MÉXICO SOCIAL EN EXCÉLSIOR

Martes, 02 Octubre 2012 01:00

Inseguridad: las víctimas y los victimarios

Escrito por Mario Luis Fuentes / CEIDAS
Valora este artículo
(5 votos)

De acuerdo con los datos del INEGI, México es un país de víctimas y victimarios: en 2011 se cometieron más de 22 millones de delitos, con más de 18 millones de víctimas. Uno de cada tres delincuentes tiene menos de 25 años; mientras que en la mitad de los delitos cometidos se utilizaron armas. En este contexto, no es casualidad que casi el 60% de los mexicanos considera que su mayor preocupación es la inseguridad, seguida 55% que cree que es la pobreza.

La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de la Inseguridad Pública, 2012 (ENVIPE), está dividida en siete módulos que permiten tener una idea bastante clara sobre las condiciones de violencia e inseguridad en que viven la mayoría de las familias mexicanas.

Esta encuesta, la cual se levanta en viviendas, muestra que en el país prácticamente el 25% de las personas mayores de 18 años han sido víctimas de algún delito; lo anterior significa que de los 76,228,271 de personas que en el 2011 eran mayores de edad, 18,975,004 fueron objeto de alguna o varias conductas delictivas.

De esa suma, 8.8 millones fueron víctimas del delito en las calles; 7.18 millones lo fueron en sus casas; 1.31 millones sufrieron algún delito en algún negocio o establecimiento comercial, mientras que 1.09 millones fueron víctimas en sus espacios laborales.

De acuerdo con la información presentada por el INEGI, en 2011 se cometieron al menos 22,389,492 de delitos, lo cual significa que cada una de las víctimas sufrió en promedio 1.2 actos delictivos.

Los datos son sumamente preocupantes, pues si una de cada tres víctimas de delitos lo fueron en sus viviendas, entonces los espacios considerados tradicionalmente como los ámbitos de protección por excelencia, hoy se encuentran bajo una constante amenaza y ante el riesgo real de sufrir agresiones delincuenciales.

¿Quiénes son los delincuentes?

La ENVIPE permite conocer que en 11.81 millones de los delitos perpetrados en el año 2012 la o las víctimas estuvieron presentes en el momento que se cometieron. De esa cantidad, en 42.1% de los casos la víctima pudo verificar que el delito fue cometido por sólo un delincuente.

En el 30.2% de los casos, la o las víctimas afirman que fueron dos los delincuentes que los agredieron; y en el 25% de los casos la víctima pudo constatar que se trataba de tres delincuentes.

La mayoría de los delitos que son declarados por la población son cometidos por hombres, pues en el 92.4% de los casos en los que la víctima estuvo presente al momento de perpetrarse el delito, los delincuentes fueron identificados como hombres; en consecuencia, el 7.6% de los delitos son cometidos por mujeres.

Hay, sin embargo, actividades delincuenciales en las que las mujeres tienen una participación por arriba del promedio. Éstas son: extorsión, delito en el cual la participación de mujeres criminales es de 9.4%; lesiones, en el que la participación femenina es de 9.3%; y las amenazas y el robo en casa habitación, con un 12.2% de los casos en los que las delincuentes eran mujeres.

Las entidades de la República en los que se reporta una mayor participación femenina en la comisión de delitos son: Hidalgo, donde un 31% de los delincuentes identificados son del sexo femenino; Yucatán, con un 19.2%; Tabasco, con un 16.2%; Baja California Sur, con un 16%; y Tlaxcala, con un 14.6%.

Juventud y crimen

De manera preocupante, los datos de la ENVIPE muestran que la mayoría de quienes cometieron algún delito en el año 2011 eran personas sumamente jóvenes. En efecto, en uno de cada tres casos en los que la víctima estuvo presente, el o la delincuente tenía menos de 25 años.

Casi en la misma proporción, es decir, en el 30.6% de los casos, el o la delincuente fue ubicado entre los 26 y los 35 años de edad; mientras que en el 18.7% de los casos, las víctimas refieren que sus agresores tenían 36 años o más.

Las entidades en las que en mayor proporción los criminales tienen menos de 25 años son: el Distrito Federal, en donde el 46.5% de los delincuentes tienen la edad señalada; Quintana Roo, con un 42.1%; Oaxaca y Nuevo León, con 40.5% cada uno; Sinaloa, con un 40%; Chihuahua, con un 38.3%; Estado de México, con 35.7%; y Jalisco, con 35.5%.

Los delitos en que en mayor medida están vinculados los jóvenes, tienen que ver, todos, con las distintas modalidades del robo; según la ENVIPE, el 59.5% de quienes robaron autopartes tenían menos de 25 años; el 47.9% de los robos en la calle o transporte público fueron perpetrados por jóvenes en el rango de edad señalado; mientras que se les responsabiliza del 44.2% del total de las restantes formas de robo cometidas en 2011.

Armados hasta los dientes

De acuerdo con la información del INEGI, en el 47.7% de los delitos en los que las víctimas estuvieron presentes, los delincuentes portaban armas. Quizá lo más preocupante de este dato es que son precisamente los delitos en que más jóvenes participan, en los que la víctima declara que su agresor o agresores portaban algún tipo de arma.

, en el 80% de los casos de robo de vehículo el ladrón portaba un arma; en 53.6% de los casos de robo parcial de vehículo la víctima denuncia que su agresor o agresores llevaban armas; en el 77.3% de los casos de robo o asalto en calle o transporte público se utilizó algún tipo de armas; y en el resto de los robos la portación se identifica en 61.7% de los casos.

Las entidades en donde mayor uso de armas se detectó son: Estado de México, con un 68.8% de los delitos cometidos en los cuales el agresor portaba armas; el Distrito Federal, con un 65.6%; Morelos, con un 58.7%; Baja California, con un 54%; y Nuevo León con un 47.9%.

Es importante destacar que los delitos en los que participa mayor proporción de jóvenes y mujeres, son aquellos en los que se utilizan con mayor frecuencia armas de fuego; así, en el 98.3% de los casos de robo de vehículo el malhechor portaba una arma de fuego; lo mismo ocurrió en el 67.6% de los casos de robo a casa habitación; el porcentaje identificado en el delito de extorsión es de 77.6%; para el robo en calle o en transporte público es de 62.4%; mientras que en el resto de las modalidades de robo las armas de fuego están presentes en el 83.2% de los casos.

El contexto

La ENVIPE ofrece información en torno a cuáles son los principales motivos de preocupación de la población nacional. Así, según el INEGI, el 57.5% de las personas mayores de 18 años en el país tienen como mayor tema de preocupación la inseguridad.

En segundo término, el 49.3% de los encuestados manifestó que su mayor preocupación es el desempleo; en tercer lugar el 34% identifica la pobreza - obviamente vinculado al tema anterior- como la mayor problemática del país; en cuarto sitio se ubica el incremento en los precios, particularmente de los alimentos, con un 33.2% de los mayores de 18 años; mientras que el quinto sitio lo ocupa el tema de la corrupción, con un 26.7% de los encuestados.

Otros motivos de preocupación de la población mayor de 18 años son: las precarias condiciones de salud, con un 25.9%; el narcotráfico, con un 22.8%; y la educación, con un 22.4% de los entrevistados.

*Columna publicada bajo el mismo nombre en el periódico Excélsior, 02-Octubre-2012, p. 18

METODOLOGÍA                                                           

La selección de los indicadores para elaborar esta investigación se apegó a los siguientes criterios: 1) provienen de fuentes oficiales o de organismos internacionales; 2) son datos con representatividad nacional; 3) son datos con rastreabilidad, con la misma metodología durante los últimos diez años.

(*) Este texto se elaboró con material del Centro de Estudios e Investigación en Desarrollo y Asistencia Social

Visto 8609 veces