Seleccionar página

Tiempos violentos

Tiempos violentos

Por Jonathan Rubio. México acaba de vivir el febrero más violento de su historia reciente. Una vez más, el número de homicidios dolosos y feminicidios alcanzó niveles nunca antes registrados, según la última actualización del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Mientras que en febrero de 2018 se cometieron 67 feminicidios, en febrero de este año esa cifra incrementó a 75, un 12% más. De igual forma, se cometieron 2 mil 796 homicidios dolosos en febrero de este 2019: 382 más que en febrero del año pasado, lo que significó un incremento del 16 por ciento.

En términos absolutos, el estado de Guanajuato es donde se concentró la mayor cantidad de homicidios intencionales, con 344 (cuatro feminicidios y 344 homicidios dolosos); seguido del estado de Jalisco, con 267 (de los cuales, cinco fueron feminicidios); el Estado de México, con 242 (siete feminicidios); Baja California, con 195, y en quinto lugar Chihuahua, con 175 homicidios intencionales (dos feminicidios).

Homicidios por municipio: muerte que crece y crece

Entre las entidades, los niveles de violencia pueden variar de manera significativa, y el comportamiento del homicidio intencional en los municipios aporta información más desagregada acerca de la situación que se vive en cada estado.

Es importante destacar que, a nivel municipal, el SESNSP no cuenta con una estadística de victimización; sin embargo, sí se cuenta con el registro del número de carpetas de investigación que se iniciaron por cada delito.

Bajo esta clasificación, se registró que en las 2 mil 374 carpetas de investigación que en febrero de 2019 fueron iniciadas por homicidio doloso en todo el país, se registraron 2 mil 796 víctimas. De igual forma, se abrieron 73 carpetas por feminicidio, mismas que registraron 75 víctimas.

En un análisis a nivel municipal, se registró que durante los últimos 12 meses (de marzo de 2018 a febrero de 2019) se cometieron 30 mil 317 homicidios intencionales (homicidios dolosos más feminicidios).

Durante este periodo, las tasas de homicidio intencional por cada 100 mil habitantes superaron los 70 homicidios en 142 municipios.

Si bien durante estos 12 meses se registró por lo menos un homicidio intencional en mil 643 municipios, en algunas zonas del país los niveles de violencia se agrupan en un conjunto de municipios, que tiende a disminuir entre los municipios colindantes a medida que se encuentran más lejos de estas concentraciones.

El caso más relevante es la zona que se ubica al norte del país, en el estado de Chihuahua, donde las tasas de homicidio intencional son superiores a 40 en más de la mitad de los municipios de ese estado, y algunos municipios de Durango, Sinaloa y Sonora.

De igual forma, al norte del estado de Nuevo León se localiza otro conjunto de municipios cuyas tasas son superiores a 60 homicidios por cada 100 mil habitantes.

Destaca el municipio Dotor Gonzáles y Parás, donde las tasas alcanzan 191.6 y 176.9 homicidios intencionales por cada 100 mil habitantes. De igual forma, en Tamaulipas se observa un conjunto de municipios al este del estado con altos índices de violencia.

Estas zonas que se localizan al norte del país se han mantenido como las más violentas desde que se tienen registros comparables (desde 2015).

Por otro lado, en la zona del Bajío y en varios municipios a lo largo de la costa del Océano Pacífico, en los estados de Oaxaca, Guerrero y Michoacán, se han presentado incrementos alarmantes durante los dos últimos años.

Uno de los casos más relevantes es el incremento de la violencia en el sur del estado de Guanajuato. Incluso, en números absolutos, los municipios de León y de Irapuato se encuentran entre los 10 con más homicidios a nivel nacional.

Los tres municipios más violentos son los de Tecomán, en Colima; Tijuana, en Baja California, y Salvatierra, en Guanajuato, con una tasa de 141.6, 126.3 y 123.5 homicidios intencionales por cada 100 mil habitantes registrada durante los últimos 12 meses.

Homicidios “atípicos”

Tomando en cuenta los resultados de incidencia delictiva del SESNSP de febrero de 2019, en 37 municipios de todo el país, el número de homicidios intencionales incrementó de una manera atípica. Así los de define la ciencia estadística[1].

Esto significa que, en estos 37 municipios, la tasa de violencia intencional por cada 100 mil habitantes incrementó por arriba que lo normalmente se ha observado desde 2015.

Además de identificar las zonas más violentas del país, una parte importante de la implementación de política pública en materia de seguridad es identificar las zonas del país en las cuales los niveles de violencia están incrementando de una manera desbordada.

Un hallazgo relevante de este ejercicio es que varios de los municipios con este tipo de incrementos se encuentran en las zonas más violentas del país. Esta situación refiere que la violencia no solo se contagia a los municipios aledaños, sino que también se agudiza.

El incremento atípico más relevante es el del municipio Juárez, en Nuevo León, cuya tasa se mantiene al alza desde 2017; le siguen los municipios de Pénjamo e Irapuato, en Guanajuato, y el municipio de Solidaridad, en Quintana Roo.

Otro resultado relevante es que la tasa de homicidio en estos 10 municipios ha tenido un incremento constante desde 2017 y, por la tendencia que mantienen, no hay evidencia ni empírica ni estadística para pronosticar una disminución en el corto plazo.


[1] Para efecto de interpretación, se presentan los municipios con incrementos estadísticamente atípicos de los municipios con más de 100 mil habitantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...