Seleccionar página

Los pobres son los más vulnerables al cambio climático

Los pobres son los más vulnerables al cambio climático

¿Que debe hacer la humanidad despues del Coronavirus que produca la COVID19?. Para comenzar, enfrentar urgentemente el cambio climatico, el que sigue agravandose. Especialmente por los mas humildes. Es, junto a la pandemia, la mas acentuada de la ola de desigualdades que vive el mundo. Esa inequidad es silenciosa y de perfil bajo… Va aumentando a diario en múltiples dimensiones. Por ello es relevante reflexionar que los pobres son los más vulnerables al cambio climático y a los efectos de la pandemia del COVID19.

Puedes seguir al autor en: @BKliksbergok

El calentamiento global no se detiene

Los datos recientes sobre el envenenamiento de la atmosfera por gases tóxicos son totalmente alarmantes. Al margen de las bajas temporales de emisiones producidas por el paro economico, los desequilibrios creados llevan a que el registro de acumulacion de gases de efecto invernadero de mayo 2020 sea el mas alto de la historia: alcanzó 417.1 partes por millon segun el Instituto Nacional de Ocenografia de USA.  El calentamiento global se agudizó.  La temperatura de mayo 2020 fue superior en 0.63C° al promedio para el mes de mayo, de 1981 al 2000.  

Los efectos del cambio climatico impactan a casi todos los sectores, pero golpean en una medida mucho mayor a los pobres del mundo. Muchos de ellos viven de los recursos naturales, y su deterioro rompe equilibrios de supervivencia historicos. Por otra parte, sus recursos para atenuar y mitigar los impactos climaticos son minimos.

Se presenta asimismo la paradoja de que las personas pobres son quienes menos contribuyen a la emision de dioxido de carbono, pero quienes mas rapido y en más alta proporcion son afectados por la logica depredadora operante. Ella lleva a través del calentamiento global, por un lado a los deshielos, el crecimiento de los mares, los huracanes cada vez mas potentes y daninos, la inundaciones masivas, los acontecimientos climaticos extremos; y por otro, a la desertificacion, las sequias, y la reduccion de las aguas. Además destruye ecosistemas, y produce daños radicales a la biodiversidad, liquidando un millón de los ocho millones de especies vegetales y animales existentes que son conocidas.

El coeficiente Gini de vulnerabilidad ante el cambio climatico crece aceleradamente con el agravamiento del deterioro ambiental. Por ello, nos proponemos poner a foco a algunas de las “victimas del cambio climatico”; previamente tomar nota de algunas de sus tendencias actuales.

Te puede interesar: «Otra política para el medio ambiente»

Primera tendencia

Greta, la líder más visible del exitoso movimiento “Viernes contra el cambio climatico” que ha llevado a que millones de ninos y adolescentes dejen la escuela los viernes para reclamar en la calle respuestas, dio cifras terminantes basadas en la ciencia mas avanzada, en el Foro de Davos, 2020.

Señaló que para tener un 67% de probabilidades  de evitar que la temperatura global suba un grado y medio solo pueden ser emitidos 420 gigatones de dioxido de carbono.adicionales. Al ritmo actual ello sucedera en 8 anos más. en ese punto, daños serán trascendentales, y en diversos casos, irreversibles.

En general los nuevos informes del Panel Intergubernamental de Cambio Climático que monitorea el proceso, y muchos otros de organismos muy calificados, están poniendo el acento en que la velocidad del deterioro del medio ambiente se ha acelerado, y los tiempos que quedan para actuar se han acortado.

Segunda tendencia

Otra tendencia visible es el retroceso del” negacionismo” sobre el cambio climático, a pesar de las grandes campañas y las oleadas de fake news a su favor, financiadas por los intereses economicos que lucran con las emisiones contaminantes. En Davos mismo, reunión cúspide de las elites económicas mundiales, al ser encuestados los lideres empresariales sobre cuáles consideraban como los cinco principales riesgos globales, identificaron, encabezando la tabla: las olas extremas de calor, la destruccion de ecosistemas, la perdida de biodiversidad y la polución. Se observa además un interesante diferencia generacional. Los empresarios más jóvenes, nacidos despues de lo 80, percibían en un 90% que los problemas se agravarían en la decada de los 20, y serían mas catastróficos y frecuentes. Coincidian de hecho con la advertencia de Greta.

Tercera tendencia

Una tercera tendencia, es el aumento de los episodios cuasi-imparables. En esa categoria ingresan el anticipo de los vuelos de los insectos, que lleva desde graves desajustes en los procesos de polinizacion de las flores, hasta el agravamiento serio de la epidemias como la malaria y el dengue. Una expresion de esos episodios son los macroincendios en Australia, y California, E.U.A. Cuando se juntan temperaturas récord -el de Australia fue el mayor desde 1910- y la sequía extrema, cualquier chispa externa puede incendiar los bosques, y los vientos huracanados propagar las llamas de inmediato llevándolas a grandes distancias. En solo 4 meses se quemaron en Australia 11 millones de hectareas, murieron 500 millones de animales, y el humo contaminó las principales ciudades. Ante esa magnitud, los métodos conocidos para frenar los incendios mostraron graves limitaciones..

Las víctimas del cambio climático

Una expresion de esos episodios extremos son los macroincendios en Australia, y California, E.U.A. Cuando se juntan temperaturas récord -el de Australia fue el mayor desde 1910- y la sequía extrema, cualquier chispa externa puede incendiar los bosques, y los vientos huracanados propagar las llamas de inmediato llevándolas a grandes distancias. En solo 4 meses se quemaron en Australia 11 millones de hectareas, murieron 500 millones de animales, y el humo contaminó las principales ciudades. Ante esa magnitud, los métodos conocidos para frenar los incendios mostraron graves limitaciones..

En ese contexto, una buena parte de la población del planeta participa muy limitadamente del producto bruto mundial. Allí están los pobres extremos y diversas formas de pobreza.  Se estima que la mitad de la población mundial gana menos de 5.5 dólares diarios. Con esos recursos no puede cubrisus necesidades impresciibles ni ahorrar para imprevistos, como los que genera el cambio climático. Mucho menos tomar una protección basica como mejorar la calidad de su vivienda convirtiéndola en antisísmica. En las áreas rurales, la gran mayoria de los campesinos son pobres, y su dependencia de la naturaleza para subsistir es muy aguda.

La vulnerabilidad de los pobres y de quienes están en el borde de la línea de pobreza, ante el deteroro climático, se evidencia en procesos muy concretos. A continuación se resenan algunos de ellos.

Puedes leer: «Medio ambiente: garantizar el futuro de la vida y de la tierra»

Los desplazados climáticos

Los eventos climáticos extremos se han hecho mas frecuentes e intensos y producen el desplazamiento de cifras récords de familias y personas. En el 2018, se estima que hubo 17 millones de de nuevos desplazados. En el 2019, las cifras de migrantes climáticos fueron 22 millones, una de las peores en las dos ulimtas décadas, pues duplica la cifra de desplazados por conflictos y violencia. El nivel de preparación de los países incide decisivamente en el número de víctimas fatales. Así, en mayo del 2018 se produjo el Ciclon Fani en India y Bangladesh; fueron evacuadas a tiempo 3,400,000 personas; de no hacerlo,muchas de ellas habrían muerto. En cambio, el impacto del Ciclon Idal en Marzo del 2019, en Mozanbique, Malawi, Zimbabwe y Madagascar, cobró al menos 1,000 víctimas mortales, y 617.000 presonas desplazadas ante las debiles previsiones que se tomaron.

El calentamiento global genera sequías prolongadas, huracanes e indundaciones que dejan sin medios de subsistencia a la poblacion de algunas de las regiones más desfavorecidas, produciendo migraciones masivas. La mayor parte se dan hoy en el áfrica Subsahariana, Asia Meridional y el corredor seco de Centroamérica. Nicolás Cristoff, Premio Pulitzer y analista del New York Times, fue a Guatemala a buscar las causas del éxodo en gran escala de jóvenes de familias campesinas hacia el norte del continente, a pesar de los graves riesgos que implican esas travesías. Sus padres le explicaron que no había alternativa. La tierra no producía más; las sequías y las lluvias torrenciales no lo permitían. Los ejemplos similares son incontables. En 1963 el Lago Chad tenia 26,000 km cuadrados, y era la fuente básica de subsistencia de 3.6 millones de personas. Ahora se ha reducido a 1,500 km. cuadrados. El lago Uncuia en Irán, el mayor lago de agua salada de Medio Oriente se secó totalmente. Filipinas tiene el 10% de los arrecifes de corales del planeta; pero ahora no soportan el calor y perecen. Son vitales para el equilibro ecológico del mar y para diversas especies pesqueras. Hay allí 2 millones de pescadores pobres cuya subsistencia está amenazada, y muchos deberán emigrar.

Países en estrés hídrico

Más de 2,000 millones de personas están viviendo en países que están al límite en recursos hídricos, y su escasez afecta en primer lugar a los pobres. En 17 países donde reside más del 25% de la población mundial, la agricultura basada en el agua, la industria y las ciudades, consumen anualmente 80% o más del agua dulce superficial y subterránea disponibles. Cuando hay periodos de sequía que se han multiplicado por el calentamiento global, la provisión de agua se hace difícil, y los países más pobres se acercan al temido escenario denominado como “el día cero” donde de los grifos dejará de salir agua por haberse agotado las reservas. El Presidente del Instituto de Recursos Mundiales afirma que “el estrés hídrico es la mayor crisis de la que nadie habla”. Así, la India, el segundo pais más poblado del mundo, tiene riesgos muy altos. Está en el lugar 13 del ranking de países en riesgo del Instituto. Su sexta ciudad en población Chennal sufrió en junio del 2019 una fuerte sequía que la dejó sin agua.

Brasil tiene del 12 al 16% de las reservas de agua mundiales, sin embargo, las sequías y la pérdida de manglares hacen que Sao Pablo, su mayor ciudad, se esté secando. Chile sufre una  de las peores sequias de su historia. Lleva 11 años con precipitaciones pluviales menores a las normales. Un 76% de su superficie está afectada por la sequía; en su capital Santiago, el déficit de agua es superior al 80%. El propio Presidente Piñeira ha declarado que Chile se consideraba un país con abundancia de agua, pero “el calentamiento global y el cambio climático cambiaron la situación quizás para siempre”.

…adiós a los glaciares

Un sexto de la población mundial vive del agua que se funde de los glaciares de de las principales cordilleras, pero los aumentos récord de las temperaturas están fusionando esos glaciares y disminuyendo las reservas disponibles de agua.  

El crecimiento sin parangón de los incendios en las selvas del Amazonas, incentivado por las políticas oficiales, está reduciendo “el pulmón del mundo”, y contrayendo las lluvias. Uno de los efectos adicionales es la destruccion de los humedales; el millón de indígenas en pobreza que viven en él, tiene dificultades en ascenso para sobrevivir ante las condiciones ambientales cada vez más adversas.

En una vision de conjunto, la ONU estima que en los próximos 10 años, 700 millones de personas, la mayoría de ellas, pequenos campesinos, deberán desplazarse ante el aumento de los gases de efecto invernadero y sus impactos sobre la erosión de las tierras cultivables, así como la disponibilidad de agua para la agricultura.

La vulnerabilidad se presenta mayoritariamente para las mujeres

Las mujeres pobres están en la primera línea de los afectados por el cambio climático, lo que acentúa las desigualdades de género. En efceto, se estima que el 80% de las personas desplazadas por el cambio climático son mujeres. Por otra parte, dedican muchas horas diarias a la búsqueda de agua. Según Oxfam, en la región subsahariana son el 75% de la mano de obra. Afrontan mayores riesgos en los desastres naturales. En el Tsunami asiático del 2004, el 70% de las víctimas fueron mujeres.

Dos historias paralelas

La desigualdad en vulnerabilidad puede significar la privación incluso del derecho a la vida. Lo muestran los grandes desastres naturales que sufrieron en epocas muy cercanas, Haití en el 2010, y Japón en el 2011.

Haití tiene un 80% de sus habitantes en pobreza y defensas muy debiles para proteger a la población. Estalló hace poco un terremoto de gran intensidad. Los pobres quedaron sin protección alguna. Se estima que hubo 316,000 muertos, 30,000, heridos, y quedaron deslplazados y sin hogar un millón y medio de personas.

En Japón hubo un terremoto de intensidad mayor al de Haití, y un Tsunami combinados; asimismo estalló una usina nuclear; pero como diferencia, tiene un Estado muy sólido que ya había puesto muros marinos en el 40% de su costa, protecciones multiples para estos casos, y muy eficientes servicios de emergencia. Hubo 16, 000 personas fallecidas y 6,000 heridas.

Una conclusión

Lo que está sucediendo con el medio ambiente decidirá el futuro de la humanidad. The Guardian el prestigioso periodico inglés ha dado un ejemplo de cómo debe ser transmitido. Ha suplantado en todas sus referencias al tema los términos «cambio cliimático» por el de «emergencia climática» o «crisis climática». Su editora, Katherine Viner explicó al hacerlo: “Tenemos que enfrentarlo ya y cada día cuenta”.  Ha ido incluso más lejos, pues decidió no aceptar mas avisos de las industrias que producen energía sucia. En el ambito jurídico, la Corte Suprema de Justicia de Holanda tomó una decision sin precedentes: la ONG Urgenda, demandó al Estado por las emisiones contaminantes. Luego de varios años de lucha ha ganado el litigio, en cuya sentencia la Corte de aquel país obligó al Gobierno a reducir, para el 2020, el 25% de las emisiones de dióxido de carbono, respecto de las que existían en 1990. La sentencia es simple y firme: «los peligros del cambio climático pueden afectar el derecho a la vida de los habitants de este país”.

Todos son afectados por el problema, pero como se ha mostrado, en primer lugar los pobres. Su vulnerabilidad es mucho mayor.  El calentamiento global y el deterioro ambiental exhacerban aún más los altísimos niveles de desigualdad. El tema debe tener la más alta prioridad. Es una violación flagrante de los derechos humanos de los desfavorecidos, y va en sentido contrario a la ética mas basica.

*El dr. Bernardo Kliksberg es autor de 66 obras de extendida difusion, traducidas a diversos idiomas. Entre ellas, “Primero la Gente” escrita con el Premio Nobel Amartya Sen (publicada en espanol, ingles, chino y portugues). Ha obtenido el grado de Doctor Honirs Causa por 15 Universidades de diferentes países.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...