• 2018: el año más sangriento | Guanajuato se mantiene como líder indiscutible en homicidios

    Luego de que se creía que en materia de espectáculos macabros habíamos visto casi todo: fosas clandestinas, historias de cuerpos disueltos en ácido, ejecuciones colectivas, y un largo etcétera, esta semana conocimos la historia de los tráileres de la muerte: literalmente dos vehículos repletos de cadáveres, que se cuentan por cientos, que no han sido identificados, y que para los cuales no hay espacio en las morgues de Jalisco.

  • 2018: el año más violento / Saúl Arellano

    México vive el año más violento de su historia reciente y Guanajuato continúa encabezando la lista de las entidades más sangrientas del país, pues uno de cada 10 homicidios se comete en tierras guanajuatenses. Además, el 63.6% del total de homicidios en ese estado son intencionales y 83.6% se cometen con arma de fuego

  • Así habla un auténtico político / Saúl Arellano

    Importa, y mucho, la forma en cómo hablan las personas dedicadas profesionalmente a la política. Las razones de esto son varias, pero quizá una de las más relevantes es que los políticos hablan de las cosas públicas, es decir, de aquellas que tienen relevancia para todos, no sólo en el momento actual, sino para las generaciones por venir

  • Asolados por la violencia / Saúl Arellano

    La cifra es escalofriante: 29 de cada 100 mexicanos fueron víctimas de la delincuencia en el último año. La cifra es la mayor registrada desde que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía diseña, levanta y procesa la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe, 2018)

  • Contra la violencia feminicida

    México no podrá reconciliarse ni ser una nación en paz mientras continúen los elevados niveles de violencia homicida y, en particular, la violencia que se ejerce en contra de las mujeres


     Twitter logo blue@MexicoSocial_

    Desde esta perspectiva, debe insistirse en que la estrategia de seguridad pública impulsada por el gobierno del presidente López Obrador debe tener en consideración que los homicidios contra mujeres responden a una fenomenología delictiva y criminal muy distinta a la que motiva la mayoría de los homicidios de hombres.

    En efecto, un análisis de las causas de mortalidad por agresiones que registra el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) permite identificar que, a diferencia de lo que ocurre entre los hombres, un muy alto porcentaje de homicidios de mujeres ocurre en sus propias viviendas, lo cual es de suyo revelador de las posibles causas que motivan estos crímenes.

    LA MAGNITUD

    Los datos del Inegi muestran que entre los años 2012 y 2017 fueron cometidos 16 mil 446 homicidios en los cuales las víctimas eran mujeres. Esta cifra implica un promedio anual de dos mil 741 casos, o bien, prácticamente un caso cada tres horas. Al respecto es importante señalar que el año 2017, el último para el cual el instituto dispone de información, fueron cometidos tres mil 430 homicidios de mujeres, una cifra 22% superior a la registrada el año de 2016.

    Preocupante tendencia homicidio mujer

    Asimismo, debe subrayarse que, de acuerdo con los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, entre los meses de enero y noviembre del 2018, se habían contabilizado dos mil 466 homicidios de mujeres, por lo que el año podría concluir, de haberse mantenido la tendencia en el mes de diciembre pasado, con alrededor de dos mil 671 homicidios de mujeres, cifra que aún deberá ser tomada como preliminar, pues en el recuento final que haga el Inegi de las estadísticas de homicidios para el año 2018, el dato podría ser mayor.

    Otro dato relevante a destacar es el importante número de mujeres menores de 18 años que han sido asesinadas, pues en el periodo que va del 2015 al 2018, años para los cuales las cifras son comparables en las estadísticas del Secretariado Ejecutivo, se tiene registro de 787 casos, es decir, un promedio anual de 196 homicidios de niñas y adolescentes.

    EL RECUENTO DEL SEXENIO

    De acuerdo con el Inegi, habría al menos 91 modalidades distintas de homicidio doloso y que son identificables para los casos en que las mujeres fueron víctimas. Analizado de forma cronológica, a continuación se presentan las modalidades y lugares más frecuentes.

    En el año 2012, el Inegi tiene un registro de dos mil 764 homicidios dolosos cometidos contra mujeres. De estos, 721 fueron por arma de fuego en calles o carreteras; 233, por disparo de arma de fuego en la vivienda; 199 casos más, por agresiones por medios “no especificados en calles y carreteras”; 177 casos, por ahorcamiento, estrangulamiento y sofocación en calles y carreteras.

    Formas horrendas de morir violencia feminicidio

    En otros 171 casos los homicidios fueron cometidos con objetos cortantes en calles y carreteras; 163, con objetos cortantes en vivienda; 117 casos más, por ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación en vivienda; 112 casos, por agresión por medios no especificados en la vivienda; 102 casos, por disparo de arma de fuego en lugares no especificados, y 61 casos más, por ahorcamiento en lugares no especificados.

    De los 2 mil 648 casos contabilizados en el 2013, 552 fueron por disparo de arma de fuego en calles o carreteras; 245, por objeto cortante en viviendas; 223 casos más fueron por arma de fuego en viviendas; 154, por arma de fuego en lugar no especificado; 136 casos fueron por ahorcamiento o estrangulamiento en calles y carreteras; 134, por medios no especificados en calles y carreteras; 130, por objeto cortante en calles y carreteras; 124, por ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación en vivienda, y 119 casos más por medios no especificados en la vivienda.

    En el 2014, de los dos mil 408 casos totales, 447 fueron por arma de fuego en calles y carreteras; 210, por objeto cortante en vivienda; 206, por disparo de arma de fuego en vivienda; 147, por ahorcamiento o estrangulamiento en vivienda; 145, por medios no especificados en calles y carreteras; 130, por medios no especificados en vivienda; 114, por objetos cortantes en calles y carreteras, y 111, por ahorcamiento o estrangulamiento en calles y carreteras.

    Por su parte, de los dos mil 383 casos registrados en 2015, un total de 500 fueron por disparo de arma de fuego en calles y carreteras; 229 fueron por disparo de arma de fuego en vivienda; 208, por objeto cortante en vivienda; 175, por ahorcamiento o estrangulación en vivienda; 119, por medios no especificados en vivienda; 118, por medios no especificados en calles y carreteras; y 112, por ahorcamiento o estrangulamiento en calles y carreteras.

    Otros casos

    En 2016 hubo dos mil 813 homicidios de mujeres. De estos, 710 fueron por arma de fuego en calles y carreteras; 296, por medios no especificados en vivienda; 200, por objeto cortante en vivienda; 192, por ahorcamiento o estrangulamiento en vivienda; 140, por medios no especificados en calles y carreteras; 130, por objeto cortante en calles y carreteras; 127, por ahorcamiento o estrangulamiento en calles y carreteras; 116, por disparo de arma de fuego en lugares no especificados, y otros 116, por medios no especificados en vivienda.

    En 2017, de tres mil 430 casos registrados, 866 fueron por arma de fuego en calles y carreteras; 320, por arma de fuego en la vivienda; 230, por objeto cortante en la vivienda; 202, por ahorcamiento o estrangulamiento en vivienda; 193, por ahorcamiento o estrangulamiento en calles o carreteras; 170, por arma de fuego en lugares no especificados; 170, por medios no especificados en calles y carreteras; 156, por objetos cortante en calles y carreteras; 144, por arma de fuego en lugares no especificados, y 103, por medios no especificados en la vivienda.

    *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 08-enero-2019, p13.

    FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

    Twitter logo blue@MexicoSocial_

  • El derecho a la paz

    De acuerdo con la Secretaría de Salud, en 2017 fueron atendidos en sus instalaciones prácticamente 90 mil casos de personas lesionadas en eventos de violencia familiar, siendo Querétaro la entidad con la mayor tasa en el país; también fueron atendidas 48,358 personas por heridas de arma de fuego o punzocortante. 


     Twitter logo blue@MexicoSocial_

     

    Las Naciones Unidas han hecho un llamado para que, en el marco de la conmemoración de este día, se reflexione en torno a la pregunta: ¿qué significa el derecho a la paz? Esto, porque a pesar de que no existe ese derecho como tal en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en el 70º aniversario de este documento, se ha hecho hincapié en la necesidad de reflexionar cuáles son las características que definen a lo que podría considerarse como derecho a la paz.

    Sin paz en los hogares

    Uno de los grandes retos que se tienen en la construcción de una sociedad fundada en la cultura de la paz, se encuentra en la generación de relaciones de convivencia, solidaridad, cariño y comprensión al interior de los hogares. Desde esta perspectiva, la antítesis de ese escenario es la prevalencia de la violencia intrafamiliar.

    Al respecto es importante señalar que, según los datos de la Secretaría de Salud, a través de sus anuarios de morbilidad, es que en el año 2017 se registraron 87,989 casos de lesiones o heridas por eventos de violencia intrafamiliar; ese indicador es equivalente a un promedio de 241 casos diarios, o también 10 casos cada hora.

    Debe destacarse que en el año 2017 sólo 10 entidades concentraron 72% de los casos registrados en todo el país. Las entidades con mayor número de casos atendidos por el sector salud por violencia intrafamiliar son: Estado de México, con 14,161 casos; Querétaro, con 10,082; Guerrero, con 7,141; Michoacán, con 7,025; Guanajuato, con 6,449; Chihuahua, con 4,420; Hidalgo, con 4,050; Veracruz, con 3,656; Jalisco, con 3,454; y Tamaulipas, con 3,226. Como se observa, entre esas 10 entidades se registraron 63,664 casos.

    Dadas estas cifras, es importante señalar los indicadores expresados en tasas, que en este caso expresan el número de casos por cada 100 mil habitantes. Desde esta perspectiva, Querétaro tuvo en 2017 la peor tasa del país, con 488.67 casos por cada 100 mil personas; le sigue Campeche, con una tasa de 199.9; Guerrero, con 197.96; Michoacán, con 150.81 casos por cada 100 mil; Quintana Roo, con 139.4; Hidalgo, con 137.55; Nayarit, con 131.4; Chihuahua, con 116.87; y Guanajuato con una tasa de 109.14 casos por cada 100 mil habitantes.

    Al respecto es importante puntualizar que éstos datos se refieren a personas que fueron atendidas en clínicas u hospitales del sector salud, pero no necesariamente denunciaron ante la autoridad, por lo que el subregistro puede ser importante, pues no todas las personas acuden a servicios médicos, y mucho menos ante la autoridad, debido a la doble o hasta triple victimización que se comete en su contra por parte de las autoridades ministeriales.

     

    La violencia prevalece en las calles 

    Si la violencia al interior de los hogares es grave, en las calles es igualmente un problema severo. De acuerdo con los datos de la Secretaría de Salud, en el año 2017 fueron atendidas en establecimientos públicos y privados, 48,358 personas por heridas provocadas por arma de fuego o por armas punzocortantes. Este indicador equivale a un promedio diario de 132 casos al día o 5.5 casos cada hora.

    De acuerdo con los registros de la Secretaría de Salud, el año pasado hubo 9 entidades en las que se concentró alrededor del 62% del total de los casos contabilizados en todo el país, siendo esas 9 entidades espacios en los que se rebasaron los 2 mil casos el año pasado, éstas son: Ciudad de México, con 6,611 casos; Oaxaca, con 4,292; Chiapas, con 3,689; Michoacán, con 3,192; Veracruz, con 3,102; Guanajuato, con 2,703; Estado de México, con 2,253; Puebla, con 2,241, y Jalisco, con 2,032 casos.

    lastimar es la meta.png

    Debe destacarse que los jóvenes son quienes en mayor medida están siendo víctimas de las agresiones. En esa lógica, es importante decir que la tasa nacional registrada en 2017 fue de 39.15 casos de personas heridas por arma de fuego o punzocortante, por cada 100 mil habitantes.

    Así, para el grupo de edad de menores de 1 año, la tasa fue de 4.07 casos por cada 100 mil en el grupo de edad; en el de 1 a 4 años, la tasa crece a 19.38 por cada 100 mil; en el grupo de 5 a 9 años, la tasa es de 23.04; en el de 10 a 14 crece a 26.86; en el de 15 a 19 años se dispara a 54.62 casos por cada 100 mil en el grupo etario.

    Violencia por todas partes.png

    Por su parte, en el grupo de 20 a 24 años se tiene la más alta tasa, con 69.59 casos por cada 100 mil en el grupo de edad; en el de 25 a 44 años de edad la tasa es de 47.78; en el de 45 a 59 años desciende a 43.39; en el de 50 a 59 años fue de 29.41; en el de 60 a 65, de 27.92 casos; y en el grupo de 65 años y más, la tasa fue de 25 casos por cada 100 mil en el grupo etario.

    *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 18-septiembre-2018, p.21.

    FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

    Twitter logo blue@MexicoSocial_

  • Guanajuato 2018: algo siniestro ocurre / Saúl Arellano

    El 22 de marzo, un grupo de personas armadas irrumpió en un palenque de la ciudad de Purísima del Rincón, municipio de nacimiento del hoy gobernador del estado, Miguel Márquez Márquez. En el ataque murieron ocho personas y al menos 12 más resultaron heridas

  • La complejidad de las violencias / Mario Luis Fuentes

    El 2018 será, si continúa la tendencia delictiva registrada en el primer semestre, el año más violento en la historia de nuestro país. Pero será así no solo por la magnitud de las cifras relativas al homicidio doloso, sino por todo el conjunto de actividades ilícitas y prácticas de violencia y agresión en contra de niñas, niños y mujeres de todas las edades

  • La reconciliación no llegará pronto / Mario Luis Fuentes

    México ha avanzado en los últimos años en la mejoría sustantiva de sus sistemas de información: el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, el Consejo Nacional de Población, y el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, constituyen hoy un marco institucional con una capacidad de generación de datos y estadísticas, que si bien debe aún mejorarse y potenciarse, no tiene precedentes en la historia de nuestro país

  • Probabilidades de impunidad: más allá de la cifra negra

    La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2018, publicada recientemente, reveló datos sobre la cantidad delitos que durante 2017 se cometieron en todo México

  • Reconstruir al mundo urbano / Mario Luis Fuentes

    La población nacional vive, mayoritariamente, en centros urbanos y la transición demográfica del campo a la ciudad continúa, mientras que la concentración de la población pasa de forma cada vez más rápida, de las ciudades pequeñas y medias, a las grandes zonas metropolitanas 

  • Un terrorífico 2018 / Saúl Arellano

    De acuerdo con la información sistematizada por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el año 2017 había sido el más sangriento en la historia reciente del país: en efecto, el año pasado se cometieron 46,245 homicidios, de los cuales, 17,528 fueron clasificados como culposos y 28,717 como dolosos