Seleccionar página

México no es Norteamérica como creía, pero tampoco se siente de los neustros

por Carlos Heredia

En América Latina, México está en la orfandad, solo ante Trump 


Cito a Susana Malcorra, la canciller argentina: ‘Latinoamérica no es más dura con Trump porque México no lo pide, busca un acercamiento (con Trump).’

Mexican-Trump.jpg

Y si México pidiera el respaldo latinoamericano, ¿qué nos dirían? ¿qué nos van a contestar los guatemaltecos, hondureños y salvadoreños, cuyas mujeres en tránsito por México se toman la ‘píldora mexicana’ porque saben que van a ser violadas?  Además, con honrosas excepciones, a sus gobiernos tampoco les interesa tanto la suerte de sus compatriotas pobres, que huyen de todo tipo de violencias.

Veamos qué nos dice el periodista colombiano Sergio Ocampo Madrid (‘Dispongan de mi visa a Estados Unidos’, El Tiempo, Bogotá, 13 febrero 2017): ‘El muro de Trump no rechaza a México, nos rechaza a todos.  México alza su voz airada contra el racismo gringo, pero ‘algún día, por humanidad, por justicia, por verdad, los mexicanos deberán explicarle al mundo sobre esas fosas comunes donde terminaron quién sabe cuántos latinoamericanos pobres y desesperados.’

Continúa Ocampo: ‘en América Latina estamos lejísimos de una conciencia común, de un proyecto real de unidad más allá de la falsa integración económica, que pone de acuerdo a los ricos de cada país para ayudarse en sus intereses.’

Adivine usted a qué presidente latinoamericano se refiere esta frase: A él no le importan las instituciones ni las leyes, sino únicamente en la medida en que aparecen como obstáculos a su objetivo permanente de cleptócrata autoritario, que busca la satisfacción personal inmediata, sin importarle para nada los ciudadanos ni las tradiciones políticas.

¿Alude acaso a Mauricio Macri, presidente de Argentina?  Muchos de sus compatriotas creen que el inquilino de la Casa Rosada ha favorecido a las empresas de su padre, Franco Macri, con la renegociación de una deuda de 300 millones de dólares con el Estado argentino.

¿Describe quizá a Enrique Peña Nieto?  Veamos: la Casa Blanca, OHL, Odebrecht/Pemex, los negocios con la gasolina importada, más lo que se acumule en los próximos 21 meses…

La diferencia es que al sur del río Suchiate sí investigan. En Argentina al menos un fiscal pidió imputar al presidente Macri por presunto perjuicio al Estado.  En el Perú el presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) pidió al presidente Trump extraditar al expresidente Alejandro Toledo, implicado en la trama Odebrecht, mientras PPK dice que el muro de Trump es un crimen.  En Brasil, tres integrantes del gabinete han sido acusados en la trama y el propio presidente Michel Temer podría ser investigado.

La cita en cursivas es de Timothy Snyder, historiador de la Universidad de Yale, y se refiere a Trump, quien acumula conflictos de interés por mezclar sus negocios familiares con su quehacer en la Casa Blanca.

Continúa Ocampo: ‘somos acomplejados del subdesarrollo; de estar en occidente, según dicta la cartografía, pero de no estarlo en los imaginarios ni gozar de membresía real.’

Los mexicanos no gozamos de membresía real en América del Norte.  EL UNIVERSAL nos informa el 16 de febrero que Ottawa y Washington renegocian el TLCAN sin México.

Paradojas de la vida: nuestros migrantes en Estados Unidos no quieren regresar al país que los expulsó porque persisten acá la corrupción y la violencia, y EPN se resiste a declarar el muro como un acto hostil; quiere dejar la puerta abierta por si se ofrece después del 1 de diciembre de 2018, a causa de la corrupción y la violencia que caracterizaron su sexenio.

Con el muro, Trump nos recuerda que no somos Norteamérica, pero dicen los de abajo que tampoco queremos estar con ellos. Oficialmente hemos sido declarados huérfanos.

México Social reproduce este artículo con autorización del autor para fines estrictamente de divulgación y sin ánimo de lucro. Este artículo fue publicado en El Universal el día 17 de febrero de 2017, su reproducción es autorización expresa del autor. 

exto publicado con autorización del Centro de Colaboraciones Solidarias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...