• Diabetes, un auténtico asesino serial

    De acuerdo con las estadísticas de mortalidad del INEGI, la cifra de defunciones por diabetes que podría registrarse al finalizar 2018 sería de alrededor de 109,000 personas; si la tendencia se mantiene, en el año 2030 podría llegarse a poco más de 149 mil casos anuales. No hay en el mundo un sistema de salud o financiero capaz de resistir esta presión


     Twitter logo blue@MexicoSocial_

    El día 14 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Diabetes; se trata de una fecha que busca generar conciencia en torno a la relevancia de prevenir esta enfermedad que, en países de ingresos medios como el nuestro, se ha convertido en la principal causa específica de mortalidad.

    En efecto, en México la diabetes tiene la mayor carga en la mortalidad general, con más de 100 mil casos por año, y se registra una tasa de mortalidad en constante y acelerado crecimiento; es tal la velocidad con que esto está ocurriendo que, de acuerdo con los datos oficiales, en los próximos 20 años la diabetes podría representar hasta 20% de las defunciones.

    Imparable  

    Según el Anexo Estadístico del VI Informe de Gobierno del Poder Ejecutivo, entre el año 2000 y el 2018 se han contabilizado más de 7.3 millones de casos nuevos de personas con diabetes, es decir, un promedio de poco más de 374 mil por año, o bien, prácticamente mil casos nuevos de personas con diabetes todos los días. Se trata de una cifra mayúscula, pues es equivalente a la suma de la población total que tenían en el año 2015 los estados de Puebla y Tlaxcala.

    Es pertinente destacar que los años 2009 y 2011 son en los que mayor número de casos se han diagnosticado, con 426 mil 802 y 427 mil 125 casos, respectivamente; esos datos son relevantes para contrastar la proyección que se tiene en el año 2018, en el que se estima que podría llegar a una suma de 428 mil 432 casos al finalizar el mes de diciembre, con lo que se tendría una nueva cifra récord.

    Los números absolutos que se indican se traducen en una tasa de morbilidad creciente, pues pasamos de una de 286 casos por cada 100 mil habitantes en el año 2000, a 367.7 casos por cada 100 mil personas en el año 2010, y a una de 343.3 casos por cada 100 mil personas en el país, en este 2018.

    Alta letalidad  

    De acuerdo con las estadísticas de mortalidad del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), entre los años 2010 y 2017 han fallecido en México 1.48 millones de personas a causa de la diabetes; esa cifra es relativamente similar a la que tenía en el año 2015 un estado como Quintana Roo, lo cual permite dimensionar el tamaño de la tragedia que se vive en nuestro país, fundamentalmente a causa de la malnutrición generalizada de la población.

    Para poner en su justa magnitud cómo se ha ido agudizando la crisis de la salud mexicana en los últimos años, es pertinente señalar que entre los años 2000 y 2005, el promedio anual de defunciones por esta causa ascendió a 56 mil 681 casos; entre 2006 y 2010, el promedio anual se incrementó a 75 mil 48 casos, es decir, se pasó de un promedio de 155 casos por día, a 206 defunciones diarias; para el periodo 2011-2015, el promedio anual pasó a 89 mil 572 casos, es decir, 245 muertes al día (10 por hora); mientras que la proyección que hay para el periodo de 2016 a 2018, es de un promedio de 106, mil 451 casos anuales, o bien, 292 casos por día (12 casos por hora).

    Si los números absolutos se traducen a relativos, lo que se tiene es que en el año 2000 la tasa de mortalidad por diabetes era de 46.1 casos por cada 100 mil habitantes; para el 2005 se había incrementado a 62.6; para el año 2010 creció a 72.6 casos por cada 100 mil habitantes; para el 2015 el indicador se ubicó en 81.4; mientras que la tasa esperada para el 2018 se ubica en 92.8 defunciones por cada 100 mil personas.

    La gran mortandad.png

    Si las cosas no cambian y la tendencia se mantiene, para el año 2030 podríamos llegar a una cifra de 149 mil 99 defunciones anuales por diabetes, es decir, cada año estaría falleciendo 1.08% de la población proyectada para esa fecha, a causa de la diabetes, un dato frente al cual ningún sistema de salud es viable, y ante el cual no hay finanzas públicas que resistan el nivel de gasto que implicará la atención de las personas con este padecimiento.

    Puede ser peor

    Según el Anexo Estadístico del VI Informe de Gobierno, entre los años 2000 y la proyección para el 2018, se tiene confirmación de 9.415 millones de personas enfermas de hipertensión; un padecimiento asociado a la diabetes y que, al igual que aquella, tiene como uno de sus principales detonantes a la obesidad y el sobrepeso.

    Según los datos del mismo documento, en el periodo señalado la tasa de mortalidad por este padecimiento pasó, de 9.7 casos por cada 100 mil habitantes, a una tasa de 12 por cada 1000 mil en el 2005; el indicador creció a 15.5 en el año 2010; a 19.2 en el 2015; y se tiene una proyección de 19.15 defunciones, por cada 100 mil personas, en 2018.

    A más del doble.png

    *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 13-noviembre-2018, p.14.

    FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

    Twitter logo blue@MexicoSocial_

  • El asesino serial que todos vemos, y nadie ha podido detener / Saúl Arellano

    Si las tendencias continúan como hasta ahora, en el año 2030 podrían fallecer 150 mil personas por diabetes en México. Cada año, según los datos del VI Informe de Gobierno del Poder Ejecutivo Federal, 2018, se detectan, en promedio, alrededor de 350 mil nuevos casos en el Sector Salud, pero se estima que por cada caso, al menos, habría otro que no ha sido apropiadamente diagnosticado

  • Inspectores, ¿sí, no, cuándo y dónde? / Mario Luis Fuentes

    El presidente electo Andrés Manuel López Obrador ha planteado que, durante los primeros meses de su administración, se modificará la forma en cómo se llevan a cabo las inspecciones de parte de las autoridades federales. El propósito es eliminar la corrupción que se da cuando algunos funcionarios que verifican el cumplimiento de leyes, normas y reglamentos, extorsionan a los negocios.   

  • Lo verdaderamente importante

    Todos los días fallecen en el país alrededor de 780 personas por diabetes, hipertensión y enfermedades alcohólicas del hígado; se trata de 32 casos por hora. Escribirlo de esa manera no es “tremendismo”, antes bien, es azoro ante lo tremendo de las cifras; todas vinculadas a una de las cuestiones centrales del proceso económico en general: el consumo.

  • Ni se checan ni se miden ni se mueven

    En México, sólo el 41.7% de quienes tienen más de 18 años y viven en áreas urbanas, se encuentran física o deportivamente activos; de ellos, sólo el 52.4% lo hace en niveles “suficientes”, frente al 44.6% en la condición opuesta. Lo peor es que entre 2013 y 2018 no se consiguió ningún avance en ese indicador; así la guerra contra la obesidad y la diabetes estará definitivamente perdida


     Twitter logo blue@MexicoSocial_

    Uno de los factores que en mayor medida inciden en la pandemia de obesidad y sobrepeso que enfrentamos en México es el sedentarismo y los bajos niveles de actividad física y práctica deportiva en el país. Al respecto hay que decir que esto se debe no solo a la falta de “cultura física y deportiva” de la población, sino también a cuestiones estructurales como la falta de espacios públicos suficientes y con equipamiento y accesibilidad adecuada.

    Los datos del Módulo de Práctica Deportiva y Ejercicio Físico (Mopradef, 2018), presentados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), son contundentes: entre 2013 y 2018 no hubo una variación estadísticamente significativa en el porcentaje de personas de 18 años y más activas físicamente. En efecto, en 2013, fue de 43.8%M; en 2014 fue de 45.4%; en 2015 se ubicó en 44%; en 2016 descendió a 41.8%; en 2017 subió ligeramente otra vez a 42.5%; y en 2018 bajó una vez más a 41.7 por ciento.

    Las diferencias se mantienen obesidad diabetes deporte

    HOMBRES Y MUJERES: DIFERENCIA IMPORTANTES

    De acuerdo con el Inegi, hay una diferencia relevante entre los porcentajes de mujeres y hombres con niveles insuficientes de actividades físico-deportivas. En efecto, entre los hombres, los porcentajes en esa categoría de 2013 a 2018 son los siguientes: a) 2013, 53.1%; b) 2014, 47.9%; c) 2015, 49%; d) 2016, 55.9%; e) 2017, 56.2%; y f) 2018, 48.2%.

    Por su parte, entre las mujeres, los porcentajes para los mismos años son: a) 2013, 42.8%; b) 2014, 38.9%; c) 2015, 39.6%; d) 2016, 46.2%; e) 2017, 36.4%; y f) 2018, 40.1%.

    Enorme deficit - obesidad-diabtes-deporte-mexicosocial.png

    Por otro lado, destaca que en la información que proporciona el Inegi puede identificarse que el nivel educativo sí influye en el nivel de activación física y deportiva, pues a mayor nivel educativo hay una menor proporción de personas con niveles de práctico físico-deportiva insuficientes. Así, por ejemplo, entre los hombres, mientras que en el grupo de población que no cuenta con estudios, en 2013 el indicador fue de 58%, entre quienes cuentan con estudios universitarios o de educación superior el porcentaje fue de 47.8%; en 2014 los datos fueron de 45.8% entre quienes no cuentan con estudios, y de 36.7% entre la población masculina con algún grado de educación superior; en 2015 los porcentajes fueron de 51.7% y de 40.8%, respectivamente; en 2016, de 59.2% y de 53.5%; en 2017 fueron de 58.2% y de 49.2%; mientras que en 2018 los datos fueron de 54.3% para quienes no cuentan con estudios y de 39% para quienes tienen algún grado de educación superior.

    Entre las mujeres la situación es similar; en 2013, 48% de ellas que no contaba con educación presentaba niveles insuficientes de activación física-deportiva, frente a 38.1% entre quienes tienen algún grado de educación superior; en 2014 los porcentajes fueron de 43.3% y 39.2%, respectivamente; en 2015, de 52.7% y 33.7%; en 2016 de 50.8 y de 36.3%, en ambos extremos; en 2017 fueron de 43.8% y 27.4%, respectivamente; mientras que en 2018 la diferencia fue mínima, pues se ubicó en 40.5% entre quienes no cuentan con educación y en 39.7% entre quienes tienen algún grado de educación universitaria.

    TRABAJAR TIENE IMPACTO (PERO NEGATIVO) 

    De acuerdo con los datos del Inegi, en 2018, 48% de quienes declararon estar económicamente activos registró niveles insuficientes de activación física; mientras que entre los no económicamente activos, el porcentaje fue de 38.1%; entre los hombres, la proporción fue de 50.5% de niveles insuficientes para quienes son económicamente activos, y de 39.3% para quienes no lo están; por su parte, entre las mujeres la proporción fue de 42.9% para quienes están económicamente activas, y de 37.45 para quienes no lo están.

    LA VANIDAD CUENTA 

    De acuerdo con el INEGI, en las 32 áreas urbanas con más de 100 mil habitantes donde se aplicó la encuesta hay 16.2 millones de personas quienes declaran que son física o deportivamente activas. De ellas, 2.9 millones practican deporte o realizan alguna actividad física por diversión; 36.8% de ellos lo hace con nivel suficiente de activación física, y 62.3% con niveles considerados como insuficientes.

    Hay 2.49 millones más que lo hacen por verse bien; de ellas, 72.7% lo hace en niveles suficientes y 27.3% de manera insuficiente. Asimismo, hay 10.21 millones de personas que lo hacen por salud; y entre ellas, 53.9% lo hace en niveles suficientes, mientras que 46.1% lo hace con niveles insuficientes.

    NO HAY DÓNDE 

    De acuerdo con la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental, en una escala del 1 al 10, en México los servicios de calles y avenidas, y de parques y jardines reciben calificaciones muy bajas en lo relativo a la satisfacción de la población. En efecto, en 2017, la calificación de calles y avenidas fue de 5.1; y la de los parques y jardines de 6.1; mientras que el alumbrado público recibió una calificación de 5.8. En evidencia, mientras no mejoren estos servicios será muy difícil que haya un incremento sustantivo en los niveles de práctica deportiva y activación física de la población.

    *Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 29-enero-2019, p15.

    FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

    Twitter logo blue@MexicoSocial_

  • Un sistema universal de salud / Mario Luis Fuentes

    En México fallecen más de 650 mil personas al año. De ellas, alrededor de 115 mil lo hacen por diabetes mellitus tipo II y más de 150 mil por enfermedades del sistema circulatorio. Todas ellas están relacionadas, directa o indirectamente con la obesidad y el sobrepeso