• El derecho a la paz

    De acuerdo con la Secretaría de Salud, en 2017 fueron atendidos en sus instalaciones prácticamente 90 mil casos de personas lesionadas en eventos de violencia familiar, siendo Querétaro la entidad con la mayor tasa en el país; también fueron atendidas 48,358 personas por heridas de arma de fuego o punzocortante. 


     Twitter logo blue@MexicoSocial_

     

    Las Naciones Unidas han hecho un llamado para que, en el marco de la conmemoración de este día, se reflexione en torno a la pregunta: ¿qué significa el derecho a la paz? Esto, porque a pesar de que no existe ese derecho como tal en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en el 70º aniversario de este documento, se ha hecho hincapié en la necesidad de reflexionar cuáles son las características que definen a lo que podría considerarse como derecho a la paz.

    Sin paz en los hogares

    Uno de los grandes retos que se tienen en la construcción de una sociedad fundada en la cultura de la paz, se encuentra en la generación de relaciones de convivencia, solidaridad, cariño y comprensión al interior de los hogares. Desde esta perspectiva, la antítesis de ese escenario es la prevalencia de la violencia intrafamiliar.

    Al respecto es importante señalar que, según los datos de la Secretaría de Salud, a través de sus anuarios de morbilidad, es que en el año 2017 se registraron 87,989 casos de lesiones o heridas por eventos de violencia intrafamiliar; ese indicador es equivalente a un promedio de 241 casos diarios, o también 10 casos cada hora.

    Debe destacarse que en el año 2017 sólo 10 entidades concentraron 72% de los casos registrados en todo el país. Las entidades con mayor número de casos atendidos por el sector salud por violencia intrafamiliar son: Estado de México, con 14,161 casos; Querétaro, con 10,082; Guerrero, con 7,141; Michoacán, con 7,025; Guanajuato, con 6,449; Chihuahua, con 4,420; Hidalgo, con 4,050; Veracruz, con 3,656; Jalisco, con 3,454; y Tamaulipas, con 3,226. Como se observa, entre esas 10 entidades se registraron 63,664 casos.

    Dadas estas cifras, es importante señalar los indicadores expresados en tasas, que en este caso expresan el número de casos por cada 100 mil habitantes. Desde esta perspectiva, Querétaro tuvo en 2017 la peor tasa del país, con 488.67 casos por cada 100 mil personas; le sigue Campeche, con una tasa de 199.9; Guerrero, con 197.96; Michoacán, con 150.81 casos por cada 100 mil; Quintana Roo, con 139.4; Hidalgo, con 137.55; Nayarit, con 131.4; Chihuahua, con 116.87; y Guanajuato con una tasa de 109.14 casos por cada 100 mil habitantes.

    Al respecto es importante puntualizar que éstos datos se refieren a personas que fueron atendidas en clínicas u hospitales del sector salud, pero no necesariamente denunciaron ante la autoridad, por lo que el subregistro puede ser importante, pues no todas las personas acuden a servicios médicos, y mucho menos ante la autoridad, debido a la doble o hasta triple victimización que se comete en su contra por parte de las autoridades ministeriales.

     

    La violencia prevalece en las calles 

    Si la violencia al interior de los hogares es grave, en las calles es igualmente un problema severo. De acuerdo con los datos de la Secretaría de Salud, en el año 2017 fueron atendidas en establecimientos públicos y privados, 48,358 personas por heridas provocadas por arma de fuego o por armas punzocortantes. Este indicador equivale a un promedio diario de 132 casos al día o 5.5 casos cada hora.

    De acuerdo con los registros de la Secretaría de Salud, el año pasado hubo 9 entidades en las que se concentró alrededor del 62% del total de los casos contabilizados en todo el país, siendo esas 9 entidades espacios en los que se rebasaron los 2 mil casos el año pasado, éstas son: Ciudad de México, con 6,611 casos; Oaxaca, con 4,292; Chiapas, con 3,689; Michoacán, con 3,192; Veracruz, con 3,102; Guanajuato, con 2,703; Estado de México, con 2,253; Puebla, con 2,241, y Jalisco, con 2,032 casos.

    lastimar es la meta.png

    Debe destacarse que los jóvenes son quienes en mayor medida están siendo víctimas de las agresiones. En esa lógica, es importante decir que la tasa nacional registrada en 2017 fue de 39.15 casos de personas heridas por arma de fuego o punzocortante, por cada 100 mil habitantes.

    Así, para el grupo de edad de menores de 1 año, la tasa fue de 4.07 casos por cada 100 mil en el grupo de edad; en el de 1 a 4 años, la tasa crece a 19.38 por cada 100 mil; en el grupo de 5 a 9 años, la tasa es de 23.04; en el de 10 a 14 crece a 26.86; en el de 15 a 19 años se dispara a 54.62 casos por cada 100 mil en el grupo etario.

    Violencia por todas partes.png

    Por su parte, en el grupo de 20 a 24 años se tiene la más alta tasa, con 69.59 casos por cada 100 mil en el grupo de edad; en el de 25 a 44 años de edad la tasa es de 47.78; en el de 45 a 59 años desciende a 43.39; en el de 50 a 59 años fue de 29.41; en el de 60 a 65, de 27.92 casos; y en el grupo de 65 años y más, la tasa fue de 25 casos por cada 100 mil en el grupo etario.

    *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 18-septiembre-2018, p.21.

    FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

    Twitter logo blue@MexicoSocial_

  • La elección y sus pobres

    En las 9 entidades en que habrá elección de gobernador habitan 48,911,136, cifra equivalente al 40% de la población nacional. En ellos viven 23.59 millones de los 53.41 millones de personas en pobreza que hay en el territorio nacional. En ese sentido, el voto de los pobres decidirá no sólo el resultado de quién será el próximo Presidente, sino también la nueva configuración del mapa político del país


     Twitter logo blue@MexicoSocial_

    Voto en los extremos.png

    Las entidades de la República que tendrán elección son las siguientes, con sus correspondientes indicadores seleccionados:

     

    1. Chiapas: de acuerdo con la Encuesta Nacional de Hogares (ENH, 2017), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), había en esa entidad un total de 5.32 millones de habitantes, que habitan en 1.3 millones de viviendas, con un promedio de 4.2 habitantes por cada una de ellas. De ese total, en sólo 385,357 viviendas se tiene agua entubada en su interior y en 650 mil 722 se tiene dotación de agua cada tercer día o más; en 102 mil 895 se tiene piso de tierra; en 661 mil 737 se utiliza leña como principal combustible para cocinar. De acuerdo con el INEGI, el 89.9% de la población cree que hay corrupción en su entidad; mientras que el Coneval estimó en 2016 que el 77.1% de su población era pobre, es decir, 3.9 millones de personas.

    2. Ciudad de México. En el 2017 Inegi estimó para la capital del país, una población de 8.83 millones de personas, habitando en 2.58 millones de viviendas. Es la entidad con menor rezago social del país, pero aún con ello, hay todavía 343 mil 695 viviendas sin agua entubada en su interior, y del total, hay 493 mil 697 viviendas en las que la dotación de agua es sólo cada tercer día o más; y todavía en 1,524 viviendas se usa leña para cocinar. El 96.3% de los habitantes de la ciudad piensa que la corrupción es frecuente o muy frecuente; mientras que el Coneval estimó que el 27.6% de sus habitantes, es decir, 2.5 millones de personas, se encontraban en situación de pobreza.

    3. Guanajuato. De acuerdo con el Inegi en 2017 tenía 5.87 millones de habitantes, los cuales habitaban en 1.48 millones de viviendas, de las cuales: 286 mil 495 no tenían agua potable en su interior en ese año; en 196 mil 018 se tiene dotación de agua cada tercer día o más; además de que hay 111 mil 897 en donde se utiliza leña como principal combustible para cocinar. El 90.9% de la población cree que hay corrupción en la entidad; mientras que el CONEVAL estimó un porcentaje de 42.4% de su población en pobreza en el 2016, es decir, 2.68 millones de personas.

    4. Jalisco. De acuerdo con el Inegi, en el 2017 tenía 8.026 millones de habitantes, habitando 2.084 millones de viviendas, de las cuales, en 121 mil 846 no se tiene agua entubada en su interior, así como 208,047 que tienen dotación de agua cada tercer día o más; y en 53 mil 341 se utiliza la leña como principal combustible para cocinar. El 91.7% de su población cree que hay corrupción en la entidad. El Coneval estimó que en el año 2016 había un 31.8% de su población en pobreza, es decir, 2.78 millones de personas en esa condición.

    5. Morelos. La entidad tenía 1.96 millones de habitantes en 2017, los cuales habitaban en 537 mil 411 viviendas, de las cuales 197 mil 826 no tienen agua potable en su interior, y 276 mil 090 tienen dotación de agua cada tercer día o más; y en 41 mil 818 se utiliza a la leña como principal combustible para cocinar. El 93.7% de su población piensa que hay corrupción en el estado; y el Coneval estimó en el año 2016 que el 49.5% de su población, es decir, 993 mil 700 personas vivían en condiciones de pobreza.

    6. Puebla. En el 2017 había 6.25 millones de habitantes en la entidad, los cuales habitaban en 1.6 millones de viviendas, de las cuales, en 720 mil 430 no se tiene agua entubada en su interior, y en 951 mil 393 se tiene dotación de agua cada tercer día o más; y en 379 mil 980 se utiliza a la leña como el principal combustible para cocinar. El 93.4% de la población considera que hay corrupción en la entidad; mientras que el Coneval estimó que en el 2016 el 59.4% de su población vivía en condiciones de pobreza, es decir, 3.72 millones de personas.

    7. Tabasco. Tenía en 2017 una población de 2.4 millones de habitantes, los cuales vivían en 644 mil 535 viviendas, de las cuales 141 mil 695 carecía de agua entubada en su interior; y 55 mil 916 tienen dotación de agua cada tercer día o más; adicionalmente hay 194 mil 660 en las cuales la leña es el principal combustible para cocinar. El 94.5% de su población cree que hay corrupción en su entidad. El Coneval estimó que en el 2016 el 50.9% de su población vivía en pobreza, equivalente a 1.22 millones de personas.

    8. Veracruz. Estaba habitado por 8.10 millones de habitantes en 2017, según el INEGI, los cuales habitaban en 2.28 millones de viviendas; de las cuales, 1.1 millones carecía de agua entubada en su interior; y en 605 mil 464 se tiene dotación de agua cada tercer día o más; del total, en 760 mil 573 viviendas la leña es el principal combustible para cocinar. El 95.6% de la población piensa que hay corrupción en la entidad. Según el Coneval, en el 2016 había un 62.2% de su población en pobreza, es decir, 5.049 millones de personas.

    9. Yucatán. Según el INEGI estaba habitado por 2.14 millones de personas en 2017, los cuales habitaban en 577 mil 203 viviendas, de las cuales, 108 mil 556 no tienen agua entubada en su interior, y en 11 mil 079 la dotación de agua es cada tercer día o más; hay además 190,787 en las cuales la leña es el principal combustible para cocinar. En Yucatán el 75.1% de su población cree que hay corrupción.

    Reprobados120.png

      *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 26-junio-2018, p.14.

    FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

    Twitter logo blue@MexicoSocial_