Conocemos las formas clásicas de guerra, primero entre ejércitos y después de Hitler (con su totaler Krieg = guerra total) de pueblos contra pueblos. Se inventaron bombas nucleares tan potentes que pueden destruir toda la vida. Se dice que son armas de disuasión. 

Publicado en Especial

¿Cómo queda la conciencia de los corruptos que roban millones de las arcas públicas o la de los empresarios que inflan las facturas de los proyectos en millones y pagan propinas millonarias a agentes del Estado? ¿Cómo queda la conciencia de los malvados que desvían de la atención sanitaria cientos de millones?

Publicado en Especial