• 2018: el año más violento / Saúl Arellano

    México vive el año más violento de su historia reciente y Guanajuato continúa encabezando la lista de las entidades más sangrientas del país, pues uno de cada 10 homicidios se comete en tierras guanajuatenses. Además, el 63.6% del total de homicidios en ese estado son intencionales y 83.6% se cometen con arma de fuego

  • Derechos humanos: recursos estatales limitados

    México vive una severa crisis de derechos humanos, y en contrapartida, se cuenta con organismos estatales de protección en su mayoría con bajos presupuestos, personal insuficiente, y recursos materiales y financieros limitados. Según el INEGI, en 2017 se presentaron poco más de 202 mil quejas ante la CNDH y los organismos estatales, de las cuales, en 79,730 se declararon procedentes


     Twitter logo blue@MexicoSocial_

    La reforma constitucional de 2011 en materia de derechos humanos tiene profundas implicaciones para todas las estructuras de gobierno, pero también para el sistema de políticas públicas, tanto en el ámbito federal como en los estatales y los municipales.

    El 10 de diciembre se conmemora el Día Internacional de los Derechos Humanos con el propósito de mostrar que las sociedades democráticas sólo tienen viabilidad cuando en ellas se construyen sistemas jurídicos e institucionales capaces de garantizar de manera universal los derechos de todas y todos.

    La citada reforma del 2011 implicaba, además, que los organismos defensores de los derechos humanos se fortalecieran en cada una de las entidades de la República, tanto en lo que a los recursos de que disponen como en lo que al personal que en ellos laboran, con la finalidad de que en cada uno de los estados del país se cuente con los mecanismos necesarios para la adecuada garantía de los derechos humanos.

    EL CONTEXTO

    No debe olvidarse que los derechos humanos incluyen no sólo a los derechos civiles y políticos, sino también a los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales (DESCA), y que éstos pueden ser exigidos mediante mecanismos como el Juicio de Amparo. Desde esta perspectiva, destaca el informe sobre Pobreza y Derechos Sociales en México, presentado por el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), cuyos planteamientos permiten sostener que en nuestro país hay un incumplimiento generalizado de los derechos sociales de la población.

    Por otro lado, las condiciones de criminalidad y violencia que se viven en México, y que ha llevado a que 2018 sea el año más violento, de al menos las últimas tres décadas en el país, han provocado una severa crisis de derechos humanos, expresada en fenómenos tan graves como el uso sistemático de la tortura por parte de autoridades en todos los niveles; el homicidio de decenas de personas, o la desaparición forzada, mayoritariamente perpetrada por grupos delincuenciales, pero de cuya práctica no está exenta la autoridad.

    LOS RECURSOS EN LOS ESTADOS 

    En el contexto señalado, es importante destacar los resultados del Censo Nacional de Derechos Humanos, presentados el 10 de diciembre del 2018 por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi). En este documento destaca, en primer lugar, la reducida participación ciudadana en consejos consultivos de los organismos estatales de protección de derechos humanos.

    Según el Inegi, en todo el país hay 253 espacios de representación ciudadana en los citados Consejos, de los cuales 126 son hombres, 85 son mujeres y 42 espacios más se encuentran vacantes; situación preocupante por partida doble: en primer lugar, por el desequilibrio en la representación paritaria y, en segundo, por los huecos que existen en espacios en los que debería haber incluso una mucho mayor participación social.

    Al mismo tiempo, destaca el hecho de que en el año 2017 sólo hubo 299 sesiones de estos Consejos convocadas por los organismos estatales, de las cuales se efectuaron únicamente 295, y de éstas, sólo 178 fueron públicas. En ese sentido, destaca el estado de Guanajuato en el cual, de acuerdo con la información del Inegi, durante 2017 la Procuraduría Estatal de los Derechos Humanos no convocó a ninguna sesión de su consejo consultivo, hecho insólito en la entidad con mayor número absoluto de homicidios dolosos y por arma de fuego en todo el territorio nacional.

    En el mismo caso de cero convocatorias a sus Consejos se encuentran los estados de Veracruz y Sonora, así como los de Colima, Coahuila y Baja California Sur, donde hubo sólo tres convocatorias a lo largo de todo el 2017.

    Por otro lado, de acuerdo con el Inegi, en el 2018 se presentaron en total 202 mil 461 solicitudes de queja ante los organismos estatales y la CNDH, por presuntas violaciones a los derechos humanos; de éstas, sólo en 79 mil 730 casos, es decir, el 39.3% se aceptaron; en dos mil 624 casos la queja se declaró improcedente; en cuatro mil 538 casos las quejas fueron archivadas; mientras que en 66 mil 161 casos las quejas fueron orientadas a las instancias consideradas como pertinentes.

    Diferencias-abismales.png

    Otro dato a destacar es la escasa intervención de los organismos protectores de derechos humanos “abiertos por oficio”; en efecto, de los 97 mil 198 expedientes atendidos en todo el país, únicamente dos mil 418 se abrieron en la modalidad señalada; dato que contrasta con el número de feminicidios, denuncias por trata de personas, secuestro, tortura, desaparición forzada, en los cuales las leyes establecen la intervención oficiosa de estos organismos.

    LAS MÁS NUMEROSAS 

    Según el Inegi, durante 2017 el mayor número de quejas presentadas fue debido a presuntas violaciones al derecho a la seguridad jurídica y la libertad con 61 mil 729 casos; en segundo término, por violaciones al derecho a la integridad y seguridad personales con 22 mil 291 casos; en tercer lugar, por el derecho a la protección de la salud con 12 mil 945 casos; en cuarto sitio, por violaciones a derechos civiles, con 11 mil 177 casos y; en quinto, por violaciones a derechos laborales y a la seguridad social con seis mil 574 casos.

    Las-grandes-fallas-del-Estado.png

    *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 11-diciembre-2018, p14.

    FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

    Twitter logo blue@MexicoSocial_

  • El derecho a la paz

    De acuerdo con la Secretaría de Salud, en 2017 fueron atendidos en sus instalaciones prácticamente 90 mil casos de personas lesionadas en eventos de violencia familiar, siendo Querétaro la entidad con la mayor tasa en el país; también fueron atendidas 48,358 personas por heridas de arma de fuego o punzocortante. 


     Twitter logo blue@MexicoSocial_

     

    Las Naciones Unidas han hecho un llamado para que, en el marco de la conmemoración de este día, se reflexione en torno a la pregunta: ¿qué significa el derecho a la paz? Esto, porque a pesar de que no existe ese derecho como tal en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en el 70º aniversario de este documento, se ha hecho hincapié en la necesidad de reflexionar cuáles son las características que definen a lo que podría considerarse como derecho a la paz.

    Sin paz en los hogares

    Uno de los grandes retos que se tienen en la construcción de una sociedad fundada en la cultura de la paz, se encuentra en la generación de relaciones de convivencia, solidaridad, cariño y comprensión al interior de los hogares. Desde esta perspectiva, la antítesis de ese escenario es la prevalencia de la violencia intrafamiliar.

    Al respecto es importante señalar que, según los datos de la Secretaría de Salud, a través de sus anuarios de morbilidad, es que en el año 2017 se registraron 87,989 casos de lesiones o heridas por eventos de violencia intrafamiliar; ese indicador es equivalente a un promedio de 241 casos diarios, o también 10 casos cada hora.

    Debe destacarse que en el año 2017 sólo 10 entidades concentraron 72% de los casos registrados en todo el país. Las entidades con mayor número de casos atendidos por el sector salud por violencia intrafamiliar son: Estado de México, con 14,161 casos; Querétaro, con 10,082; Guerrero, con 7,141; Michoacán, con 7,025; Guanajuato, con 6,449; Chihuahua, con 4,420; Hidalgo, con 4,050; Veracruz, con 3,656; Jalisco, con 3,454; y Tamaulipas, con 3,226. Como se observa, entre esas 10 entidades se registraron 63,664 casos.

    Dadas estas cifras, es importante señalar los indicadores expresados en tasas, que en este caso expresan el número de casos por cada 100 mil habitantes. Desde esta perspectiva, Querétaro tuvo en 2017 la peor tasa del país, con 488.67 casos por cada 100 mil personas; le sigue Campeche, con una tasa de 199.9; Guerrero, con 197.96; Michoacán, con 150.81 casos por cada 100 mil; Quintana Roo, con 139.4; Hidalgo, con 137.55; Nayarit, con 131.4; Chihuahua, con 116.87; y Guanajuato con una tasa de 109.14 casos por cada 100 mil habitantes.

    Al respecto es importante puntualizar que éstos datos se refieren a personas que fueron atendidas en clínicas u hospitales del sector salud, pero no necesariamente denunciaron ante la autoridad, por lo que el subregistro puede ser importante, pues no todas las personas acuden a servicios médicos, y mucho menos ante la autoridad, debido a la doble o hasta triple victimización que se comete en su contra por parte de las autoridades ministeriales.

     

    La violencia prevalece en las calles 

    Si la violencia al interior de los hogares es grave, en las calles es igualmente un problema severo. De acuerdo con los datos de la Secretaría de Salud, en el año 2017 fueron atendidas en establecimientos públicos y privados, 48,358 personas por heridas provocadas por arma de fuego o por armas punzocortantes. Este indicador equivale a un promedio diario de 132 casos al día o 5.5 casos cada hora.

    De acuerdo con los registros de la Secretaría de Salud, el año pasado hubo 9 entidades en las que se concentró alrededor del 62% del total de los casos contabilizados en todo el país, siendo esas 9 entidades espacios en los que se rebasaron los 2 mil casos el año pasado, éstas son: Ciudad de México, con 6,611 casos; Oaxaca, con 4,292; Chiapas, con 3,689; Michoacán, con 3,192; Veracruz, con 3,102; Guanajuato, con 2,703; Estado de México, con 2,253; Puebla, con 2,241, y Jalisco, con 2,032 casos.

    lastimar es la meta.png

    Debe destacarse que los jóvenes son quienes en mayor medida están siendo víctimas de las agresiones. En esa lógica, es importante decir que la tasa nacional registrada en 2017 fue de 39.15 casos de personas heridas por arma de fuego o punzocortante, por cada 100 mil habitantes.

    Así, para el grupo de edad de menores de 1 año, la tasa fue de 4.07 casos por cada 100 mil en el grupo de edad; en el de 1 a 4 años, la tasa crece a 19.38 por cada 100 mil; en el grupo de 5 a 9 años, la tasa es de 23.04; en el de 10 a 14 crece a 26.86; en el de 15 a 19 años se dispara a 54.62 casos por cada 100 mil en el grupo etario.

    Violencia por todas partes.png

    Por su parte, en el grupo de 20 a 24 años se tiene la más alta tasa, con 69.59 casos por cada 100 mil en el grupo de edad; en el de 25 a 44 años de edad la tasa es de 47.78; en el de 45 a 59 años desciende a 43.39; en el de 50 a 59 años fue de 29.41; en el de 60 a 65, de 27.92 casos; y en el grupo de 65 años y más, la tasa fue de 25 casos por cada 100 mil en el grupo etario.

    *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 18-septiembre-2018, p.21.

    FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

    Twitter logo blue@MexicoSocial_

  • Urge que nos devuelvan la paz

    Uno de los grandes temas de urgencia nacional es cómo disminuir la violencia que nos aqueja. De acuerdo con la información oficial, entre el primer cuatrimestre del 2017 y el primero de 2018, el número de homicidios dolosos se incrementó en 18%; los cometidos con arma de fuego se incrementaron en 21%; los feminicidios lo hicieron en 16%; y las lesiones dolosas con arma de fuego, en 21%. Urge regresar a un estado de paz


     Twitter logo blue@MexicoSocial_

    El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública publicó la actualización de las estadísticas de incidencia delictiva, con corte al mes de abril de este 2018. A pesar de una ligera disminución, la tendencia de la violencia homicida sigue en sus niveles más altos de los últimos años, y por la información publicada en diversos medios de comunicación, en mayo amenaza con recrudecerse.

    De acuerdo con el organismo citado, en el primer tercio del año (enero-abril) se han registrado 94 mil 880 víctimas de algún delito en todo el territorio nacional. Esa cifra implica un promedio diario de 790 víctimas de algún delito.

    Los ataques a la vida

    Dentro del total de los delitos mencionados se encuentra la cifra de 84,498 delitos contra la vida y la integridad corporal. 19,536 de esos delitos fueron cometidos en enero, 19,869 en febrero, 22,947 en marzo y 22,146 en abril. Estos datos implican un promedio diario de 704 casos.

    Continuando con el desglose, destaca el hecho de que, en los primeros cuatro meses del año, se han cometido 16,114 homicidios, contando las dos secciones en que se divide esa categoría: homicidios dolosos y homicidios culposos. En enero se cometieron 3,849, en febrero hubo 3,775 casos, en marzo se llegó a la cifra de 4,326 y en abril el dato fue de 4,164.

    Del total de homicidios cometidos, 10,395 han sido clasificados como homicidios dolosos; de éstos, 2,549 fueron cometidos en enero, 2,389 en febrero, 2,737 en marzo y 2,720 en abril. Esos datos implican una cifra de 86 homicidios diarios; y de continuar la tendencia, este año podría llegarse a la escalofriante cifra de 31,185 homicidios dolosos.

    Tendencia homicida.png

    Comparado con los datos de 2017, en enero de ese año se cometieron 2,121 homicidios dolosos; en febrero, 2,069; en marzo 2,211 y en abril, 2,172. Es importante decir en consecuencia que en el año 2017 la cifra acumulada en el primer cuatrimestre del año fue de 8,573 casos, es decir, hay un incremento de casi 18% comparando ese periodo con el primer cuatrimestre de este 2018.

    Otro indicador a destacar es el relativo a los homicidios dolosos cometidos con arma de fuego. En el periodo considerado se tiene registro de 7,378. De esa suma, 1,831 fueron cometidos en enero, 1,701 ocurrieron en febrero, 1,946 se registraron en marzo y 1,900 casos fueron cometidos en abril.

    Comparando con lo ocurrido en 2017, es importante señalar que en el primer cuatrimestre fueron cometidos 5,834 homicidios dolosos con arma de fuego; de ellos, 1,474 se registraron en enero, 1442 en febrero, 1,460 en marzo y 1,458 en abril. Estos datos implican que entre el primer cuatrimestre del año pasado y el de este 2018 el incremento es de 21%. 

    Accidentes mortales

    Por otro lado, es importante decir que en el primer cuatrimestre del 2018 se han registrado 4,333 casos de homicidios culposos en accidentes de tránsito. De ellos, 949 ocurrieron en enero, 1,044 en febrero, 1,234 en marzo y 1,106 en abril. La cifra del primer cuatrimestre resulta ligeramente superior a la de 2017, la cual se ubicó en 4,130 casos, de ellos, 1,048 ocurrieron en enero, 941 en febrero, 1,066 en marzo y 1,075 en abril. 

    Las lesiones

    Otro indicador del conflicto social se encuentra en el indicador relativo a las lesiones dolosas. En efecto, en el primer cuatrimestre de este año se han registrado 50,291 casos, de los cuales, 11,446 ocurrieron en enero, 11,674 en febrero, 13,859 en marzo y 13,312 en abril.

    De esas lesiones dolosas, 3,737 se cometieron con arma de fuego: 962 en enero, 812 en febrero, 1,032 en marzo y 931 en abril; cifras que, en su conjunto, dan como promedio 31 casos al día. En el mismo periodo de 2017 la cifra para el mismo periodo fue de 2,938 casos, es decir, el incremento es de 21.5%. Es de llamar la atención que el incremento es similar al registrado en el número de homicidios dolosos cometidos con arma de fuego.

    Es relevante destacar también que en el mismo periodo se infligieron 3,294 lesiones con arma blanca: 726 en enero, 745 en febrero, 913 en marzo y 910 en abril. La cifra contrasta con los 2,887 casos registrados entre enero y abril del 2017, pues implica un incremento de 12.4% entre los dos años.

    El atroz caso de los feminicidios

    En los primeros cuatro meses del año se tiene un registro oficial de 269 casos de feminicidio. De ellos, 65 se perpetraron en enero, 62 en febrero, 67 en marzo y 75 en abril. En el mismo periodo de 2017 la suma registrada por la autoridad es de 226 casos, es decir, ha habido un incremento de 16% en el número de casos de feminicidios para los periodos consignados de 2017 y 2018.

    Mortal desigualdad.png

    *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 22-mayo-2018, p.18.

    FB-f-Logo  blue 50

     /mexicosocial

    Twitter logo blue@MexicoSocial_