Martes, 22 Marzo 2016 00:00

El agua y los retos de su distribución

Escrito por Mario Luis Fuentes / México Social
Valora este artículo
(4 votos)

De acuerdo con los datos oficiales, en el 2013 el 31.7% del total de las aguas superficiales del país se encuentran “Contaminadas” o “Fuertemente contaminadas”. Las entidades del Sur disponen de hasta 17 mil metros cúbicos de agua por persona; mientras que en las zonas más críticas del Noroeste del país se tienen sólo 100 metros cúbicos por persona. Paradójicamente, en Guerrero, Chiapas y Oaxaca más del 10% de las viviendas carecen de agua en su interior.

 Twitter logo blue@mexicosocialorg

Hoy se conmemora el Día Mundial del Agua; ello justifica reflexionar en torno a los principales dilemas y retos estructurales que deben resolverse de manera urgente, en aras de garantizar la viabilidad social, económica y política, de una República que sigue fragmentada y presa del desorden institucional, que nos ha llevado a otras formas de ruptura y parálisis en los distintos ámbitos y órdenes de gobierno.

Una de estas crisis se encuentra precisamente en lo relativo a la disponibilidad y calidad del agua de que disponemos; agenda que está vinculada al cambio climático, pero también a los usos y prácticas irracionales en su gestión y administración. En esa lógica, debe destacarse que, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Ecología, aunque la media nacional relativa a la disponibilidad de agua por habitante se encuentra por arriba de la media mundial, las desigualdades regionales son abismales.

En efecto, la media internacional de disponibilidad de agua es de 1,700 metros cúbicos por habitante. En México la media es de 5 mil metros cúbicos; sin embargo, el Norte y Noroeste del país enfrentan problemas serios pues la disponibilidad más baja llega a ser de solo 100 metros cúbicos por habitante, mientras que en el Sur-Sureste la disponibilidad llega a ser de hasta 17 mil metros cúbicos por habitante.

 Esta realidad se enmarca en la paradoja relativa a las condiciones del desarrollo: pues mientras que en estados como Nuevo León, Sonora y Coahuila los porcentajes de pobreza se ubican entre los más bajos del país, en Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Veracruz se encuentran las peores condiciones socioeconómicas de la República.

Gran desperdicio y sectores costosos

Los datos de la CONAGUA son por demás preocupantes; de acuerdo con el documento “Estadísticas del agua en México, 2013”, el 72% del agua que se utiliza en el país tiene finalidades agrícolas; mientras que el restante 28% se destina al uso público urbano, al uso pecuario y el uso industrial. Esta realidad lleva a otra paradoja, pues el costo que se requiere para los distintos usos muestra una tendencia inversa a la del volumen del consumo.

Por ejemplo, los datos de los Censos Económicos del INEGI, muestran que el mayor consumo de agua registrado se encuentra en el sector de las manufacturas, pues anualmente se gastan 15 mil millones de pesos en su utilización; en segundo lugar, se encuentra el comercio al por mayor con 1,700 millones de pesos anuales; y en tercer lugar la minería con casi mil millones de pesos por año. Al respecto debe señalarse que el sector que más costos en agua implica por persona ocupada es precisamente el minero, con un promedio de 6 mil pesos por persona, mientras que el que menos genera es el de la agricultura, donde el costo tiende literalmente a 0 pesos por persona ocupada.

Lo que muestran los datos es la enorme urgencia que tenemos para eficientar el uso del agua en la agricultura, asunto vital para la adecuada garantía del derecho a la alimentación y la seguridad alimentaria; y por el otro, imponer mayores costos a sectores altamente contaminantes y depredadores de sus entornos, como la minería y en menor medida, la industria de las manufacturas.

Alta contaminación

De acuerdo con el citado documento de la CONAGUA, en el 2013 se tenían registradas 13 regiones hidrológicas en el país; entre ellas, según el indicador relativo a la “demanda química de oxígeno”, el 31.7% del agua superficial total del país se encuentra “Contaminada” o “Fuertemente” contaminada. Las peores regiones son la del Valle de México, con un 32.7% de aguas fuertemente contaminadas; la Región Península de Baja California con 14.1%; y la Región Balsas con 8.8%.

Pobreza y baja disponibilidad

Los resultados de la Encuesta Intercensal, 2015, presentados recientemente por el INEGI, muestran que en el país hay un 94.5% de viviendas que tienen acceso al agua entubada; sin embargo, este indicador debe ser visto bajo la precisión de que, de los 30.1 millones de viviendas que tienen acceso al agua, el 70.4% la tiene efectivamente en su interior, es decir, únicamente 21.2 millones de viviendas tienen efectivamente agua entubada en su interior; el resto, es decir, 8.9 millones de viviendas cuentan con agua entubada en su terreno, pero no al interior de sus construcciones.

Adicionalmente hay un 5.1% de viviendas, es decir, 1.59 millones de viviendas en donde se accede al agua por acarreo; en el 45.1% se obtiene agua de algún pozo; en el 22.1% se accede vía el suministro de pipas; en 15.4% se obtiene de otra vivienda; en 8.1% de algún río o arroyo; en el 4.8% de alguna llave comunitaria; y en el 3.23% se obtiene sólo de la recolección de agua de lluvia.

Las entidades que presentan los peores indicadores en esta materia son: Guerrero, con un 15.1% de las viviendas sin agua entubada; Veracruz con el 13.1%; Chiapas con 12.7%; Oaxaca con 12.6% y San Luis Potosí con 10.3%.

*Columnapublicada con el mismo nombre en el periódicoExcélsior, 21- Marzo- 2016, p.21

FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

Twitter logo blue@mexicosocialorg

El viernes pasado de dio a conocer el Informe Anual sobre Pobreza y Rezago Social, 2015, con el propósito de orientar la inversión para la infraestructura social en los Estados. La información oficial muestra, sin embargo, que a pesar de los recursos aplicados en los últimos años las desigualdades y la pobreza persisten, sobre todo ahí, en donde más se invierte. La evidencia sugiere que el problema no son los programas, sino el modelo de desarrollo; y ese es el debate pendiente.

Visto 8224 veces
""