Seleccionar página

Mujeres: libertad y complejidad en la obra de Sandra Becerril

Mujeres: libertad y complejidad en la obra de Sandra Becerril

Sandra Becerril es una escritora mexicana, nacida en la ciudad de México, el 24 de mayo de 1980. Ha escrito desde guiones cinematográficos y documentales, pasando por el cuento y la novela; todo en el ámbito del terror y la literatura de suspenso.


En sus obras de mayor estructura y logro literario, sus personajes son mujeres de una estructura psicológica y existencial compleja, quienes se ubican permanentemente en contextos de adversidad; son mujeres víctimas, que no se victimizan a sí mismas; mujeres que viven el dolor y la soledad, pero que no transportan la histórica noción de la culpa; y que enfrentan a un orden institucional diseñado para dificultar la vida y limitar o restringir la libertad de las personas, y particularmente de las mujeres.

En Valle de Fuego (donde Mía es el personaje central) y en Tu Cadáver en la Nieve (donde Maya es la protagonista), conduce al lector de terribles escenarios de sangre e intrigas que, además de ubicarnos en los senderos de las pasiones humanas más intrincadas, también exige construir una mirada de mujer: se trata de una cuestión que descentra la perspectiva de la mujer “tradicional”, pero tampoco construye un “modelo” de lo que debe o no ser “lo femenino”.

La apuesta de Sandra Becerril parece dirigirse hacia una mirada de libertad, de liberación, en la que el ser mujer no tiene un contenido específico. Y por ello, el hecho de que sus personajes viven atrapadas en redes pasionales, en escenarios fantasmagóricos, en el fondo siempre está la perspectiva de la liberación; de la autonomía y de la existencia abierta a múltiples posibilidades.

En su texto sobre Género en disputa, Judith Buttler argumenta cómo hay una construcción de lo que es la construcción de los sujetos, y cómo esa construcción tiene una dimensión siempre política, pues implica una configuración excluyente de los otros, a la vez que una visión identiaria, que se concreta en un orden jurídico e institucional. De ahí, Butler deriva acertadamente que el propio concepto de mujeres es problemático, pues nunca es suficientemente exhaustivo, y sobre todo lo es porque la noción del género intersecta con otras nociones culturales e históricamente contextuales como la pertenencia étnica, la condición económica, la orientación sexual, etcétera.

Desde esta perspectiva, las mujeres en la obra de Sandra Becerril no están encasilladas en definiciones implícitas o estereotipadas. Antes bien, son seres complejos que viven, quizá, en lo que Kudera hubiese concebido como la levedad del ser, pero que al mismo tiempo viven y padecen sus opuestos: la pesadez de la existencia de la que no pueden (¿no quieren?) desprenderse.

De Las Vegas a Chicago, Valle de Fuego y Tu cadáver en la nieve llevan a pensar en las ideas vertidas por Cixous en “La risa de la medusa”: “Es necesario que la mujer se escriba; que la mujer escriba de la mujer y haga venir a las mujeres a la escritura”. Pero ese traer a las mujeres a una nueva narrativa y a una forma de ser escritas, también exige una constante apertura; una búsqueda de subversión de la edificación deontológica de lo que significaría o sería referente del ser mujeres.

Quizá lo único que se extraña en estas novelas es una mayor densidad filosófica e histórica, en el sentido de Benjamin o Blanchot; y es que a la investigación que hay en torno a las novelas, y la solidez que tiene en su ubicación espacio-temporal, se antoja como necesaria la inclusión de estos otros elementos del lenguaje mayor, contenidos en otras escritoras como Virginia Woolf, Gabriela Mistral o, en México, Rosario Castellanos.

Pero esto, más que una posible ausencia en sus novelas, es más bien un deseo de lector. Habrá que seguir de cerca sus nuevas creaciones y sondar hasta dónde nos lleva, además de las complejas urdimbres del terror psicológico, a las profundidades de los dilemas y disputas en torno a la urgente y necesaria construcción de sociedades igualitarias entre mujeres y hombres.

Ve a Sandra Becerril en Sillas Bacantes, en entrevista con Saúl Arellano: https://www.youtube.com/watch?v=xMw3jnvm4Io&t=12s

Te puede interesar también: «SOÑAR CON LOS OJOS DE CARONTE: UNA LECTURA DE LAS PESADILLAS DE AQUELLOS CUATRO»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...