the video