Una realidad accidentada

De acuerdo con el INEGI, cada año fallecen en México 37 mil personas por lesiones accidentales. Las más numerosas son las provocadas por eventos de tránsito; a las que le siguen cinco causas principales: 1) asfixias; 2) caídas; 3) ahogamientos accidentales; 4) envenenamientos e intoxicaciones y; 5) quemaduras. De acuerdo con la Secretaría de Salud, solo en 2017 fueron atendidas 117 mil personas por accidentes de tránsito


 Twitter logo blue@MexicoSocial_

Los accidentes en México son una realidad cotidiana que genera inmensos costos, tanto materiales como financieros, y sobre todo en vidas humanas y pérdida de años de vida saludable para cientos de miles de personas en todo el territorio nacional.

Cuando se habla de accidentes generalmente se piensa en los accidentes viales; sin embargo, éstos representan sólo una fracción del total de los accidentes que se registran todos los años en prácticamente todos los espacios en los que las personas desarrollan actividades.

Para dimensionar esta problemática es pertinente destacar que sólo los accidentes viales generan un costo anual aproximado de 150 mil millones de pesos, y que además los accidentes representan una de las principales causas de “incapacidad laboral”, así como la principal causa de discapacidad en el país.

De esa suma, la Secretaría de Salud estima que anualmente se gastan alrededor de 16 mil millones de pesos en la atención de personas lesionadas en accidentes de tránsito. A ello se agrega la suma del gasto para la atención de las personas que sufren otros tipos de accidentes, el cual oscila entre 3 mil y 5 mil millones de pesos anuales.

 

Una gran magnitud  

De acuerdo con los datos del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (Conapra), los accidentes fatales en México siguen mostrando una magnitud “inaceptablemente alta”; en efecto, en su Informe sobre la Implementación del Modelo de Prevención de Accidentes con Enfoque de Grupos Vulnerables, 2017, este organismo señala:

“En México, de 2000 a 2016 fallecieron 625 mil 855 personas por lesiones accidentales. De ellos, 7.9% fue secundario a asfixia accidental, 6.5% por caídas, 6.4% por ahogamientos, 3.6% por envenenamientos e intoxicaciones y 1.7% por quemaduras. De las 163 mil 358 personas que fallecieron por estas cinco causas, 20.6% fueron niñas y niños menores de 10 años, 9.3% adolescentes de 10 a 19 años y 22.6% personas adultas mayores”.

Los datos del Conapra indican, además, que las cinco principales causas de los accidentes, más allá de los viales, las siguientes en orden de magnitud son: 1) asfixias, la cual presenta una tasa de mortalidad ligeramente superior a 2.5 casos por cada 100 mil habitantes; 2) caídas, con una tasa de alrededor de 2.3 casos por cada 100 mil personas; 3) ahogamientos, con una tasa cercana a 1.6 casos por cada 100 mil habitantes; 4) envenenamientos e intoxicaciones, cuya tasa es de 1 caso por cada 100 mil personas, y 5) quemaduras, cuya tasa es de .5 casos por cada 100 mil habitantes.

Para dimensionar estos datos, basta con señalar que la tasa de mortalidad por quemaduras, que es la más baja, implica alrededor de 615 defunciones anuales, es decir, casi dos casos al día; y que la tasa de mortalidad por envenenamientos e intoxicaciones accidentales, implica una cifra absoluta de más de mil 250 casos al año. Así, de acuerdo con el Conapra, sólo en 2016 fallecieron 9 mil 518 personas por las cinco causas señaladas.

 

Tendencia letal   

Las estadísticas sobre mortalidad del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) son coincidentes con las del Conapra. En efecto, de acuerdo con el instituto, entre los años 2010 y 2016 han fallecido en el país 259 mil 274 personas a causa de lesiones accidentales. Esa cifra implica un promedio anual de 37 mil casos; esa cifra puede expresarse también en 101 casos por día, o bien, poco más de 4 defunciones accidentales por hora.

Alta letalidad.png

Debe destacarse que del total de las defunciones accidentales que registra el Inegi en el periodo señalado, 134 mil 265 ocurrieron en la vía pública (en calles o carreteras), cifra que representa 51.2% del total. Asimismo, 44 mil 530 casos ocurrieron en viviendas particulares, con más de 95% de esos casos en la propia vivienda de la persona fallecida; 875 casos ocurrieron en escuelas u oficinas públicas, mientras que mil 630 casos ocurrieron en áreas comerciales o de servicios.

Los de tránsito, los más numerosos  

De acuerdo con las estadísticas sobre incidencia de nuevos casos de enfermedad por accidentes de vehículos de motor, presentados a través de los Anuarios de Morbilidad de la Secretaría de Salud, sólo en el año 2017 fueron atendidas 117 mil 439 personas en alguna clínica u hospital del sector Salud, por la causa señalada. Esa cifra representa un promedio de 321 casos al día, o bien, 13 casos cada hora.

Alta Siniestralidad .png

Es importante destacar que la entidad de la República que mayor número de casos registró en 2017 fue la Ciudad de México, con 12 mil 7 registros; en segundo lugar se encuentra Jalisco, con 8 mil 671 casos; en tercer sitio se ubica el estado de Guanajuato, con 7 mil 164; en cuarto lugar está Puebla, con 6 mil 734 casos; mientras que Sonora se ubicó en sexto lugar, con 6 mil 546 casos. Hay otras tres entidades en las que el año pasado se superaron los 6 mil casos: Tamaulipas, Sinaloa y San Luis Potosí, con 6 mil 420, 6 mil 393 y 6 mil 262, respectivamente en cada una de ellas.

*Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 09-octubre-2018, p.14.

FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

Twitter logo blue@MexicoSocial_

Lo más reciente

MÉXICO SOCIAL EN CANAL ONCE

Watch the video