Martes, 05 Julio 2016 00:00

Sur-Sureste: marginación, pobreza y desigualdad

Escrito por Mario Luis Fuentes / México Social
Valora este artículo
(8 votos)

Guerrero, Chiapas, Oaxaca, Veracruz y Puebla son, de acuerdo con el CONAPO, las cinco entidades con mayor marginación en el país, con base en datos del 2015. En ellas, el 60% o más de sus poblaciones son pobres; más del 60% de sus municipios se encuentran en Alta o Muy Alta Marginación; y se encuentran entre las ocho entidades con mayor desigualdad del país

 Twitter logo blue@mexicosocialorg

Cada vez se acumula más evidencia en torno a un hecho inequívoco: nuestro país requiere de un nuevo curso de desarrollo y asumir fórmulas que, en su sencillez, encierran la enorme complejidad de los retos que tenemos enfrente: crecer para igualar, e igualar para crecer, como lo ha propuesto la CEPAL, exige, en la misma línea de discurso, de un conjunto de nuevos pactos políticos y sociales.

Urge desarrollar al Sur Sureste, y ello exige que podamos romper con las trampas de la desigualdad, de la pobreza y la marginación, las cuales forman una poderosa triada, sustentada en asimetrías económicas, pero también políticas y sociales que es preciso fracturar.

El contexto de la marginación

El Consejo Nacional de Población (CONAPO), dio a conocer recientemente los Índices de Marginación 2015, con base en los resultados obtenidos por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), a través de la Encuesta Intercensal.

En esta nueva medición, la cual resulta esencial presupuestalmente hablando, pues con base en ella se construye la fórmula de distribución de los recursos delRamo 33, las cinco entidades con peores indicadores son, una vez más: Guerrero, como el estado con mayor marginación en el país; Chiapas, en segundo sitio; Oaxaca, en el tercero, Veracruz en cuarto lugar, y Puebla, como el quinto estado con mayor marginación en el país.

En el estado de Guerrero, el más marginado del país, el 13.7% de los mayores de 15 años son analfabetas; el 27.2% no ha concluido la primaria; el 13% de la población carece de excusado o drenaje; el 15% carece de agua entubada; el 42.1% viven hacinados; el 15% habita en viviendas con piso de tierra, mientras que el 53.2% de la población ocupada percibe dos o menos salarios mínimos al día.

Las condiciones en Chiapas no son muy distintas: el 15% de su población mayor de 15 años es analfabeta; que el 31.7% no ha concluido los estudios de primaria; el 13.45% de los ocupantes de las viviendas habitadas carecen de agua entubada; el 44.4% viven hacinados; el 11.8% habita en viviendas con piso de tierra; y el 62.5% de su población ocupada gana 2 o menos salarios mínimos al día.

Para el Estado de Oaxaca la perspectiva es similar: el analfabetismo es del 13.6%; 29.2% de los mayores de 15 años no han terminado la primaria; 13% de las viviendas no tienen agua entubada; 38.3% viven hacinados: 13.5% habitan viviendas con piso de tierra; y el 49.5% de la población sobrevive con dos o menos salarios mínimos al día.

En Veracruz, la cual ocupa el cuarto lugar en marginación, el 9.5% de su población mayor de 15 años es analfabeta; el 25% no ha concluido la primaria; el 13.4% de las viviendas carece de agua entubada; el 32% vive en condiciones de hacinamiento; el 7% en viviendas con piso de tierra; mientras que el 49% de quienes trabajan perciben dos o menos salarios mínimos.

Finalmente, el quinto sitio se encuentra ocupado por el estado de Puebla, una entidad donde el analfabetismo es del 8.4%; donde el 21.3% de los mayores de 15 años no han concluido la primaria; donde el 7% de la población no tiene agua entubada en sus viviendas; donde el 35% vive en condiciones de hacinamiento; mientras que el 52% de la población ocupada percibe dos o menos salarios mínimos.

Desigualdades territoriales

Estas entidades constituyen espacios geográficos donde conviven ciudades con acceso a múltiples servicios, con municipios en donde se carece de todo. Así, en Guerrero, de los 81 municipios que lo integran, no hay uno solo que sea considerado como de Muy Baja Marginación; por el contrario, hay 36 en Muy Alto Grado de Marginación, 33 en Alto grado; 7 en Grado Medio; y sólo 5 en Bajo grado de marginación.

En Chiapas, de sus   municipios, 34 están en Muy Alto Grado de Marginación; 69 en Alto grado; 11 en Grado medio; 3 en Bajo grado y sólo 1 en Muy Bajo Grado de Marginación.

En Oaxaca hay 135 municipios en Muy Alto Grado de Marginación; 291 en Alto Grado; 86 en Grado medio; 45 en Bajo grado y sólo 13 en muy bajo grado de marginación.

En Veracruz el cuadro es similar: 27 municipios se encuentran en Muy Alto Grado de Marginación; 100 en Alto grado; 49 en Grado medio; 25 en Bajo Grado y sólo 11 en Muy Bajo grado.

Finalmente, en Puebla el panorama es de 22 municipios en Muy Alto Grado de Marginación; 113 en Alto grado; 54 en Grado medio; 22 en bajo grado y únicamente 6 en Muy bajo grado de marginación.

Pobreza y desigualdad

Los datos son contundentes: los enclaves de mayor marginación son también enclaves de alta pobreza y desigualdad; de acuerdo con los datos del CONEVAL, en 2014 el 76.2% de los chiapanecos eran pobres; en Oaxaca lo era el 66.8% de la población; en Guerrero el 65.2%; en Puebla el 64.5%, y en Veracruz el 58%.

Había en ese mismo año también abismales desigualdades interestatales: Puebla ostentó en ese año el primer lugar en desigualdad en el país con un Coeficiente de Gini de .572; En Chiapas el indicador fue de 5.17; en Oaxaca de .513; en Veracruz de .490 y en Guerrero de .489. 

*Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 05-Julio- 2016, p.17

FB-f-Logo  blue 50 /mexicosocial

Twitter logo blue@mexicosocialorg

El viernes pasado de dio a conocer el Informe Anual sobre Pobreza y Rezago Social, 2015, con el propósito de orientar la inversión para la infraestructura social en los Estados. La información oficial muestra, sin embargo, que a pesar de los recursos aplicados en los últimos años las desigualdades y la pobreza persisten, sobre todo ahí, en donde más se invierte. La evidencia sugiere que el problema no son los programas, sino el modelo de desarrollo; y ese es el debate pendiente.

Visto 25027 veces
""