Martes, 12 Agosto 2014 00:00

La discapacidad intelectual: una agenda invisible

Escrito por Mario Luis Fuentes / CEIDAS
Valora este artículo
(1 Voto)

De acuerdo con el INEGI, en el 2010 había 5.7 millones de personas con discapacidad; entre ellas, 448,873 vivían con alguna discapacidad mental. De acuerdo con el CONAPRED, las personas con discapacidad mental son discriminadas en más del 90% de los casos. 81 de cada 100 personas con discapacidad son mayores de 30 años; en contraste, el 52% de quienes tienen alguna discapacidad mental tienen menos de esa edad. Uno de cada tres no tiene acceso a servicios de salud y en promedio sólo registran 3.4 grados de escolaridad

La discapacidad, en términos generales, constituye un concepto sobre el cual todavía no existen consensos definitivos. A lo largo de las últimas décadas, se ha desarrollado un esfuerzo mundial por avanzar hacia una mejor conceptualización de la discapacidad y con ello, tratar de comprender mucho mejor los retos y desafíos que tenemos frente a este fenómeno.

El primer gran reto que tuvo que vencerse fue el de la invisibilidad de las agendas relativas a los derechos de las personas con alguna discapacidad. En México, fue apenas en la década de los años 90 cuando se diseñó el primer programa nacional en la materia y fue apenas hasta el año 2005 cuando se logró la promulgación de la primera Ley General de las Personas con Discapacidad. Más recientemente, en el año 2011, fue promulgada la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad.

A nivel internacional, el concepto que mayor consenso ha logrado en esta materia es el que se concretó a través de la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud, aprobado por unanimidad en la 54ª Asamblea Mundial de la Salud (OMS), en el año 2001.

CS12082014-1

De acuerdo con el INEGI, esta clasificación es relevante pues fue “Diseñada con un propósito múltiple para ser utilizada en varias disciplinas y diferentes sectores, la CIF proporciona una descripción de situaciones relacionadas con el funcionamiento humano y sus restricciones, y sirve como marco de referencia para organizar esta información, estructurada de un modo significativo, interrelacionado y fácilmente accesible. La CIF no clasifica personas, sino que describe la situación de cada persona dentro de un conjunto de dominios de la salud o dominios "relacionados con la salud"; descripción que siempre se hace en el contexto de los factores ambientales y personales”.

La discapacidad en México

De acuerdo con el INEGI, el Censo del 2010 arrojó como resultado que 5.7 millones de personas presentan alguna de las siete limitaciones que fueron incluidas en el cuestionario ampliado: 1) caminar, moverse, subir o bajar (en adelante caminar o moverse); 2) ver, aun usando lentes (ver); 3) hablar, comunicarse o conversar (hablar o comunicarse); 4) oír, aun usando aparato auditivo (escuchar); 5) vestirse, bañarse o comer (atender el cuidado personal); 6) poner atención o aprender cosas sencillas (poner atención o aprender) y; 7) limitación mental.

La cifra equivale al 5.7% de la población, considerando que en el año 2010 el número de habitantes contabilizado por el INEGI para el país fue de 112. 4 millones de personas. Si la discapacidad se ha mantenido constante, considerando que en el 2014 somos ya 119.71 millones de habitantes, entonces en este año habría alrededor de 6.82 millones de personas en esta condición.

CS12082014-2

Debe destacarse que, de acuerdo con los datos del INEGI, la mayoría de las personas que viven con alguna discapacidad presentan dificultad para caminar o moverse, pues entre este grupo de población representan el 58.3%; en segundo lugar se encuentran quienes presentan alguna dificultad para ver, quienes representan el 27% del total. En tercer lugar se encuentran quinees viven con alguna dificultad para escuchar, pues son el 12.1% del total; mientras que el 8.5% presenta alguna limitación mental.

Otra de las limitaciones es la relativa a “Atender el cuidado personal”; en esa condición se encuentra el 5.5% de la población con alguna discapacidad, mientras que quienes tienen dificultar para poner atención o aprender, representan el 4.4% de quienes tienen alguna discapacidad.

La discapacidad mental

Las discapacidades mentales son diversas y sobre todo complejas. De manera infortunada, nuestro país no cuenta aún con las capacidades institucionales para atender de manera apropiada a las personas que viven con alguna de las discapacidades mentales, pues muchas de ellas requieren atención de por vida.

De acuerdo con el INEGI, las limitaciones mentales “abarcan algunos trastornos, como el retraso mental y alteraciones de la conducta o del comportamiento que se expresan en las habilidades adaptativas prácticas y sociales al interactuar con el entorno. Por ello, las personas con esas limitaciones son, o pueden ser, particularmente vulnerables al abuso y a la violación de sus derechos, lo cual depende, en buena medida, de su contexto cultural y social”.

Los datos del Censo nos indican que en esa condición había en el país, en el año 2010, 448,873 personas que viven con alguna discapacidad mental. De ellas, 345,490 tenían sólo esa limitación; sin embargo, había 40,535 personas que además de la limitación mental, enfrentaban alguna otra de las señaladas arriba; 23,500 enfrentaban dos limitaciones adicionales, mientras que 39,348 vivían con tres limitaciones adicionales a la mental.

CS12082014-3Debe destacarse que a nivel nacional, las personas con alguna discapacidad mental representan el 0.4% del total de la población; sin embargo, hay diferencias interestatales en este tipo de limitaciones. En Yucatán el porcentaje de personas con alguna limitación mental es de .51%; en Nayarit, Zacatecas y Jalisco, el .48%; mientras que  en San Luis Potosí, el Distrito Federal, Colima y Sonora, el porcentaje es de .47%. Las entidades con menor presencia relativa de discapacidad mental son el Estado de México y Puebla, con .33% cada uno; Tlaxcala con .29%; Chiapas con .28% y Quintana Roo con .26%.

Tendencia inversa

En sentido inverso a las tendencias nacionales, las discapacidades mentales se presentan mayoritariamente entre población joven. Si 8 de cada 10 personas con discapacidad tienen más de 30 años; en el caso de las personas con limitaciones mentales uno de cada cinco casos se registra entre los menores de 20 años; y uno de cada cuatro entre quienes tienen de 19 a 35 años de edad. Es decir, en estos dos grupos de población se concentra el 43% del total de los casos.

Las causas

El análisis del INEGI muestra que poco más del 50% de las personas que tienen alguna discapacidad intelectual la presentan como resultado de algún problema al momento del nacer; 23.4% de los casos tienen como origen alguna enfermedad; 6.7% se deben a accidentes; mientras que el 4.5% tiene como origen la edad avanzada.

Un dato a destacarse es que el 37% de la población con alguna discapacidad mental no tiene acceso ni a servicios de salud ni de seguridad social, lo cual incrementa sus niveles de vulnerabilidad.

Discriminados

La evidencia muestra que, si las personas con alguna discapacidad son discriminadas, quienes viven con alguna discapacidad mental la viven con mayor agudeza y profundidad. El 34% de las personas en México cree que a las personas con discapacidad no les son respetados sus derechos.

Sin embargo, un estudio publicado por el CONAPRED muestra que el 90% de las personas que viven con alguna discapacidad mental han vivido al menos un acto de estigma o discriminación.

Es de destacarse que el 45% de esta población reporta que ha vivido al menos 3 actos de discriminación o estigmatizantes; mientras que el 27.4% reporta 4 o más actos estigmatizantes en su contra. 

*Columna publicada con el mismo nombre en el periódico Excélsior, 12- Agosto- 2014, p.28

Facebook: /mexicosocial

Twitter: @mexicosocialorg

Visto 2994 veces
""