Seleccionar página

Obesidad y etiquetado de alimentos| Invitado: Simón Barquera

La aprobación del etiquetado de alimentos frontal en México coadyuvará a combatir la epidemia de sobrepreso y obesidad que se viven en el país. Actualmente, tres de cada 10 niños mexicanos tienen sobrepeso u obesidad, así como siete de cada 10 adultos (ENSANUT, 2016).

Asimismo, más de 58% de la energía total (kilocalorías) consumida por los mexicanos proviene de alimentos procesados. A nivel mundial, la dieta y los hábitos de alimentación han atravesado por cambios sustanciales durante los últimos 30 a 40 años: el consumo de kilocalorías per cápita ha incrementado 580 kcal/día (INSP).

Se estima que en el país más de 70% de las muertes en adultos son por causa de las enfermedades crónicas no transmisibles. Se ha calculado que para atender la obesidad se gastan más de 250 mil millones de pesos al año en todo el país.

ALGUNAS RECOMENDACIONES DE LA OMS PARA UNA ALIMENTACIÓN SANA SON:

• Las grasas no deben superar el 30% de la ingesta calórica total.

• La ingesta de grasas saturadas debe representar menos del 10% de
la ingesta calórica total, y la ingesta de grasas trans, menos del 1%.

• El consumo de grasas se debe modificar a fin de reducir y suprimir
las grasas saturadas y trans, en favor de grasas no saturadas.

• Lo más recomendable es reducir el consumo de azúcar a menos del
5% de la ingesta calórica total.

• Mantener el consumo de sal por debajo de 5 gramos diarios
(equivalentes a menos de 2 g de sodio por día) ayuda a prevenir la
hipertensión y reduce el riesgo de cardiopatías y accidente
cerebrovascular entre la población adulta

• Los Estados Miembros de la OMS han acordado reducir el
consumo de sal entre la población mundial en un 30% para 2025.

• También acordaron detener el aumento de la diabetes y la obesidad
en adultos y adolescentes, así como el sobrepeso infantil para 2025.

El etiquetado de alimentos actual

El actual etiquetado en alimentos y bebidas es conocido como GDA (Guías Diarias de Alimentación) y fue diseñado y propuesto por la industria e implementado en 2014 por la Cofepris.

Los expertos consideran que este formato:
• No tiene un sustento científico.
• No sigue las recomendaciones de organismos internacionales, como la OPS, la OMS, la FAO o el UNICEF, ni de institutos de salud pública.
• Dificulta la posibilidad de elegir opciones saludables.

EN CAMBIO, UN ETIQUETADO DE ADVERTENCIA:

  • Coloca sellos negros en forma de octágono que identifique azúcar, sal, grasas y contenido calórico absoluto.
  • Coloca sellos para sustancias como los edulcorantes no calóricos y la cafeína.
  • Elimina imágenes “atractivas” en productos de alto contenido calórico.

Comité de expertos

El 21 de noviembre de 2017, la Secretaría de Salud solicitó al Instituto Nacional de Salud Pública la constitución de un grupo de expertos académicos en etiquetado, independientes y libres de conflictos de interés, para emitir una postura para contribuir al desarrollo de un sistema de etiquetado para productos industrializados

El objetivo fue que este grupo proporcionara información útil para facilitar la decisión de compra, identificando el contenido de energía, nutrimentos e ingredientes en los componentes, cuyo exceso en la dieta puede ser perjudicial para la salud como azúcares añadidos, sodio, grasas totales, grasas saturadas y energía.

Postura del grupo de expertos sobre el etiquetado de alimentos

  1. El sistema de etiquetado frontal debe basarse en recomendaciones internacionales y nacionales.
  2. Un grupo libre de conflictos de intereses deberá diseñar el sistema de etiquetado frontal en México con criterios de transparencia.
  3. Es fundamental considerar un perfil nutrimental único para las políticas de etiquetado, restricción de la promoción y venta de alimentos en escuelas y regulación de publicidad para aportar a la congruencia, consistencia, armonización y facilidad para su implementación.
  4. El énfasis del etiquetado debe ser únicamente en proporcionar información de fácil comprensión sobre ingredientes cuyo alto consumo es nocivo para la salud: azúcar, grasas saturadas, grasas trans y sodio, así como la energía total.

Conclusión

En México se requiere de un etiquetado de advertencia para ingredientes
críticos en los alimentos similar al que se propone en Chile, Brasil, Perú y
Canadá por las siguientes razones:

  • Cuenta con la mejor evidencia científica sobre su facilidad de comprensión.
  • Es el mejor comprendido en la población mexicana.
  • Al ser más simple, permite la toma de decisión en unos cuantos segundos.
  • Existe evidencia de que puede ser comprendido incluso por niños.
  • Es un sistema recomendado por la Organización Panamericana de la Salud y otras organizaciones internacionales y nacionales.
  • Se ha comprobado que contribuye a elecciones más saludables.
  • Se ha comprobado que promueve la reformulación de productos con un perfil poco saludable en un tiempo reducido.
  • Contribuye a proteger el derecho a la alimentación amparado por la Constitución desde 2011

Lee también: «ETIQUETADO FRONTAL DE ADVERTENCIA, UN PASO URGENTE PARA ENFRENTAR EPIDEMIA DE SOBREPESO Y OBESIDAD EN MÉXICO»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas

Cargando...