• Embarazo adolescente: una década perdida

    Entre los años 2010 y 2017 han nacido 3.54 millones de niñas y niños cuyas madres tenían 19 años o menos al momento del parto. Destaca que el 50% de las mujeres que dieron a luz en 2017 declararon vivir en unión libre; y según los datos del INEGI, Coahuila es la entidad del país con el peor indicador en lo que se refiere al embarazo adolescente


     Twitter logo blue@MexicoSocial_

    Se extendió el bono demográfico.png

    Una de las agendas en las que persisten pendientes relevantes es la relativa a la garantía de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, y particularmente de las más jóvenes. En efecto, de acuerdo con la información recientemente dada a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), relativa a los nacimientos en el país, el descenso en los niveles de la tasa de fecundidad ha sido muy lento y desigual en todo el país.

    En efecto, los datos publicados por el Inegi muestran que la tasa de fecundidad para mujeres en “edad fértil” fue de 66.1 hijos por cada 100 mil mujeres en el rango de edad considerado, siendo los estados de Chiapas, Guerrero y Zacatecas los que registran los valores más altos, con tasas de 90.2 hijos por cada 100 mil mujeres en edad fértil; 85.5 y 80.9, respectivamente.

    Nacen por millones  

    De acuerdo con las estadísticas de natalidad de que disponemos en el país, entre el año 2000 y el año 2017 han nacido en el país poco más de 46 millones de niñas y niños; y sólo entre 2012 y 2017 nacieron, según el Inegi, 19.55 millones, es decir, el promedio anual para ese periodo es de 2.44 millones por año. De continuar esa tendencia, considerando que en 2017 se contabilizó una población cercana a 123 millones de habitantes en el país, podríamos llegar en el año 2030, considerando el número anual de defunciones y la migración internacional, a una suma de alrededor de 140 millones de habitantes.

    Por esa razón, la nueva administración va a enfrentar importantes retos en materia de reducción de la pobreza, pues si se quiere llegar a las obligaciones contraídas por México ante los Objetivos del Desarrollo Sostenible, para el año 2030 habríamos de haber sido capaces de erradicar el hambre y la pobreza en todas sus formas.

     

    Los menos, en el mes del amor  

    Según el Inegi, febrero es el mes que tiene el menor porcentaje de registros de nacimientos; pero esto puede deberse a la menor cantidad de días que tiene ese mes. Así, septiembre es el que registra el mayor número de nacimientos, con 9.3% del total; le siguen los meses de agosto y octubre, con 9.1% cada uno de ellos; en julio y diciembre se registran el 8.5%, respectivamente; mientras que abril y febrero registran los menores porcentajes, con 7.7% y 7.2% en cada uno de ellos.

    Sin identidad garantizada 

    Otro de los problemas que se enfrentan en nuestro país es el relativo al registro oportuno del nacimiento de las niñas y niños. En efecto, según los datos disponibles, en el país sólo 86.9% de los nacimientos son registrados antes de cumplir un año; el 4.5% es registrado cuando ya tiene un año de vida; mientras que el 1.9% son registrados teniendo dos o más años cumplidos.

    Madres adolescentes 

    De acuerdo con el Inegi, la tasa de fecundidad en el grupo de edad de los 10 a los 17 años es de 25.5 nacimientos por cada mil mujeres en ese grupo de edad, siendo Coahuila la entidad con mayor tasa en todo el país, con un indicador de 25.5 casos por cada mil menores de 17 años; en contraste, la Ciudad de México es la entidad con menor indicador, pues es de 12.2 nacidos vivos por cada mil mujeres menores de 17 años.

    Destaca que Coahuila, teniendo supuestamente niveles similares de desarrollo a los de la Ciudad de México, presente una tasa de embarazo adolescente 100% superior a la que se registra en la capital del país, lo cual es muestra inequívoca de una fallida política de garantía de los derechos sexuales de las adolescentes en aquella entidad.

    Así las cosas, a nivel nacional, entre los años 2010 y 2017 el Inegi tiene un registro de 85 mil 559 nacimientos de niñas y niños cuya madre tenía menos de 15 años al momento del parto, es decir, un promedio anual de 10 mil 700 casos anuales en ese periodo.

    Por su parte, la suma de nacimientos de niñas y niños cuyas madres tenían entre 15 y 19 años al momento del parto es de una gran magnitud: 3.46 millones entre 2010 y 2017; lo cual representa un promedio anual de 432 mil 742 casos, aunque es de destacarse que en los últimos tres años para los que hay información, es decir, de 2015 a 2017, el promedio anualizado es de 391 mil 934 casos.

    Década perdida .pngLa mayoría de las madres son solteras

    Un dato sumamente interesante entre los que presenta el Inegi es el relativo al estado civil de las madres al momento del parto. En efecto, en 1.12 millones de casos, que representan 50.3% de los casos registrados en 2017, las madres declararon que su estado civil era la “unión libre”; en segundo lugar se encuentra el grupo que al momento del parto estaban casadas, con poco más de 650 mil casos, cifra que representó 29.1% del total de los casos registrados en 2017.

    *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 02-octubre-2018, p.15.

    FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

    Twitter logo blue@MexicoSocial_