Seleccionar página

Inseguridad: ¿estaremos mejor?

La seguridad de los ciudadanos es tarea fundamental del gobierno. Como bien sabemos, y así lo corroboran las estadísticas, también es uno de los problemas que más preocupa a los mexicanos


gun 1678989 1280

La seguridad siempre interesa, pero más después de haber vivido uno de los años con mayor violencia en nuestro país.

La percepción sobre qué tan seguros nos sentimos en los lugares donde residimos es muy importante, porque influye nuestra paz individual y porque determina comportamientos sociales clave.

Me refiero a si salimos más o menos de casa, si permito a mis hijos que vayan a una fiesta, visito parientes, uso cajeros automáticos, compro o uso objetos de valor. Es decir, rutinas que impactan la vida social, política y económica del país.

Además de ser, sin duda, un elemento clave con el que evaluamos el éxito o fracaso de un gobierno. Entonces, ¿cómo anda nuestra percepción de inseguridad?

Para diciembre de 2018, 73.7% de la población consideró que vivir en su ciudad es inseguro, nos lo dice la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana, publicada este primer trimestre del año por el INEGI.

El número es muy alto, poco más de siete de cada 10 personas perciben inseguridad por temor al delito. Y la percepción de inseguridad continúa siendo mayor en las mujeres.

Sin embargo, hay un cambio muy significativo para subrayar: a partir de marzo del año pasado, los mexicanos “nos sentimos” menos inseguros. La gráfica de la percepción muestra que la tendencia se ha revertido. Ahora veremos si se mantiene. Ojalá. 

Las ciudades donde más personas perciben inseguridad fueron Reynosa, Chilpancingo, Puebla, Coatzacoalcos, Ecatepec y Villahermosa. Lo cual no extraña tanto porque en general se corresponde con los hechos delictivos de los que tenemos noticia por los mismos medios de comunicación.

Ahora, la pregunta del millón. ¿Cómo nos vemos hacia adelante? ¿Nos irá peor? Parafraseando aquella campaña de comunicación… ¿estaremos mejor con López Obrador?

Evidentemente no tenemos una bolita mágica, pero tenemos la opinión de los encuestados sobre cómo suponen la seguridad en los próximos 12 meses.

Y aquí nos toparemos con otra sorpresa. De acuerdo con la ENSU (2019), menos personas piensan que la seguridad empeorará y menos personas piensan que seguirá igual. En otras palabras, más ciudadanos estiman que los resultados en materia de seguridad serán más positivos.

Estas son las mejores expectativas desde septiembre del 2013, cuando se inició la medición.

Un factor clave respecto a este tema radica en comprender qué factores influyen para que aumente o disminuya la percepción de inseguridad. Entre ellos están: atestiguar el delito o conductas antisociales en la calle, como consumo de drogas o pandillerismo; las condiciones de la zona, por ejemplo, si está sucia, tiene grafitis o si tiene iluminación; la reputación de las ciudades; lo que estén diciendo los medios de comunicación y las redes sociales y la confianza en las autoridades.

Justo sobre esta “confianza” subrayo una idea final. Dado el poco tiempo que lleva en funciones la Administración Federal, podríamos inferir que la confianza en el nuevo gobierno y en concreto en el titular del Poder Ejecutivo, influye significativamente la percepción de lo que sucederá con la inseguridad.

Incluso, podríamos decir que ─con todo y que las cifras de violencia no han tenido variaciones significativas─ seguirá mejorando la percepción, al menos hasta la siguiente medición, si tomamos en cuenta que la popularidad del presidente López Obrador creció a partir del combate al robo de combustible, según señaló recientemente El Financiero.

Queremos tiempos mejores. Los necesitamos. Hay confianza en el presidente. Ojalá no se quede en percepción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...