Seleccionar página

La pobreza en América Latina: proyecciones de la CEPAL

Entre 2002 y 2014 la pobreza y la pobreza extrema se redujeron en la Región de América Latina; sin embargo, esta tendencia decreciente empezó a revertirse entre el 2015 y 2016 ya que se presentó un incremento en los niveles generales de la pobreza y la pobreza extrema de la región a pesar de que en la mayoría de los países continuo la disminución


“La pobreza no afecta a todas las personas por igual. De acuerdo con un análisis basado en algunos de los principales ejes de la desigualdad social, esta afecta de manera desproporcionada a los niños, adolescentes y jóvenes y compromete seriamente sus posibilidades de desarrollo futuro”, CEPAL 2017

De acuerdo con el informe Panorama Social de América Latina 2017 de la CEPAL este incremento a nivel regional se dio por la mala situación económica que enfrentaron países de gran tamaño como Brasil y Venezuela de esta manera, señala el informe, el aumento de la pobreza en ambos países supera la reducción reflejada en el resto de los países de América Latina.

El informe señala que en 2015 el alza en la pobreza fue de 1.3 por ciento y en 2016 de 0.9 por ciento esto significa que 10 y 8 millones de personas respectivamente entraron en el umbral de la pobreza ese esos dos años; respecto de la pobreza extrema el incremento fue de 6 y 7 millones de personas en el mismo periodo.

gráficacory 01 01 18

La pobreza en América Latina

De acuerdo con la CEPAL en el año 2016 el 30.7% de la población de la América Latina se encontraba en situación de pobreza, es decir, 186 millones de personas; por su parte la pobreza extrema afectaba a 61 millones de personas, cifra equivalente al 10% de la población. También se destaca que la reducción de la pobreza en la región entre el 2008 y el 2014 se dio en dos periodos: el primero entre 2008 y 2012 en donde la pobreza presentó una disminución de 1.2% por año y la pobreza extrema 0.3% anual; el segundo período de esta reducción fue entre 2012 y 2014 en donde la pobreza y la pobreza extrema disminuyeron 0.4% y 0.1% respectivamente.

Si se compran el año 2008 con el 2016 el informe señala que la pobreza disminuyó 3.4 puntos porcentuales en el 2016, no obstante, la pobreza extrema presenta un alza de 0.4 puntos porcentuales en el mismo año, el informe también enfatiza que, si se toma en cuenta el aumento de la población en dicho periodo de tiempo, en el caso de la pobreza extrema el incremento se traduce en 8 millones de personas en esta situación.

La CEPAL destaca que los países que presentaron las mayores reducciones en términos absolutos respecto de la pobreza entre 2014 y 2016 son los siguientes:

PAÍS PORCENTAJE
República Dominicana 6.4
Panamá 3.7
Honduras 2.5
Perú 2
Costa Rica 1.9

Por su parte, la reducción en Colombia y Uruguay fue menor de 1%; respecto de México también se registra una reducción de la población por debajo de la línea de bienestar mínimo de 3.1%. Respecto de los países que solo disponían con información del 2015, se registra una disminución de la pobreza de 2.7% para Chile y menos de un 1% para Bolivia.

Las proyecciones de la CEPAL para la región para el 2017 indican que los niveles de pobreza y pobreza extrema serían similares a los de 2016, pero si se toma en cuenta el crecimiento demográfico el aumento de personas en situación de pobreza y pobreza extrema sería de aproximadamente un millón.

También se destaca que según la CEPAL la pobreza sigue afectando en mayor medida a las mujeres y a las áreas rurales que presentan niveles de pobreza más elevados que las urbanas; por otro lado, la pobreza extrema incide ampliamente en los grupos de menor edad de la población: “Como resultado de esta evolución dispar, 47 de cada 100 menores de 15 años seguían siendo pobres en 2016 y 17 de ellos, además, se encontraban en situación de pobreza extrema[1]”. Es así como, de acuerdo con la CEPAL, la edad, el sexo y el lugar juegan un papel imprescindible para poder identificar las brechas en la pobreza y el empleo.

¿Cómo afecta la distribución del ingreso a la pobreza?

De acuerdo con la CEPAL respecto de la pobreza monetaria, su nivel y evolución se ve influida por dos factores:

  1. Los cambios en el ingreso que afectan de manera generalizada a todos los hogares 
  2. Los cambios en el ingreso que inciden de manera diferenciada en los hogares según su ubicación en la distribución del ingreso

El primero, señala el informe, tiene que ver con los cambios en la taza de pobreza que se originan de manera estricta en el ingreso promedio de los hogares y el segundo indica cómo los cambios distributivos afectan la taza de pobreza. Por ejemplo, la CEPAL refiere que entre 2002 y 2008 en todos los países de la región en donde se redujo la pobreza, predominó el factor del incremento en el ingreso medio de los hogares ya que en la mayoría de los países de América Latina se registró un aumento en los ingresos laborales.

De esta manera, de acuerdo con la CEPAL, un elemento esencial para lograr reducir la pobreza son las mejores distributivas, no obstante, es necesario tener presente que para continuar disminuyendo la pobreza y evitar un retroceso, es vital que los países impulsen políticas que estén enfocadas en favorecer el crecimiento económico de los más pobres, ya que si bien el incremento general del ingreso ha contribuido a la reducción de la pobreza,  los ingresos de los hogares situados en la parte más baja de la distribución afecta directamente la evolución de los niveles de pobreza y pobreza extrema.  

[1] Panorama Social en América Latina y el Caribe. CEPAL. P. 101. 2017. Disponible en: https://www.cepal.org/es/publicaciones/42716-panorama-social-america-latina-2017-documento-informativo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...