MÉXICO SOCIAL EN EXCÉLSIOR

Martes, 09 Octubre 2012 01:00

Cáncer: otra amenaza para las mujeres

Escrito por Mario Luis Fuentes / CEIDAS
Valora este artículo
(6 votos)

De acuerdo con los datos oficiales, entre los años 2001 y 2010, en México han fallecido 43,992 mujeres por cáncer de mama, y 41,956 por cáncer de cérvix, lo que en promedio significa una muerte de una mujer, cada hora, por estos padecimientos. Adicionalmente, en el periodo señalado, se contabilizan 21,896 decesos por otros tumores malignos en el útero y el ovario, lo que significa seis decesos al día por estas causas.

El día 19 de octubre se conmemora el Día Internacional para la Prevención del Cáncer de mama, un padecimiento altamente prevenible, que con base en la detección y tratamientos oportunos, podría curarse y con ello evitar la muerte prematura de miles de mujeres en México.

El tema está íntimamente relacionado con la condición de incumplimiento de los derechos de las mujeres en México, por lo que la referencia obligada debe dirigirse hacia la evidencia en torno a otros tipos de neoplasias  que también provocan la muerte de miles de mujeres debido a la falta de detección y tratamiento oportunos, de calidad y adecuados.

En esos casos se encuentran los tumores malignos del cuello del útero; los del ovario, así como los clasificados como ubicados en otras partes no especificadas del útero, los cuales podrían igualmente ser detectados y tratados a tiempo si existiesen las condiciones adecuadas para el pleno cumplimiento del derecho a la salud de las mujeres.

Cifras alarmantes

De acuerdo con los datos sobre mortalidad del INEGI, en el país fallecieron, entre los años 2001 y 2010, un total de 85,989 mujeres como consecuencia del cáncer de mama y del cáncer de cérvix.

Sobre el tema, es importante observar que las tendencias de mortalidad de ambos padecimientos van a la inversa, pues mientras que el número anual de muertes por cáncer de cérvix ha disminuido sensiblemente a lo largo de la década, las muertes por cáncer de mama se han incrementado año con año.

De acuerdo con los datos oficiales, en el año 2005 ambos padecimientos provocaron prácticamente el mismo número de decesos; para 2006, las muertes por cáncer de mama superaron por primera vez a las generadas por el cáncer de cérvix; a fin de dimensionar la magnitud de la tendencia, para el año 2010 las muertes por cáncer de mama son 33% mayores a las registradas por cáncer de cérvix

Los estados más riesgosos

De acuerdo con los datos del INEGI, hay 10 entidades que concentran al 62.4% del total de los fallecimientos registrados en México tanto por cáncer de cérvix como por cáncer de mama. Lo más interesante de este dato radica que entre estas 10 entidades conviven las de más alto grado de desarrollo humano del país, como la entidad más pobre de México.

De manera inexplicable, el Distrito Federal ocupa el primer lugar, en números absolutos, en mortalidad de mujeres por cáncer de cérvix y de mama. La década pasada, es decir, de 2001 al 2010, fallecieron en la capital del país 12,350 mujeres a causa de los padecimientos señalados.

En segundo lugar, pero a una distancia bastante considerable, se encuentra el Estado de México, en el cual perdieron la vida 7,865 mujeres, en la década señalada, como consecuencia de los cánceres que se están analizando.

En tercer lugar se ubica Veracruz, con 6,792 casos; en cuarto lugar está Jalisco, con 6,166 fallecimientos; en quinto sitio aparece Puebla, con 3,909 decesos; en sexto lugar se encuentra Nuevo León, con 3,787 casos; le sigue Michoacán, con 3,345 fallecimientos; Guanajuato, con 3,313 muertes; Chihuahua, con 3,128 decesos y en décimo sitio Chiapas, con 3,020 muertes.

Desagregando la información por tipo de cáncer, lo que se encuentra es que las cinco entidades con mayor número de decesos por cáncer de mama a lo largo de la década 2001-2010, son: Distrito Federal, Estado de México, Jalisco, Veracruz, y Nuevo León. Por su parte, las cinco entidades con mayor mortandad por cáncer de cérvix son: Distrito Federal, Veracruz, Estado de MéxicoJalisco y Puebla.

Falla la detección

Uno de los principales problemas que enfrenta nuestro país en materia de prevención es la falta de detección oportuna tanto de los casos de cáncer de cérvix como de los de cáncer de mama. Los datos con los que cuenta la Secretaría de Salud sobre la morbilidad en el país así lo confirman.

Al respecto debe decirse que al igual que hay una tendencia distinta de la mortalidad, también la hay en lo relativo al número de detecciones anuales de los dos tipos de cáncer, y el número de defunciones que se registran por esa causa.

Lo que puede derivarse de los datos es que en México se ha incrementado significativamente el número de detecciones anuales por cáncer de mama; pasando de 5,272 casos nuevos detectados en el 2005, a 8,545 casos en el año 2010.

Lo anterior ha llevado a una paulatina reducción del porcentaje de muertes por cáncer de mama, respecto del número de detecciones. Así, mientras que en el 2005 el porcentaje de decesos por este tipo de cáncer fue equivalente al 80.9% de las detecciones, para el año 2007 el indicador había descendido a 62.2%; y para el 2010 a 59.6% de decesos respecto del número de detecciones.

No ocurre de igual modo para el cáncer de cérvix, el cual, a pesar de que su mortalidad presenta una tendencia a la baja, a lo largo de los últimos 6 años para los que se cuenta con información, siempre ha sido mayor el número de decesos anuales, que el número de detecciones de nuevos casos.

En efecto, en el 2005 hubo 4,273 fallecimientos por esta causa en el país, mientras que según el Anuario de Morbilidad de ese año, elaborado por la Secretaría de Salud, hubo únicamente 3,452 notificaciones de casos nuevos. En el 2006 hubo 4,137 defunciones, frente a 3,797 notificaciones.

En el 2007 el número de decesos fue de 4,046, mientras que el de notificaciones se ubicó en 3,911 fallecimientos, frente a 3,781 notificaciones; en 2008 el número de muertes fue de 4,036, frente a 3,911 notificaciones; en 2009 se tienen 4,107 muertes y 4,206 notificaciones; mientras que en el 2010 hubo 3,949 decesos, frente a sólo 3,483 notificaciones de nuevos casos.

Otras muertes no visibilizadas

Hay otros tipos de cánceres que afectan a las mujeres, y que no han sido suficientemente visibilizados, aun cuando generan una alta mortalidad. Dos de los más relevantes en términos de las muertes que generan cada año son: a) cáncer en otras zonas del útero no especificadas; y, b) cáncer maligno del ovario.

Según los datos del INEGI, ambos padecimientos provocaron, entre 2001 y 2010, un total de 21,896 decesos, con una tendencia creciente, que es estadísticamente significativa, en la mortalidad por cáncer maligno del ovario; para dimensionar este dato vale la pena considerar que en el año 2001 hubo 1,260 fallecimientos por esta causa; que en el 2006 había crecido a 1,641 casos, mientras que para el 2010, la cifra se había incrementado a 1,845 decesos, dato que indica, para ese año, un promedio de cinco muertes diarias por la causa señalada.

*Artículo publicado bajo el mismo nombre en el periódico Excélsior, 9-Octubre-2012, p.23

METODOLOGÍA                                                           

La selección de los indicadores para elaborar esta investigación se apegó a los siguientes criterios: 1) provienen de fuentes oficiales o de organismos internacionales; 2) son datos con representatividad nacional; 3) son datos con rastreabilidad, con la misma metodología durante los últimos diez años.

(*) Este texto se elaboró con material del Centro de Estudios e Investigación en Desarrollo y Asistencia Social

Visto 9473 veces