• Contra la violencia feminicida

    México no podrá reconciliarse ni ser una nación en paz mientras continúen los elevados niveles de violencia homicida y, en particular, la violencia que se ejerce en contra de las mujeres


     Twitter logo blue@MexicoSocial_

    Desde esta perspectiva, debe insistirse en que la estrategia de seguridad pública impulsada por el gobierno del presidente López Obrador debe tener en consideración que los homicidios contra mujeres responden a una fenomenología delictiva y criminal muy distinta a la que motiva la mayoría de los homicidios de hombres.

    En efecto, un análisis de las causas de mortalidad por agresiones que registra el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) permite identificar que, a diferencia de lo que ocurre entre los hombres, un muy alto porcentaje de homicidios de mujeres ocurre en sus propias viviendas, lo cual es de suyo revelador de las posibles causas que motivan estos crímenes.

    LA MAGNITUD

    Los datos del Inegi muestran que entre los años 2012 y 2017 fueron cometidos 16 mil 446 homicidios en los cuales las víctimas eran mujeres. Esta cifra implica un promedio anual de dos mil 741 casos, o bien, prácticamente un caso cada tres horas. Al respecto es importante señalar que el año 2017, el último para el cual el instituto dispone de información, fueron cometidos tres mil 430 homicidios de mujeres, una cifra 22% superior a la registrada el año de 2016.

    Preocupante tendencia homicidio mujer

    Asimismo, debe subrayarse que, de acuerdo con los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, entre los meses de enero y noviembre del 2018, se habían contabilizado dos mil 466 homicidios de mujeres, por lo que el año podría concluir, de haberse mantenido la tendencia en el mes de diciembre pasado, con alrededor de dos mil 671 homicidios de mujeres, cifra que aún deberá ser tomada como preliminar, pues en el recuento final que haga el Inegi de las estadísticas de homicidios para el año 2018, el dato podría ser mayor.

    Otro dato relevante a destacar es el importante número de mujeres menores de 18 años que han sido asesinadas, pues en el periodo que va del 2015 al 2018, años para los cuales las cifras son comparables en las estadísticas del Secretariado Ejecutivo, se tiene registro de 787 casos, es decir, un promedio anual de 196 homicidios de niñas y adolescentes.

    EL RECUENTO DEL SEXENIO

    De acuerdo con el Inegi, habría al menos 91 modalidades distintas de homicidio doloso y que son identificables para los casos en que las mujeres fueron víctimas. Analizado de forma cronológica, a continuación se presentan las modalidades y lugares más frecuentes.

    En el año 2012, el Inegi tiene un registro de dos mil 764 homicidios dolosos cometidos contra mujeres. De estos, 721 fueron por arma de fuego en calles o carreteras; 233, por disparo de arma de fuego en la vivienda; 199 casos más, por agresiones por medios “no especificados en calles y carreteras”; 177 casos, por ahorcamiento, estrangulamiento y sofocación en calles y carreteras.

    Formas horrendas de morir violencia feminicidio

    En otros 171 casos los homicidios fueron cometidos con objetos cortantes en calles y carreteras; 163, con objetos cortantes en vivienda; 117 casos más, por ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación en vivienda; 112 casos, por agresión por medios no especificados en la vivienda; 102 casos, por disparo de arma de fuego en lugares no especificados, y 61 casos más, por ahorcamiento en lugares no especificados.

    De los 2 mil 648 casos contabilizados en el 2013, 552 fueron por disparo de arma de fuego en calles o carreteras; 245, por objeto cortante en viviendas; 223 casos más fueron por arma de fuego en viviendas; 154, por arma de fuego en lugar no especificado; 136 casos fueron por ahorcamiento o estrangulamiento en calles y carreteras; 134, por medios no especificados en calles y carreteras; 130, por objeto cortante en calles y carreteras; 124, por ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación en vivienda, y 119 casos más por medios no especificados en la vivienda.

    En el 2014, de los dos mil 408 casos totales, 447 fueron por arma de fuego en calles y carreteras; 210, por objeto cortante en vivienda; 206, por disparo de arma de fuego en vivienda; 147, por ahorcamiento o estrangulamiento en vivienda; 145, por medios no especificados en calles y carreteras; 130, por medios no especificados en vivienda; 114, por objetos cortantes en calles y carreteras, y 111, por ahorcamiento o estrangulamiento en calles y carreteras.

    Por su parte, de los dos mil 383 casos registrados en 2015, un total de 500 fueron por disparo de arma de fuego en calles y carreteras; 229 fueron por disparo de arma de fuego en vivienda; 208, por objeto cortante en vivienda; 175, por ahorcamiento o estrangulación en vivienda; 119, por medios no especificados en vivienda; 118, por medios no especificados en calles y carreteras; y 112, por ahorcamiento o estrangulamiento en calles y carreteras.

    Otros casos

    En 2016 hubo dos mil 813 homicidios de mujeres. De estos, 710 fueron por arma de fuego en calles y carreteras; 296, por medios no especificados en vivienda; 200, por objeto cortante en vivienda; 192, por ahorcamiento o estrangulamiento en vivienda; 140, por medios no especificados en calles y carreteras; 130, por objeto cortante en calles y carreteras; 127, por ahorcamiento o estrangulamiento en calles y carreteras; 116, por disparo de arma de fuego en lugares no especificados, y otros 116, por medios no especificados en vivienda.

    En 2017, de tres mil 430 casos registrados, 866 fueron por arma de fuego en calles y carreteras; 320, por arma de fuego en la vivienda; 230, por objeto cortante en la vivienda; 202, por ahorcamiento o estrangulamiento en vivienda; 193, por ahorcamiento o estrangulamiento en calles o carreteras; 170, por arma de fuego en lugares no especificados; 170, por medios no especificados en calles y carreteras; 156, por objetos cortante en calles y carreteras; 144, por arma de fuego en lugares no especificados, y 103, por medios no especificados en la vivienda.

    *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 08-enero-2019, p13.

    FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

    Twitter logo blue@MexicoSocial_

  • El cáncer con rostro pobre

    En los últimos siete años han fallecido, en promedio, 7,458 mujeres por cáncer en alguna zona de los órganos genitales, cifra equivalente a 20 casos por día. Destaca que al contrario de la tendencia de mortalidad general por cáncer, la causada por cáncer de cérvix se concentra en las entidades más pobladas, pero sobre todo en las entidades con mayor porcentaje de personas en pobreza. Se trata de un signo inequívoco de inequidad de género


     Twitter logo blue@MexicoSocial_

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) dedicó este año el Día Mundial contra el Cáncer a promover la prevención de cáncer de cérvicouterino. De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en América Latina cada año son diagnosticada más de 72 mil personas, y también anualmente fallece un promedio de 34 mil mujeres por tumores malignos en el cuello del útero o la cavidad intrauterina.

    De manera afortunada, ya existe vacuna para prevenir e cáncer de cérvix, el cual es generado primordialmente por el Virus del Papiloma Humano (VPH), el cual se contagia también fundamentalmente por contacto sexual; siendo además uno de los de más difícil detección temprana pues la infección que genera es asintomática en la gran mayoría de los casos.

    La OMS recomienda vacunar a las niñas y adolescentes entre los 9 y los 14 años de edad; sin embargo, la cobertura de vacunación en la región no llega aún al 80%; meta que debe alcanzarse de manera acelerada si es que quiere alcanzarse la meta de reducir en 30% el número de casos anual proyectado hacia el año 2030 como parte de las Metas del Desarrollo Sostenible.

    LA SITUACIÓN EN MÉXICO

    De acuerdo con las estadísticas de mortalidad del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), en México han fallecido, entre los años 2001 y 2017, un total de 1,251,017 personas; esto equivale a un promedio anual de 73,589 casos por año, aunque debe decirse que esta cifra debe ser tomada con cautela, pues la tendencia es aceleradamente creciente.

    En efecto, entre los años 2001 y 2010, el promedio anual de casos se ubicó en 66,877, con un acumulado en esos diez años de 668,770 casos. En contraste, en el periodo del 2011 al 2017, el promedio anual es de 83,178 defunciones por tumores malignos, con un acumulado en los siete años transcurridos de la presente década, de 587,247. Así, de continuar la tendencia, esta década podría llegarse a casi 900 mil defunciones por tumores malignos.

    Es de destacarse que en el caso de la mortalidad por cáncer, su tendencia coincide con la distribución demográfica del país; es decir, las entidades más pobladas son las que concentran el mayor número de casos. Así, la Ciudad de México es la entidad con mayor número de casos registrados en el periodo, con un total de 174,536 casos entre 2001 y 2017. En segundo lugar se ubica el estado de México con 108,401 casos; en tercer sitio se ubica el estado de Veracruz, con 92,804; en cuarto el estado de Jalisco, con 92,401; les sigue Nuevo León, con 60,404 casos; luego Puebla con 56,770; y posteriormente Guanajuato, con 51,453 defunciones acumuladas por tumores malignos.

    Creciente tendencia cancer organos genitales salud

    Debe señalarse al respecto que, a diferencia de la tendencia general de mortalidad por tumores malignos, la distribución de las defunciones por cáncer de los órganos genitales femeninos, predominantemente el cáncer de cérvix, incluye entre los estados con más casos a entidades con altas proporciones de pobreza. En efecto, en el mismo periodo del 2001 al 2017, se han registrado 117,800 casos de cáncer maligno en los órganos genitales femeninos, lo que implica un promedio de 6,929 casos anuales. Sin embargo, si se compara ese promedio anual con el de los últimos siete años (2011 al 2017), el indicador para éste último periodo es de 7,458 casos anuales.

    En el caso del cáncer de los órganos genitales femeninos, la entidad que registra mayor número de casos es la Ciudad de México, con 15,626 casos; le sigue el Estado de México, con 11,111 casos; en tercer sitio está Veracruz, con 10,218 casos; en cuarto sitio está Jalisco, con 7,497; le sigue Puebla con 5,862; enseguida Chiapas, con 5,063 casos acumulados; luego Guanajuato, con 4,736; Michoacán con 4,620; y Oaxaca con 4,546.

    POBREZA

    Es interesante observar que a nivel nacional, el porcentaje de defunciones por cáncer de los órganos genitales femeninos, respecto de la mortalidad total por tumores de cáncer, equivale al 9.4% del total. El indicador es importante, porque no debe olvidarse que la mortalidad por cáncer de cérvix es exclusivamente femenina, por lo que una mayor o menor proporción de estos casos, respecto del total de las registradas en la entidad, sí puede ser un indicador fuerte de desigualdad social; pero sobre todo de inequidad de género.

    Así, hay 17 entidades en las que se rebasa el promedio nacional. En primer lugar, se encuentra Quintana Roo, con una carga de 12.5% de defunciones por cáncer de órganos genitales femeninos, respecto de las defunciones por cáncer registradas en la entidad. En segundo lugar se encuentra Chiapas, con 11.6%, seguido de Oaxaca, con 11.5% y de Guerrero con 11.2%; les siguen Veracruz y Morelos, con 11% cada uno de ellos; Colima y Campeche con 10.7%, respectivamente; Tlaxcala con 10.6% y Puebla con 10.3%.

    Alta carga de pobreza cancer cervix salud

    *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 05-febrero-2019, p12.

    FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

    Twitter logo blue@MexicoSocial_

  • Embarazo adolescente: una década perdida

    Entre los años 2010 y 2017 han nacido 3.54 millones de niñas y niños cuyas madres tenían 19 años o menos al momento del parto. Destaca que el 50% de las mujeres que dieron a luz en 2017 declararon vivir en unión libre; y según los datos del INEGI, Coahuila es la entidad del país con el peor indicador en lo que se refiere al embarazo adolescente


     Twitter logo blue@MexicoSocial_

    Se extendió el bono demográfico.png

    Una de las agendas en las que persisten pendientes relevantes es la relativa a la garantía de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, y particularmente de las más jóvenes. En efecto, de acuerdo con la información recientemente dada a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), relativa a los nacimientos en el país, el descenso en los niveles de la tasa de fecundidad ha sido muy lento y desigual en todo el país.

    En efecto, los datos publicados por el Inegi muestran que la tasa de fecundidad para mujeres en “edad fértil” fue de 66.1 hijos por cada 100 mil mujeres en el rango de edad considerado, siendo los estados de Chiapas, Guerrero y Zacatecas los que registran los valores más altos, con tasas de 90.2 hijos por cada 100 mil mujeres en edad fértil; 85.5 y 80.9, respectivamente.

    Nacen por millones  

    De acuerdo con las estadísticas de natalidad de que disponemos en el país, entre el año 2000 y el año 2017 han nacido en el país poco más de 46 millones de niñas y niños; y sólo entre 2012 y 2017 nacieron, según el Inegi, 19.55 millones, es decir, el promedio anual para ese periodo es de 2.44 millones por año. De continuar esa tendencia, considerando que en 2017 se contabilizó una población cercana a 123 millones de habitantes en el país, podríamos llegar en el año 2030, considerando el número anual de defunciones y la migración internacional, a una suma de alrededor de 140 millones de habitantes.

    Por esa razón, la nueva administración va a enfrentar importantes retos en materia de reducción de la pobreza, pues si se quiere llegar a las obligaciones contraídas por México ante los Objetivos del Desarrollo Sostenible, para el año 2030 habríamos de haber sido capaces de erradicar el hambre y la pobreza en todas sus formas.

     

    Los menos, en el mes del amor  

    Según el Inegi, febrero es el mes que tiene el menor porcentaje de registros de nacimientos; pero esto puede deberse a la menor cantidad de días que tiene ese mes. Así, septiembre es el que registra el mayor número de nacimientos, con 9.3% del total; le siguen los meses de agosto y octubre, con 9.1% cada uno de ellos; en julio y diciembre se registran el 8.5%, respectivamente; mientras que abril y febrero registran los menores porcentajes, con 7.7% y 7.2% en cada uno de ellos.

    Sin identidad garantizada 

    Otro de los problemas que se enfrentan en nuestro país es el relativo al registro oportuno del nacimiento de las niñas y niños. En efecto, según los datos disponibles, en el país sólo 86.9% de los nacimientos son registrados antes de cumplir un año; el 4.5% es registrado cuando ya tiene un año de vida; mientras que el 1.9% son registrados teniendo dos o más años cumplidos.

    Madres adolescentes 

    De acuerdo con el Inegi, la tasa de fecundidad en el grupo de edad de los 10 a los 17 años es de 25.5 nacimientos por cada mil mujeres en ese grupo de edad, siendo Coahuila la entidad con mayor tasa en todo el país, con un indicador de 25.5 casos por cada mil menores de 17 años; en contraste, la Ciudad de México es la entidad con menor indicador, pues es de 12.2 nacidos vivos por cada mil mujeres menores de 17 años.

    Destaca que Coahuila, teniendo supuestamente niveles similares de desarrollo a los de la Ciudad de México, presente una tasa de embarazo adolescente 100% superior a la que se registra en la capital del país, lo cual es muestra inequívoca de una fallida política de garantía de los derechos sexuales de las adolescentes en aquella entidad.

    Así las cosas, a nivel nacional, entre los años 2010 y 2017 el Inegi tiene un registro de 85 mil 559 nacimientos de niñas y niños cuya madre tenía menos de 15 años al momento del parto, es decir, un promedio anual de 10 mil 700 casos anuales en ese periodo.

    Por su parte, la suma de nacimientos de niñas y niños cuyas madres tenían entre 15 y 19 años al momento del parto es de una gran magnitud: 3.46 millones entre 2010 y 2017; lo cual representa un promedio anual de 432 mil 742 casos, aunque es de destacarse que en los últimos tres años para los que hay información, es decir, de 2015 a 2017, el promedio anualizado es de 391 mil 934 casos.

    Década perdida .pngLa mayoría de las madres son solteras

    Un dato sumamente interesante entre los que presenta el Inegi es el relativo al estado civil de las madres al momento del parto. En efecto, en 1.12 millones de casos, que representan 50.3% de los casos registrados en 2017, las madres declararon que su estado civil era la “unión libre”; en segundo lugar se encuentra el grupo que al momento del parto estaban casadas, con poco más de 650 mil casos, cifra que representó 29.1% del total de los casos registrados en 2017.

    *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 02-octubre-2018, p.15.

    FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

    Twitter logo blue@MexicoSocial_

  • Erradicar los delitos sexuales

    Entre los años 2012 y 2017, los datos oficiales indican que se han denunciado 78,727 casos de violación y prácticamente 105 mil casos de diversos delitos sexuales. Además, entre 2015 y junio de 2018 se han denunciado 7,533 casos de estupro. Se trata de una de las más oscuras formas de la violencia, y su erradicación debe ser incluida en la nueva estrategia nacional de seguridad


     Twitter logo blue@MexicoSocial_

    Pacificar al país es una de las metas propuestas por el virtual presidente electo. Lograrlo implica la modificación de la estrategia de combate a los grupos delincuenciales vinculados a la producción, el tráfico y la comercialización de estupefacientes, pero también la prevención y erradicación de otros actos delictivos, del orden común, que son parte de una profunda y arraigada violencia que se ejerce todos los días contra niñas, niños y mujeres adolescentes y adultas.

    Desde esa lógica, y de manera obvia, pacificar al país requiere de la construcción de una cultura para la paz, lo cual, de lograrse, tardará varios años, por lo que la urgencia es comenzar desde el primer día de la siguiente administración.

    La violación

    Uno de los delitos sexuales que se cometen con mayor frecuencia es el de la violación. Al respecto, es importante decir que el estigma y la doble, o a veces hasta triple victimización, lleva a que muchas de las mujeres, las niñas y los niños que han sido agredidos no denuncien ante la autoridad.

    Aun con ello, las cifras compiladas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública muestran que entre el año 2012 y lo que va de 2018 han sido presentados 78 mil 727 casos ante algún Ministerio Público. En ese periodo, el año en que más casos se reportaron fue 2012, en el que se tuvo registro de 14 mil 570 casos, mientras que el año con la cifra más baja fue 2015, con 12 mil 282 casos.

    Violencia sexual.png

    El promedio anual registrado en el periodo referido es de 13 mil 121 casos; es decir, un promedio de 36 denuncias por día. Es de llamar la atención también que, analizado por mes, el promedio más alto se registra para los meses de mayo de los años referidos, con mil 218 casos en cada uno de los años considerados.

    En segundo lugar se encuentran los meses de octubre, con un promedio de mil 187 casos, y en los que menos casos en promedio se registran son los de diciembre, con 924, seguidos de los meses de enero, en los que se promedia un número de 987 casos.

    La corrupción de menores

    México es un país que ha sido identificado como de alta violencia contra las niñas y los niños, y entre las peores formas de esa violencia se encuentran el abuso sexual y formas extremas, como la explotación sexual comercial.

    Al igual que en el caso de la violación, el abuso contra las niñas y los niños es solapado y tolerado en miles de casos, por lo que las cifras sobre denuncias deben ser asumidas sólo como indicativas de una realidad que podría ser mucho peor.

    Al respecto de este tema, hay un registro oficial de 7 mil 533 casos entre los años 2015 y hasta el mes de junio de 2018. El promedio entre 2015 y 2017 es de 2 mil 171 casos, es decir, seis casos denunciados al día. En lo que va de 2018 el promedio registrado es de 5.6 casos diarios.

    En el tema de corrupción de menores, los meses con promedios más altos de casos en el periodo señalado son los de octubre, con un indicador de 215; mientras que en segundo lugar se ubican los de mayo, con un promedio mensual de 201 casos.

    La trata de personas

    Los datos del Secretariado Ejecutivo indican que entre 2015 y lo que va del año 2018 se han denunciado 2 mil 684 casos de trata de personas; el año con mayor número fue 2015, con mil 195 posibles víctimas de este delito.

    En este caso es importante decir que es uno de los delitos más invisibilizados y aún hace falta trabajar en la capacitación de policías, ministerios públicos y jueces para su adecuada investigación y procesamiento.

    Estupro

    El artículo 262 del Código Penal Federal establece: “Al que tenga cópula con persona mayor de doce años y menor de dieciocho, obteniendo su consentimiento por medio de engaño, se le aplicará de tres meses a cuatro años de prisión”. Al respecto, se ha propuesto modificar este delito y equipararlo a la violación, pues se asume que el consentimiento está viciado de origen.

    En esta definición, el Secretariado Ejecutivo tiene el registro de 10 mil 908 casos entre los años 2012 y 2017, lo que equivale a un promedio anual de mil 818 casos. Los meses con mayor promedio son los de junio, con 170 casos; después los de mayo, con 167 casos en promedio, y en tercer lugar los meses de marzo y octubre, con un promedio de 166 casos, respectivamente.

    Otros delitos sexuales

    En esta categoría se agrupan los distintos delitos sexuales considerados en los códigos penales de los estados. Al respecto, es importante destacar que la cifra es enorme, pues se tiene registro de 104 mil 960 casos totales en el periodo de 2012 a 2017, es decir, un promedio anual de 17 mil 493 casos, o bien un promedio diario de 48 casos.

    El mundo de la perversión.png

     *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 24-julio-2018, p.16.

    FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

    Twitter logo blue@MexicoSocial_

  • La complejidad de las violencias / Mario Luis Fuentes

    El 2018 será, si continúa la tendencia delictiva registrada en el primer semestre, el año más violento en la historia de nuestro país. Pero será así no solo por la magnitud de las cifras relativas al homicidio doloso, sino por todo el conjunto de actividades ilícitas y prácticas de violencia y agresión en contra de niñas, niños y mujeres de todas las edades

  • Lo que está en disputa el 1º de julio

    El Instituto Nacional Electoral (INE) tiene registradas a 89.39 millones de personas en su Lista Nominal de Electores; 53.22% de ellas se concentran en solo ocho entidades, en las que viven 29.24 millones de personas en pobreza (54.3% del total en esa condición en el país). Asimismo, hay más de 30 millones de potenciales votantes que tienen menos de 30 años y prácticamente 52% de quienes pueden votar son mujeres. En esos datos está la clave de la elección


     Twitter logo blue@MexicoSocial_

    Dentro de 12 días se llevará a cabo la elección más grande, en términos de número posible de votantes, en la historia democrática del país. De acuerdo con el Instituto Nacional Electoral, la Lista Nominal de Electores (es decir, quienes está inscritos en el padrón electoral y tienen además credencial de elector) está integrada por 89,393,959 de personas mayores de 18 años.

    Desagregado por sexo, destaca que en esta lista hay 46.3 millones de mujeres (51.8% del total) y 43 millones de hombres (48.2%), y esta proporción tiene diferencias significativas por entidad:

    • En 12 estados la proporción de mujeres es mayor a la del promedio nacional; los más notables son: Puebla, con un 53.3% de mujeres; Oaxaca, con 53.2%; la Ciudad de México, en donde 53% son mujeres; e Hidalgo, Tlaxcala y Morelos, con 52.7%, 52.6% y 52.5%, respectivamente.
    • Siguen Guerrero y Estado de México, con 52.3% cada uno de ellos; Guanajuato, con 52.1%; y Michoacán y Chiapas, con 52% cada uno.
    • En contraste, las cinco entidades con menor proporción de mujeres en la Lista Nominal son: Sonora, con 50.3%; Nuevo León, con 50.1%, Baja California, con 49.9%; Quintana Roo, con 48.8%, y Baja California Sur, con 48.7 por ciento.

    El tamaño importa

    Una de las principales dimensiones de la diversidad de nuestro país se expresa en el peso demográfico y electoral que tiene cada una de las entidades federativas. Desde esta perspectiva, es importante destacar que hay estados en los cuales la cantidad de electores supera incluso a la población total de algunos países de América Latina.

    En efecto, de acuerdo con los datos del INE, el Estado de México es la entidad con mayor número de electores, con una cifra de 11,844,919 personas inscritas en la Lista Nominal; esa suma es ligeramente superior a la suma de los electores que hay en las 11 entidades con menor número de personas en la lista nominal.

    En segundo lugar, está la Ciudad de México, con 7,656,360 electores potenciales (cifra superior a la suma de los electores de las ocho entidades con menor número en el país); seguida por dos entidades más en las que se rebasan los cinco millones de electores: Jalisco, con 5,930,897, y Veracruz, con 5,787,827 personas (cifras similares a la suma de las siete entidades con menos electores en México).

    El voto de los pobres.png

    En orden descendente, están Puebla y Guanajuato, casi con la misma magnitud electoral: el primero de estos estados tiene 4,516,401 personas en la Lista Nominal, y el segundo, 4,379,745. Hay además tres entidades en las que se rebasan los tres millones de electores: Nuevo León, con 3,907,394; Chiapas, con 3,553,358, y Michoacán, con 3,436,253.

    De acuerdo con el INE, hay otras nueve entidades que tienen menos de tres millones de electores, pero más de dos millones; estas son: Oaxaca, con 2,878,316; Chihuahua, con 2,751,67; Baja California, con 2,735,079; Tamaulipas, con 2,636,163; Guerrero, con 2,524,225; Coahuila, con 2,159,236; Sinaloa, con 2,140,147; Hidalgo, con 2,125,065, y Sonora, con 2,105,125 electores.

    Hay ocho entidades más con menos de dos millones de electores, pero con más de un millón cada una: San Luis Potosí, con 1,983,314 personas en la lista nominal; Tabasco, con 1,688,947; Querétaro, con 1,585,545; Yucatán, con 1,545,266; Morelos, con 1,443,918; Durango, con 1,287,038; Quintana Roo, con 1,208,873, y Zacatecas, con 1,172,191.

    Finalmente, hay un grupo de seis entidades con menos de un millón de electores, pero con más de 500 mil: Aguascalientes, con 945,549; Tlaxcala, con 923,620; Campeche, con 642,472; Colima, con 532,442; y Baja California Sur, con 516,342.

    Por edades

    El voto de la población joven será determinante en esta elección. De acuerdo con el INE, hay 3.84 millones de posibles electores que tienen 18 o 19 años. Son ellos quienes tendrán la oportunidad de votar por primera vez en su vida.

    Hay, además, 22,118,853 que tienen entre 20 y 29 años. En ese segmento, el más numeroso de la Lista Nominal, se encuentran las personas con mayor nivel de escolaridad en el país.

    Hay además 18,942,212 que tienen entre 30 y 39 años; en el rango de 40 a 49 años hay 16,987,643; en el de 50 a 59 la suma es de 12,662,302; en el de 60 a 64 el indicador es de 4,606,122, y en el de 65 y más años la suma es de 10,234,280 posibles electores.

    El peso de la edad.png

    Eleccion pobreza

    De acuerdo con los datos del CONEVAL, en el año 2016 había 15 entidades en las que se superaba el millón de personas en condición de pobreza; en suma, en esas 15 entidades se concentraban 79.7% de las personas en esa situación en todo el país.

    En esa lógica, es de destacarse que en esas entidades se concentran 72.1% de las personas inscritas en la lista nominal. Desde esta perspectiva, no es exagerado decir que serán los jóvenes y las personas con mayor nivel de pobreza quienes decidirán el rumbo y el destino de la elección del próximo primero de julio.

     *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 19-junio-2018, p.14.

    FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

    Twitter logo blue@MexicoSocial_

  • Trabajo doméstico: la inequidad sigue / Saúl Arellano

    El trabajo doméstico no remunerado es aquel que realizan las personas en sus hogares, pero por el cual no reciben remuneración. Se trata de actividades que van desde la limpieza de la casa hasta el cuidado de otras personas: niñas, niños, personas adultas mayores o personas con discapacidad